HAY VARIOS FRENTES ABIERTOS

Los expertos identifican cuál es el principal problema de la economía

¿Inflación, déficit fiscal o estancamiento? Gobierno y analistas responden.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El de Economía tiene dos preocupaciones: inflación y déficit fiscal. Foto: G. Pérez

La inflación anualizada a mayo llegó a 11% y lleva ya cuatro meses por encima de 10%. El déficit fiscal en los 12 meses cerrados a abril alcanzó al 4% del Producto Interno Bruto (PIB) y el gobierno planea medidas de ajuste (ver nota en página A5). El PIB creció 1% en 2015 y los analistas prevén que este año la expansión sea menor a 1% o nula en algún caso.

¿Cuál es el principal problema macroeconómico que enfrenta hoy Uruguay? ¿Es el déficit fiscal? ¿Es la inflación? ¿Es el estancamiento de la economía?

El gobierno aplica un esquema de "múltiples objetivos" en el que prioriza diferentes variables a nivel macro, según la atención que requieran. Según el presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara "los dos focos principales de preocupación" son la inflación y las cuentas fiscales. Además, sostuvo que "estamos lejos de una situación crítica".

Entre los analistas consultados por El País, las visiones son disímiles. Algunos se inclinan por la actividad económico como el principal problema atender, otros ven al déficit y otros creen que todos a la vez.

La economista de Deloitte Florencia Carriquiry sostuvo que la inflación no es el mayor inconveniente y señaló, en cambio, a la desaceleración de la actividad.

En segundo lugar ubicó al déficit fiscal, aunque recordó que el gobierno ya anunció medidas para tratar de reducirlo.

En la misma línea, un informe del Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) indicó que en el caso de que la economía no lograra retornar a una senda de crecimiento próxima a los niveles potenciales de largo plazo, es "posible que las tensiones en el frente fiscal se vean incrementadas y la sostenibilidad de la deuda vuelva a estar comprometida".

El documento añadió que si bien las perspectivas de crecimiento para 2016 y 2017 serían muy moderadas, se espera un repunte de las tasas de expansión de la economía hacia finales del actual periodo de gobierno, fundamentado en mejores condiciones económicas regionales.

Por su parte, el economista de Oikos, Pablo Moya dijo a El País que por su efecto en el empleo la baja de la actividad "debería preocupar más".

Agregó que "claramente, la inflación es el segundo problema, ya que es la manifestación de otros desequilibrios como el fiscal". En ese frente fiscal "existen precios relativos desarbitrados y de productos de servicios del Estado que al tener el monopolio hay que pagarlos porque hay que cubrir las cuentas, el déficit", expresó.

El economista de KPMG Marcelo Sibille amplió el espectro de problemas en la economía. "Estamos llenos de problemas; son varios. Tenemos un problema de inflación hace tiempo, pero ahora tenemos otro con el déficit, con el crecimiento y estamos empezando a sumar el desempleo", dijo a El País.

"Esta todo dentro de lo esperado en un escenario como el que vivimos de shocks externos negativos y estancamiento económico", sostuvo Sibille.

"Si retomáramos el crecimiento económico a tasas saludables el problema del déficit fiscal mejoraría y el desempleo que todavía no lo es, pero hay riesgo que se transforme en uno, también se reduciría".

El economista calificó a la inflación como un inconveniente "un poco más crónico, porque es el menos nuevo, es algo que traemos desde hace años".

Para Sibille el "drama es que estamos en estanflación (inflación alta con estancamiento de la economía), que es un combo complicado". Señaló que "una forma de salir es que cambien los vientos, que mejoren las condiciones externas". Para el economista ese cambio externo llegaría durante el año próximo, fundamentalmente a través de una mejora de la situación en Argentina.

"También habrá que seguir propiciando las inversiones amigables. En el corto plazo, va a haber que aferrarse a los mástiles y esperar; hay poco margen para actuar desde las políticas económicas activas", manifestó Sibille.

El asesor independiente, Diego Vallarino indicó a El País que a principios de año se observaban tres problemas: el tipo de cambio, el déficit y la inflación. Y actualmente el déficit es el que, para Vallarino, configura la mayor preocupación.

"En el déficit fiscal la cosa esta bastante complicada y el 4% es mucho más complejo que el 11% de inflación", señaló. Añadió que ese déficit mantiene un problema estructural que no se "solucionará con el ajuste, con esta intervención".

Respecto a la inflación expresó que nota una "tendencia hacia la estabilización por un doble factor: que el tipo de cambio se moderó y que hay un problema de enfriamiento de la economía que baja el consumo".

Por último, el economista de Vixion Consultores, Aldo Lema manifestó a El País que "la inflación es uno de los cuatro principales desequilibrios que tiene la economía, que se agrega al déficit fiscal, su gemelo el déficit en cuenta corriente y los problemas de competitividad".

Lema concluyó que "sin una mejora en el entorno externo o una corrección de estos de estos desequilibrios, es improbable que Uruguay salga del escenario cuasi recesivo que enfrenta y retome un ritmo de crecimiento sostenible. Estos desequilibrios se gestaron en la bonanza y como era previsible, se han profundizado en la adversidad.

"El 11% no es una espiral".

El ministro de Economía, Danilo Astori, sostuvo ayer que la presión inflacionaria es una de las principales preocupaciones macroeconómicas que tiene el país.

El jerarca sostuvo que el último empuje que tuvo la inflación haciéndola llegar a 11% sobre una base anual tiene "efectos bastante circunstanciales que una vez desaparecidos van a permitir reducir el efecto de este último empuje".

"No debe verse en este pasaje al 11% una especie de ingreso a una espiral inflacionaria incontrolable ni mucho menos. El peso de algunos alimentos en particular y sobre todo las frutas y hortalizas a raíz de los accidentes climáticos recientes y lamentables que tuvo el país se está viendo en la cifra de inflación del último mes, que se va a moderar seguramente durante el correr de este mes", indicó.

Bergara: "Los 2 focos son la inflación y el déficit; estamos lejos de situación crítica".

El presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara dijo en entrevista en el ciclo Encuentros en El País que "la inflación hoy es uno de los dos focos principales de preocupación junto con la situación fiscal". Bergara recordó que en el equipo económico "siempre decimos que tenemos múltiples objetivos en la política económica" y que eso "implica múltiples focos de preocupación".

Señaló que "históricamente teníamos la estabilidad cambiaria, la estabilidad financiera, la inflación y las cuentas fiscales" como problemas de atención a nivel macroeconómico. "Pero, no es menor recordar que hoy no estamos hablando del sistema financiero ni de los aspectos cambiarios como focos de preocupación", agregó.

Bergara manifestó que "tenemos una desaceleración económica notoria, condicionada en buena medida por la desaceleración global y la situación regional" y también "condicionada por el propio ciclo económico del Uruguay".

Explicó que "es natural que después de una década de crecer al 5% venga un período de crecimiento más bajo. Pero, estamos lejos de una situación crítica" y afirmó: "acá la economía no está cayendo, no tenemos una explosión de ningún tipo, cuando en el pasado las crisis se asociaban al sistema bancario y al tipo de cambio".

Se refirió al ajuste fiscal como "adecuación fiscal" porque "el tamaño importa" a los efectos de "catalogarlo como ajuste". Mientras el actual es de 1% del PIB, en el pasado eran de 6% o 7% del PIB, indicó.

"Estas medidas (ver página A5) son para evitar una situación de desequilibrio que en el futuro generara una situación más crítica que obligara a un ajuste fiscal de verdad", añadió Bergara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)