MARÍTIMAS

Fray Bentos, puerto de ultramar ofrecerá 25 pies de profundidad

Estamos recordando por estos días dos hechos históricos portuarios que nos place evocar porque los vivimos y los consideramos valiosos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
MARÍTIMAS

El primero es que por estos días se cumplen 14 años del primer embarque de “chips” que fueron con destino a España. En efecto, en el moderno y sofisticado barco de MOL “Prince of Ocean”, Uruguay comenzaba una nueva experiencia exportadora en este rubro, una materia prima que permitía cargar más tonelaje y acelerar el proceso de carga en los barcos, y por consiguiente reducía su permanencia en puerto. El “Prince of Ocean” estaba dotado de equipos que recibía los “chips” de la cinta transportadora y hábilmente otras cintas las introducían en las bodegas del barco en forma racional, balanceada, segura y respondiendo al pesaje automático del barco. Recordamos que por aquellos días vinieron expertos de otros puertos del mundo, e incluso de Japón, para observar el funcionamiento de estos barcos, ya que seguramente dicho embarque era una de los primeras experiencias en manejar chips en Sudamérica y en España.

Hay que decir también que a mediados del año pasado Uruguay comenzó a exportar pinos para China, primera experiencia que inició el exportador Muradir y que al día de hoy ya existen cuando menos dos operadores más. “La idea que tenemos en general”, así se nos dijo, “es que es madera para producir celulosa, pero no descartamos que algunos de estos pinos de segunda o tercera generación muy mejorada, tengan por destino la fabricación de muebles”. Nos dicen que las tablas de algunos de los pinos exportados son ya maderas estables, firmes y con hermoso dibujo.



FRAY BENTOS. El segundo suceso al cual nos referíamos fue cuando aprovechando la circunstancia de un accidente portuario, la autoridad del momento vio la oportunidad no sólo de reparar, sino de extender 75 metros uno de los muelles de Fray Bentos. Eran un muelle de cabotaje y otro de ultramar, pero ahora son dos muelles multifuncionales. Es gracias a este accidente, ocurido en enero de 1999, que hoy el puerto y los barcos cuentan con un muelle de 225 metros de eslora más un Dolphin, lo que permite, como ocurrió días pasados, el atraque de un barco maderero de 194 metros de eslora. Pero es evidente que cuando los canales y pasos del río Uruguay se draguen a 25 pies más dos de revancha, tal como lo tiene planeado el organismo binacional CARU, es seguro que barcos más grandes podrán operar en Fray Bentos y con 25 pies llegar a las 22/23 mil toneladas y luego completar en Montevideo.

Cabe recordar que la actual extensión del muelle en 75 metros fue un proyecto cuya idea surgió en tiempos en que era presidente de la ANP el Dr. Edison González Lapeyre luego de ocurrido el accidente. La idea entonces fue la reparación del muelle y agregarle otros 75 metros lo cual daría mayor fluidez a la operativa de carga de los barcos madereros. Recién en marzo del 2002 se terminó de reparar -querella judicial mediante- en cuya fecha se entregó a la actividad. La obra de prolongación del muelle recién se pudo concretar años más tarde debido a la falta de fondos por parte del organismo portuario, y si no nos equivocamos fue por el 2005. El muelle ahora tiene una extensión de 198 metros con un Dolphin.

Un hecho no menos importante que coadyuva al beneficio del puerto de Fray Bentos es que hasta su muelle llega el ferrocarril desde Algorta.



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)