Nafta también tiene vale más que en Brasil y en Argentina

Gasoil en Uruguay cuesta hasta un 70% más que en la región

Al comparar precios promedio de combustibles de Uruguay con sus países vecinos se concluye que en el país los valores son muy superiores a los de Argentina y Brasil.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Combustibles

En la comparación con Argentina, la nafta Premium uruguaya tiene un precio promedio que es 46,5% más cara que las similares que se comercializan en la vecina orilla. En el caso de la Súper el precio es 60,5% más alto.

En la comparación con Brasil, los precios también arrojan diferencias sustantivas: la nafta local vale 47,4% más que la norteña.

En el caso del gasoil también los precios uruguayos son menos competitivos que el de los vecinos. El valor promedio de ese combustible es 73% más caro que en Brasil y 45,4% más que en Argentina.

Esas diferencias de precio son las que han motivado a los sectores productivos locales a reclamar una inmediata baja en el valor del gasoil, que tiene un peso sustantivo dentro de los costos.

Los valores comparados son promedio, ya que tanto en Argentina como en Brasil los precios de los combustibles no son regulados.

En medio de ese escenario, Ancap continúa analizando con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) una rebaja en los combustibles que había sido anunciada para esta semana y se pospuso luego.

La actual paramétrica con la que el ente fija los precios de los combustibles tiene como principales elementos al barril de crudo Brent a US$ 110 y al dólar en $ 21,75.

Ayer, la moneda estadounidense cerró a $ 24,146, mientras el precio del crudo de referencia continuó derrumbándose (ver nota secundaria).

El anuncio del oficialismo en Ancap señaló que los combustibles tendrán una rebaja promedio de 5%, diferenciada entre el gasoil (con mayor descenso de precio) y las naftas.

Sin embargo, la decisión se postergó ya que el directorio de la empresa pública continúa evaluando con el MEF cuál será la nueva paramétrica, que se espera sea definida en los próximos días para que de esa forma los nuevos precios rijan a partir de la segunda quincena de este mes.

Una de las propuestas es que ese cálculo ubique al barril de Brent a US$ 60 y al dólar en $ 24,3. En base a esa nueva tabla de referencia es que se calcula la rebaja anunciada. Pero desde la oposición se han manejado otros porcentajes que van desde un 10% a un 15%.

Otra de las propuestas que maneja el directorio del ente es que haya una revisión trimestral de los precios del crudo y la evolución del dólar, y tomando en cuenta las variaciones se pueda aplicar un ajuste (tanto a la baja como al alza) inmediato en el precio de los combustibles.

Esa posibilidad permitiría que en marzo de este año se pueda realizar una revisión y ya en ese momento anunciar otro ajuste de precios.

El oficialismo de Ancap difirió el ajuste el año pasado esgrimiendo que aún tenía un stock de crudo y de combustibles de 90 días. Ese crudo había sido comprado a otros valores y en la mayoría de los casos se había pagado el barril entre US$ 90 y US$ 100.

Días atrás, la directora de Ancap por el Partido Nacional, Elena Baldoira, informó que la última compra de petróleo que realizó Ancap tuvo un valor de US$ 76 por barril. Ese embarque llega el mes próximo y será parte del stock de los próximos tres meses.

En medio de la polémica por el mantenimiento de los valores de los combustibles cuando el contexto internacional de los últimos meses era favorable para aplicar una rebaja de precio, un documento de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) agregó más leña al fuego.

El estudio sostuvo que en el país hay un consumo anual de 878.000 metros cúbicos de gasoil y de 570.000 de nafta. Y explicó que ese consumo total tendría una diferencia de US$ 176 millones si se hubiera importado todo el combustible en vez de refinarlo en el país.

Brent en su precio más bajo desde el 2009

El barril de crudo Brent para entrega en febrero cerró ayer en el mercado de futuros de Londres en US$ 53,1. De esta forma el petróleo del mar del Norte (de referencia para Ancap), acabó la sesión con una baja de US$ 3,31 (-5,86%) respecto a la última negociación, cuando finalizó en US$ 56,42.

El precio del crudo Brent ha caído por debajo de los US$ 54 dólares por primera vez desde principios de mayo de 2009 y agrava así el desplome que comenzó el pasado verano, cuando cotizaba por encima de los US$ 115. El exceso de oferta de crudo, gracias al crecimiento de la producción de Estados Unidos y a la estrategia de Arabia Saudí, estuvo otra vez detrás de esta bajada los precios.

El precio del barril de petróleo de referencia en Europa se abarató casi un 54% durante el pasado año y medio y viene sufriendo caídas desde hace seis meses ante el exceso de oferta y la reticencia de los países productores a rebajar su producción.

En tanto, el precio del petróleo de Texas (WTI) cerró con una caída del 5% y terminó con US$ 50,04 el barril, en una desplome que durante la sesión llevó al precio por debajo de la barrera psicológica de los US$ 50.

El WTI llegó a tocar un mínimo de US$ 49,95 el barril, moviéndose en unos niveles que no se veían desde hace más de cinco años.

Al explicar el movimiento brusco del precio ayer, los analistas lo atribuyeron a informes sobre un incremento de la producción de crudo en Rusia e Irak.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)