COMERCIO URUGUAYO

A fines de 1920, 80% de importaciones eran vehículos y combustibles

Hace casi 100 años el combustible y los vehículos representaban el 80% de nuestros gastos y por consiguiente eran el principal rubro de importaciones del país, que por cierto demandaba una cifra de inversiones o divisas muy alta de nuestro comercio exterior.

Pero hagamos una semblanza de lo que se importaba y exportaba a fines de los años 20.

En 1928 entraron del exterior a puertos del Uruguay 8.578 barcos con 14.6 millones de toneladas de registro, lo cual da un promedio de 1.700 toneladas por barco, o sea barcos bastante grandes para aquel tiempo. Según las estadísticas la mayor parte de estos ingresos procedían de Argentina y el resto de Estados Unidos, Alemania, Italia, Francia y España, en ese orden.

En 1928 los artículos de importación que excedieron el medio millón de pesos fueron los siguientres (en miles):

Naftas 7.715; autos, autobuses, camiones, chassis, repuestos, etc. 4.834; carbón mineral 3.508, azúcar refinada y en bruto 3.380; fuel oil 3.239; aceite de oliva 2.225; papas 1.976; kerosene 1.933 (1); yerba mate 1.769; aceite lubricante para motores 1.204; papel para diarios y litografía 1.196; madera de pino, 1.042; alambre galvanizado 941; chapas de hierro galvanizado para techos 831; cemento Pórtland 769; casimires de lana 688; hojalata 644; café en grano 546; piques 154.

Exportaciones.

Los países a los que exportábamos nuestros productos eran los siguientes (valores expresados en miles): Inglaterra 21.377; Alemania 13.780; Argentina 11.612; Estados Unidos 11.241; Francia 10.879; Bélgica 6.786; Italia 5.770; Rusia 2.775; Brasil 2.764; Holanda 1.815; Suecia 1.046; Cuba 710.

En los documentos que hemos encontrado de aquellos años, Inglaterra era el principal mercado de nuestras carnes y absorbía el 90% de la producción mundial.

En total las importaciones fueron por 38.594.000 de pesos, de los cuales 21.229.000 eran automotores y combustibles, lo que equivalía al 81%.

Estos datos son de 1928, año en que las exportaciones fueron por 101 millones y las importaciones por 93 millones de pesos. Este fue un año con superávit ya que años antes y después del 28 fueron de exportación deficitaria, lo que quiere decir más importaciones que exportaciones.

Como en 1928 aún no contábamos con represas hidráulicas, la única fuente de energía eran usinas que utilizaban el carbón como en Montevideo la usina Calcagno y en el interior motores diesel. Y el transporte automotor era a gasolina.

En 1929 se había creado un impuesto de 2 centésimos por bolsa de Pórtland importada para pagar el costo de construcción del edificio de la Facultad de Arquitectura y un local para el Museo Nacional de Bellas Artes.

En 1929 el segundo cliente más importante de las exportaciones uruguayas fueron Alemania, Italia e Inglaterra en primer lugar.

Una libra esterlina de oro valía pesos $ 4.70, 20 francos $ 3.73, 25 pesetas $ 4.66, doble águila $ 19.32, dólar $1.03.

Hablemos ahora de inmigrantes: en 1929 llegaron 16.037, de los cuales 3.303 eran españoles, 1.505 polacos, 1.505 lituanos, 1.504 rumanos, 1.380 italianos, 1.249 yugoslavos, 1.196 (otros).

En 1930 Montevideo tenía 570 mil habitantes entre los que se contaban 56.711 españoles, 39.306 itlianos, 14.385 argentinos, 14.385 rusos.

El 1º de enero de 1930 la población del Uruguay era de 1.850.443, lo cual significó un aumento de 807 mil habitantes desde 1908.

Tránsito.

A fines de los años 20 teníamos el comercio de tránsito entre el Mato Grosso y Montevideo que se había instalado unos 70 años y que en realidad era el nexo entre ese enorme Estado, que por entonces era uno solo con una superficie de más de un millón de kilómetros cuadrados y el Brasil atlántico.

Los barcos de cabotaje venían de Corumba y Cuiaba, cuyas terminales conocimos en años pasados, descargaban en Montevideo, y otros barcos brasileños venían de Santos y Río que levantaban estas mercaderías.

O eran nuestros propios barcos los que hacían el enlace. Estos barcos de cabotaje también dejaban en Montevideo carga en tránsito para el exterior y para consumo del Uruguay, Era un servicio atendido por tres naves: el “Uruguai”, “Argentina” y “Paraguai” de modernas líneas, que escalaban a Montevideo cada 10 días.

Por décadas y décadas Montevideo fue el enlace entre el Mato Grosso y el mundo. Pero hablando de tránsitos, el más importante que teníamos por esos años fue el que venía desde Santa Ana do Livramento por ferrocarril proveniente del frigorífico Armour do Brasil que era carne para Inglaterra y se cargaba en el Armour del Uruguay.

El Puerto.

Por último en estos raccontos del pasado no resistimos la tentación de librar un dato que seguramente no es muy conocido. Y se relaciona con la construcción del puerto de Montevideo. En efecto, el proyecto de 1898 habría tenido un costo hasta su inauguración de 34.5 millones de pesos oro, o sea 1.200 millones de dólares de hoy según el contador Juan Azzini. Nos falta agregar que el proyecto se hizo al contado pues el dinero había sido ahorrado desde años anteriores con un impuesto a las importaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)