deuda

Fuerte caída del real tras decisión de S&P de bajar calificación

En Uruguay ya se anticipaba la suba del dólar en Brasil, lo que profundizará el deterioro de la competitividad con el vecino y por ende enfriará más a la economía local.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El índice Bovespa cayó casi 20% en 2013. Foto: Archivo El País.

El real brasileño operaba el jueves con fuertes pérdidas tras la apertura de negocios cambiarios, mientras que los futuros del índice de acciones Bovespa se hundían, un día después de que la agencia crediticia Standard & Poor decidió remover la calificación de grado de inversión al país sudamericano.

El real brasileño perdía cerca de un 2%  a 3,879 unidades por dólar, luego de haber bajado hasta un 3% en los primeros minutos de la sesión.

Los futuros del índice Bovespa también cotizaban con bajas y llegaron a perder hasta un 4%.

La calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P) quitó ayer el grado inversor de la deuda de Brasil al rebajar la nota a "BB+" desde "BBB-". Además mantuvo la perspectiva "negativa", lo que puede llevar a una nueva baja de la nota en los próximos meses.

La noticia es "negativa" para Uruguay según analistas consultados por El País, si bien sus efectos dependerán de la reacción de los mercados. El impacto más inmediato previsto es una suba del dólar en Brasil que profundice el deterioro de la competitividad con el vecino y por ende enfríe más a la economía uruguaya.

El ministro brasileño de Planificación, Nelson Barbosa, dijo que Brasil recuperará el grado inversor.

Barbosa ofreció una rueda de prensa en el palacio presidencial de Planalto para transmitir un "mensaje de tranquilidad y seguridad" a la población después del anuncio de S&P y garantizó que la economía brasileña está en "una fase de transición".

S&P fue la primera agencia en conceder el grado de inversión a Brasil, en 2008, y ha sido la primera en retirarle al país la nota que lo reconoce como un buen pagador y un destino seguro para los inversores.

"Tengo certeza de que esta evaluación será revertida a medida que mejoren las cosas. Estamos trabajando intensamente para mejorar las condiciones fiscales de Brasil y para mantener empleos", afirmó el ministro.

La economía brasileña atraviesa por unas profundas turbulencias y el Gobierno admite que este año se encogerá un 1,49 %, aunque expertos del sector privado elevan esa tasa a un 2,44 %.

Según datos oficiales, la economía brasileña ya ha entrado en una recesión técnica, pues en el segundo trimestre de ese año se achicó un 1,9 %, tras la contracción del 0,7 % registrada en los tres primeros meses.

Debido a la crisis, el Gobierno brasileño redujo el mes pasado su meta de superávit fiscal primario para este año al 0,15 % del Producto Interior Bruto (PIB) y, por primera vez en su historia, presentó unos presupuestos deficitarios para el año entrante, del orden del 0,5 % del PIB.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)