también acotó previsión para 2016

FMI bajó la proyección de crecimiento para Uruguay a 2,5%

El organismo publicó esta mañana el informe Perspectivas Económicas Mundiales en el marco de las reuniones anuales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Asamblea anual del FMI y el BM. Foto: Reuters

“Seis años después de que la economía mundial emergiera de la recesión más amplia y profunda desde la posguerra, la vuelta a una expansión robusta y sincronizada sigue siendo incierta”, ese es el panorama que presentó el director del Departamento de Investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI), Maurice Obstfeld, en Lima, donde se desarrolla la reunión anual del FMI y el Banco Mundial.

El organismo divulgó el informe Perspectivas Económicas Mundiales (WEO por sus siglas en inglés) donde señaló que “el crecimiento mundial disminuyó en el primer semestre de 2015 como consecuencia del ahondamiento de la desaceleración de los mercados emergentes y del debilitamiento de la recuperación de economías avanzadas. En este momento, está proyectado en 3,1% para 2015 en su conjunto, cifra ligeramente inferior a la de 2014 y 0,2 puntos porcentuales por debajo de los pronósticos de la actualización de julio de 2015”.

Para la economía uruguaya, el FMI bajó la proyección de crecimiento de 2,8% a 2,5% para este año según divulgado hace minutos.

Para 2016, la estimación del FMI es de un crecimiento de 2,2% frente al 2,9% que proyectaba en abril.

A su vez, elevó la proyección de inflación para este año de 7,9% a 8,4% y para 2016 de 7,5% a 8,1%.

Respecto a la situación de Brasil Obstfeld indicó que el Fondo proyecta que el Producto Interno Bruto (PIB) de la mayor economía de América del Sur, caiga 3% este año y 1% el próximo, “pese a que en los dos años se estima crecimiento negativo, hay una mejora” en 2016.

Según el Fondo, “las perspectivas de crecimiento de los mercados emergentes varían mucho según el país y la región, pero en términos generales las perspectivas se están ensombreciendo, y las proyecciones apuntan a una contracción del crecimiento por quinto año consecutivo. Esto refleja una combinación de factores: debilitamiento del crecimiento de los países exportadores de petróleo; desaceleración de China, con menor dependencia de la inversión focalizada en la importación; etapa de ajuste tras los auges de la inversión y el crédito; y perspectivas menos favorables para los países exportadores de otras materias primas, incluidos los de América Latina, tras las caídas de precios de otras materias primas, así como las tensiones geopolíticas y los conflictos internos en una serie de países”.

De hecho, para América Latina, el FMI rebajó la proyección de un crecimiento del de PIB de 0,5% que estimaba en la actualización de julio a una caída de 0,3% del PIB. Para 2016, estima que la economía regional crezca 0,8% (frente al 1,7% de julio).

“Los flujos de capital destinados a los mercados emergentes se han desacelerado en los últimos trimestres, y el despegue de la tasa de política monetaria estadounidense —actualmente en el límite inferior cero— probablemente conlleve cierto deterioro de las condiciones financieras externas”, indicó el informe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)