Transparencia

Estrategia para bajar precios y Ancap en la visita del FMI

Sugirió más esfuerzo fiscal, criticó acuerdo de precios y remarcó reservas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Reuters.

Para el Fondo Monetario Internacional (FMI) "con una gestión económica adecuada, Uruguay debería estar bien posicionado para capear la desaceleración reciente". Aún así, el organismo realizó advertencias y recomendaciones sobre la consolidación fiscal, la inflación, la intervención cambiaria y hasta la situación en la petrolera estatal Ancap.

Todo eso forma parte de documentos del staff técnico del FMI —que estuvo en Uruguay entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre pasado— que el organismo liberó ahora. El equipo del organismo encabezado por el holandés Jan Kees Martijn mantuvo reuniones con el ministro de Economía Danilo Astori, el subsecretario de esa cartera Pablo Ferreri, el presidente del Banco Central Mario Bergara, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto Álvaro García y otras autoridades no especificadas.

Esa visita del staff del FMI fue en el marco del artículo 4°, por el que el organismo revisa junto a las autoridades de cada país miembro (tenga o no programa de créditos con el Fondo) la marcha de la economía.

"En este momento de incertidumbre regional mayor, se recomienda aumentar la credibilidad de los objetivos de las políticas fiscales y monetarias a mediano plazo, que complementarían los anortiguadores de Uruguay para capear las crisis económicas y financieras", indicó Kees Martijn, según el documento.

El Fondo identificó como fortalezas de la economía que en "los últimos cinco años, el crecimiento ha sido mayor que en los países vecinos", que "los mercados financieros internacionales han reconocido la estabilidad de Uruguay" y "las fuertes reservas financieras". Sobre las reservas apuntó que equivalen a 29% del Producto Interno Bruto (PIB) —lo que cubre 14 meses y medio de importaciones— y están "cómodamente por encima" de la cota de suficiencia de la métrica del FMI.

Agregó que "también se ha distinguido a través de la gestión prudente de la deuda".

Otro aspecto favorable es "el contenido agrícola" de las exportaciones de materias primas "hace que el país sea menos vulnerable que otros exportadores de materias primas a una desaceleración o mayor reajuste (del modelo) de China de inversión a consumo", indicó. A su vez, "la correlación positiva entre los precios de las materias primas agrícolas y los precios del petróleo ha proporcionado hasta ahora una cobertura natural".

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

Riesgos y alertas.

El FMI señaló que el crecimiento se mantendrá "tibio" este año en 1,4% (ver proyecciones) y advirtió que "un endurecimiento en las condiciones financieras globales podría elevar el costo de financiamiento" y que "la elevada proporción de no residentes como tenedores de deuda pública de Uruguay puede plantear un riesgo externo".

Ante ello, "las autoridades en general estuvieron de acuerdo con la perspectiva del personal (del Fondo), pero ven menores riesgos de contagio regional" a la vez que un "crecimiento algo mayor" del PIB en 2016.

Respecto a la inflación, el FMI manifestó que "se necesita una estrategia integral y más eficaz de desinflación" para "ponerla en una trayectoria descendente". El organismo espera que la inflación siga "por encima del objetivo" del gobierno de entre 3% y 7% "hasta el 2018" (actualmente está en 9,68%). Esa estrategia, "consiste en mantener una política monetaria restrictiva, con el apoyo de una política fiscal prudente, eliminando la indexación hacia atrás de los salarios". Esto último es el correctivo que se aplica cuando la suba de precios supera la prevista en la negociación salarial.

"Por otra parte, una estrategia global, no debería necesitar de acuerdos de precios con los proveedores de bienes para reducir las presiones de inflación temporalmente".

El organismo argumentó que "la reducción de la inflación promovería la desdolarización" de la economía y "crearía margen para utilizar la política monetaria como herramienta anticíclica".

