Piden extender seguro de paro

Exobreros de Urupanel cobrarán sus créditos laborales

Los trabajadores de la empresa Urupanel cobrarán sus créditos laborales. El anuncio lo realizó el secretario general del Sindicato de Obreros de la Industria Maderera (Soima), Fernando Oyanarte, tras la movilización realizada por un grupo de trabajadores en reclamo de mayor injerencia por parte del gremio para encontrar una solución.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Asamblea de trabajadores de Urupanel. Foto: José Esteves.

El jueves, el sindicato realizó una asamblea informativa para dejar constancia que continúa trabajando en el reclamo de las fuentes laborales. La semana pasada, José Morales, integrante del comité de base del Soima en Urupanel reunió a cerca de un centenar de obreros para reclamar que el gobierno brinde señales claras a los trabajadores de la industria maderera y para que el sindicato tome una posición "más combativa".

"Nosotros estamos dispuestos a movilizarnos para reclamar por nuestras fuentes laborales, pero no por nuestros créditos laborales, los cuales ya los tenemos garantizados", dijo Oyanarte a El País.

Ante la presión planteada por ese grupo de trabajadores, el Soima convocó a la asamblea para informar a los trabajadores que el concurso de acreedores no se realizará. Está previsto que la empresa de capitales chilenos Frutifor comience a instalarse a mediados de año.

A su vez, confirmó que 288 trabajadores de Urupanel solicitaron la extensión del seguro de desempleo y se está a la espera de una respuesta del Poder Ejecutivo luego de Semana Santa.

El proyecto de los inversores chilenos que prevé emplear a alrededor de 80 trabajadores continuará trabajando la línea de MDF (tableros y contraenchapados destinados a la construcción), desmontará la parte de paneles e instalará un aserradero.

Al desmontarse ese sector de la industria, dejará de funcionar el sector que demandaba más cantidad de mano de obra (unas 350 personas).

El martes 29 de julio de 2014, la maderera Urupanel (que estaba en manos del grupo ecuatoriano Cotopaxi) cerró sus puertas sin previo aviso y dejó sin trabajo a 420 trabajadores que fueron enviados al seguro de desempleo a partir de los primeros días de agosto.

La preocupación por el cierre de la maderera llegó hasta el gobierno y el entonces presidente José Mujica buscó —durante una visita oficial a Finlandia— inversores para el proyecto en Tacuarembó. Pero las gestiones gubernamentales no tuvieron el efecto deseado.

Ahora un grupo de trabajadores reclama una solución para que ese mano de obra puede ser reincorporada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)