EL NUEVO ESCENARIO REGIONAL

FMI, Itaú y JP Morgan ven a la economía uruguaya paralizada

Para el año próximo esperan que retome el crecimiento a tasa moderada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Werner sugirió reforzar la eficiencia del mercado laboral. Foto: Foto: IMF

El Fondo Monetario Internacional (FMI), el banco brasileño Itaú y el estadounidense JP Morgan coinciden en que la economía uruguaya está prácticamente paralizada.

Ayer, el Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI publicó en el blog del organismo "Diálogo a Fondo" un análisis titulado "En transición: Perspectivas para América Latina y el Caribe".

Respecto a Uruguay, dijo que "el crecimiento prácticamente se ha paralizado. Sin embargo, con la inflación bastante por encima del rango fijado como meta (de entre 3% y 7%) y la deuda pública en aumento, existe poco margen para la adopción de medidas contracíclicas".

Por ello, señaló que "los esfuerzos han de centrarse en reformas estructurales, como mejorar la calidad y la matrícula de la educación secundaria, modernizar la infraestructura y reforzar la eficiencia del mercado laboral para vincular mejor los sueldos a la productividad, con el fin de fomentar el potencial productivo de la economía".

El Fondo no reveló nuevas proyecciones sobre Uruguay.

Un diagnóstico similar tiene el banco brasileño Itaú, según un informe para clientes —al que accedió El País— titulado "Uruguay: Estanflación".

El banco revisó su previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2016 a 0%, desde el 0,6% en el escenario anterior. "El ajuste fiscal previsto para 2017 también nos lleva a reducir la previsión de crecimiento del PIB 2017 a 0,8%, desde el 1,2% anterior", añadió.

Según el Itaú, "la desaceleración responde no sólo al entorno regional negativo (recesión en Argentina y Brasil), sino también a la débil demanda interna".

Respecto a la inflación, indicó que "la dinámica de los precios no ha cambiado de manera significativa a pesar de la reciente apreciación nominal del peso y la política monetaria del control de los agregados monetarios. Mantenemos nuestras previsiones de inflación de 2016 y 2017 en el 10,8% y 9,8%, respectivamente".

A su vez, redujo su proyección de cotización del dólar para fin de año. "Esperamos monedas más fuertes en Brasil y Argentina y que no haya subas de tasas de interés de la Fed. Por lo tanto, hemos reducido nuestro pronóstico de tipo de cambio a $ 33 por dólar (desde $ 34 anteriormente) para fin de año y nuestro pronóstico para fin de 2017 a $ 37 pesos (de $ 38 anteriormente).

Por su parte, el JP Morgan también prevé crecimiento de 0% del PIB para este año y de 0,6% para 2017.

Respecto a la inflación, revisó a la baja su estimación para 2016 de 10,8% a 10,4% al "pronosticar ahora menos deslizamiento del tipo de cambio que antes" y la "desacelerando a 9,3% en 2017, suponiendo un déficit fiscal menor el próximo año", añadió.

Región.

En el blog y en una conferencia de prensa ayer en Washington, Werner marcó que "tras un comienzo difícil a principios de año, las condiciones tanto externas como internas en América Latina han mejorado. Pero las perspectivas para la región son todavía inciertas".

Es que "los precios de las materias primas se han recuperado con respecto al mínimo que registraron en febrero de 2016, pero se espera que permanezcan en niveles bajos en el futuro previsible. A esto se suma una interrupción, o incluso una reversión, de las fuertes depreciaciones del tipo de cambio en algunas de las mayores economías de la región", apuntó el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo.

Werner señaló que "tras una leve contracción de la actividad en la región en 2015, prevemos que este año la actividad económica se contraiga 0,4% (una ligera mejora frente al -0,5% de las proyecciones de abril de 2016), con una reactivación moderada del crecimiento en 2017 a 1,6%".

Sobre Brasil, dijo que "se prevé que la desaceleración económica toque fondo este año, y en 2017 la actividad económica debería registrar cierto crecimiento positivo, aunque el elevado nivel de desempleo impondrá un lastre a la demanda interna".

Respecto a Argentina, el FMI prevé una retracción de 1,5%, contra una estimativa de 1% indicada en abril. "El ajuste de los precios relativos en el primer semestre de 2016 (...) ha acelerado la inflación y perjudicado el consumo privado", indicó.

Sobre Venezuela, Werner señaló que "es el país con el peor desempeño en términos de crecimiento a nivel mundial y el peor desempeño inflacionario a nivel mundial". El FMI prevé una contracción económica de 10% y una inflación de 700%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)