De acuerdo al documento, "al explicar la persistencia de la inflación, las autoridades (uruguayas) señalaron la todavía fuerte demanda interna, así como la inercia de los precios de bienes no transables, derivada en parte de la indexación de los salarios". Además, "enfatizaron" en que las políticas son "coherentes" con una "política monetaria contractiva, una política fiscal prudente y pautas salariales que amortiguan el impacto de la indexación" y "consideraron que los acuerdos de precios tuvieron un papel complementario útil, ayudando a anclar las expectativas".

A su vez, el FMI dijo que "el tipo de cambio flexible de Uruguay ofrece una herramienta clave para absorber los shocks externos". Sin embargo, advirtió que las "amplias reservas" que posee el gobierno y que constituyen un "amortiguador" a los shocks, "podrían erosionarse prematuramente con intervenciones cambiarias prolongadas".

En el plano fiscal, el Fondo dijo que "las autoridades deben conseguir una mejora del superávit primario (antes del pago de deuda) a 1% del PIB en 2019 para estabilizar la deuda neta". Evaluó que el Presupuesto "combina adecuadamente la atención a la consolidación fiscal con los esfuerzos para apoyar el desarrollo de infraestructura y objetivos sociales clave".

El documento indicó que "las autoridades han reafirmado su compromiso con una reducción del déficit fiscal a 2,5% del PIB en 2019 e "hicieron hincapié en la posibilidad de revisar el Presupuesto en 2017 para cumplir con este objetivo".

Ve "limitado espacio" para políticas anticíclicas.

El FMI indicó en su visita que "el fortalecimiento de la credibilidad de los objetivos de política fiscal y monetaria en el mediano plazo, podría anclar más firmemente las expectativas y la confianza, tanto a nivel nacional como en los mercados financieros internacionales". En el actual contexto, "reforzar los marco presupuestales y monetarios podría promover condiciones más favorables para los créditos internacional y reducir la volatilidad económica", evaluó. Por otro lado, el Fondo afirmó que "en el corto plazo —hasta que la consolidación fiscal haya sido totalmente arraigada y la inflación esté cómodamente dentro de su rango objetivo (entre 3% y 7%)— sólo hay un limitado espacio para políticas contracíclicas que contrarresten los shocks externos adversos al crecimiento". Asimismo, el FMI señaló que "podría haber oportunidades para la diversificación del portafolio de monedas (en que está) la deuda y para la profundización del mercado local de bonos".

Fortalecer a Ancap antes que bajar naftas.

"Una intervención del Estado en Ancap combinada con los bajos precios del petróleo debería proporcionar una oportunidad para mejorar la situación financiera de la empresa", dijeron los técnicos del FMI. "Ancap se está beneficiando de los menores precios globales del petróleo que, dado el limitado pasaje a los precios internos, debería ayudar a la compañía a recuperar su posición financiera. De cara al futuro, nuevos aumentos de eficiencia serán fundamentales, y deben generar el ámbito para permitir que los precios se ajusten de acuerdo con el mercado mundial, basado en una fórmula transparente (y el mantenimiento de un impuesto apropiado que cubra el costo ambiental del combustible)", añadió el organismo.

Expresó que "la deuda de Ancap a fines de octubre de 2015 se estimaba en US$ 1.400 millones, la mitad de la cual se debe a bancos" y "más de la mitad estaba nominada en dólares". Según los técnicos del Fondo, "el riesgo cambiario se ve agravado por el hecho de que todas las importaciones de petróleo también están nominadas en dólares". Además, "gran parte de la deuda es a corto plazo, lo que genera un riesgo de renovación y, un 40% es a tasa variable, lo que implica un riesgo de tipo de interés serio en el contexto de endurecimiento de las condiciones financieras globales", criticó el documento.

El Fondo analizó que "las pérdidas" del ente en los últimos años, "pueden ser explicadas por los altos costos de distribución y los niveles altos de gasto entre 2009 y 2014 que aumentaron el endeudamiento y los costos de servicio de la deuda de Ancap".

Por su parte, el gobierno transmitió a los técnicos del FMI que "ven a restauración de la solidez financiera de Ancap como requisito previo para una disminución de los precios de los combustibles".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)