Es por la construcción del muelle para ubicar la regasificadora

GNLS planteó a OAS rescindir contrato de obras

En una reunión realizada ayer en el Ministerio de Trabajo la empresa GNLS (consorcio conformado por GDF-Suez y Marubeni para la operación de la planta regasificadora) comunicó que planteó una rescisión de contrato a la constructora OAS, a quien tiene a cargo de las obras del muelle de la regasificadora en Puntas de Sayago.

En el encuentro participaron ambas compañías, Gas Sayago y el Sunca.

El vicepresidente de Ancap, Germán Riet (quien concurrió a la reunión en representación de Gas Sayago), informó a El País que la delegación ministerial pidió explicaciones a ambas compañías por la detención de las obras de la regasificadora.

"Allí, GNLS confirmó que le hizo un planteo de rescisión de contrato a OAS. Pero una rescisión del contrato no es un acto que se haga mediante un telegrama; es un proceso. Cada contrato, no conocemos este, tienen un plazo. Además, OAS contestó que ellos no están fuera de la obra", dijo Riet.

"No está definida la salida, pero hay una rescisión planteada", añadió el jerarca. Ante esa situación, GNLS y OAS pidieron un plazo para otorgar más explicaciones y la cartera de trabajo fijó entonces un nuevo encuentro para mañana.

Riet explicó que la rescisión planteada es solamente por esas obras, ya que OAS continuará con los trabajos del gasoducto para lo cual fue contratada directamente por Gas Sayago. "La empresa está cumpliendo con ese contrato", expresó Riet.

OAS había detenido las obras por diferencias técnicas con GNLS. Eso también determinó que se decidiera recortar la plantilla laboral con el envío a seguro de paro de 150 trabajadores, lo que agudizó aun más el problema, porque en respuesta a ese medida el Sunca decidió paralizar toda la obra desde el pasado 24 de febrero.

Como había adelantado El País el 7 de febrero, GNLS manejaba rescindir el contrato con OAS desde noviembre del año pasado, si bien no se admitía de forma pública.

Por su parte, el dirigente sindical Richard Ferreira indicó a El País que en la reunión de mañana se deberá retomar la discusión sobre los trabajadores que se encuentran en el seguro de paro. Mientras, las obras de la regasificadora continuarán paralizadas.

A su vez, GNLS ya mantuvo contacto con tres constructoras internacionales: la chilena Belfi, Dredging International de Bélgica y otra compañía holandesa. Si finalmente se decidiera el alejamiento de OAS, cualquiera de las firmas que sea seleccionada también deberá contar con la aprobación de Gas Sayago (empresa propiedad de UTE y Ancap), la responsable principal del proyecto.

El sindicato pone como condición para retomar la actividad que cualquiera sea la empresa que se haga cargo del proyecto incorpore a su plantilla a los 150 operarios que están en seguro de paro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)