el organismo internacional se refirió a la situación en brasil

FMI: recuperación exige voluntad política para devolver confianza

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, consideró fundamental que Brasil restaure la "credibilidad" y la "confianza" para retomar la senda del crecimiento económico

La clave para que Brasil retome el crecimiento económico positivo es restaurar la "credibilidad" y la "confianza", en primer lugar través de un acuerdo político de consenso, afirmó hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI)

"Nuestro escenario en Brasil es que al final del día el sistema político llegue a ciertos acuerdos", señaló Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

En rueda de prensa, en el marco de la Asamblea Anual que el organismo celebra conjuntamente con el Banco Mundial en Lima esta semana, Werner apuntó que Brasil necesita "restablecer objetivos fiscales que manden una señal a los mercados de consolidación para adelante".

Brasil ha sido la economía, entre las grandes del planeta, que ha sufrido el mayor recorte de sus previsiones por parte del Fondo, que pronosticó una recesión del 3 % para este año y de 1 % para el próximo.

En este sentido, Werner reconoció el peso de Brasil, la mayor economía latinoamericana, como responsable de que la economía regional cierre 2015 con un crecimiento negativo, en este caso del 0,3 %.

Igualmente, Krishna Srinivasan, encargado del FMI para Brasil, recordó "el crecimiento depende en gran medida en el regreso de la confianza, basada en la credibilidad del programa de ajuste" lanzado recientemente por el ministro de Hacienda brasileño, Joaquim Levy.

"Lo que hace falta es cohesión y voluntad política", subrayó Srinivasan.

Los datos del Fondo apuntan además a que la inflación en Brasil alcanzará este año el 8,9 %, un salto notable desde el 6,3 % de 2014, y en un contexto de notable depreciación del real.

Las dudas sobre la evolución de la economía brasileña se han incrementado tras la reelección por un ajustado margen de la presidenta Dilma Rousseff el pasado año, cuyos índices de popularidad se encuentran en mínimos históricos, y que se encuentra hostigada tanto por los mercados como por la oposición política.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)