“Posibles y efectivas”, dijo Ferreri; comercios hablan de “mini crisis”

Gobierno analiza medidas para comercios fronterizos

La devaluación del real en Brasil y su impacto en los comercios fronterizos uruguayos —además del perjuicio que ocasiona a las exportaciones— son hechos seguidos de cerca por las autoridades del Ministerio de Economía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Lo que hoy está en juego es el buen uso del dinero de la gente", afirmó. Foto: G.Pérez.

En ese sentido, el subsecretario de esa cartera, Pablo Ferreri, dijo en declaraciones a la prensa que "la situación se analiza y se estudian medidas posibles y efectivas", que se divulgarán en los próximos días.

"Nuestro tipo de cambio no puede seguir esos pasos (los de Brasil) porque la realidad de Uruguay no es la misma, no puede seguir un correlato exacto", afirmó Ferreri.

Los comerciantes de los departamentos fronterizos ya hablan de una "mini crisis" debido a la diferencia de precios en artículos de primera necesidad que con las localidades brasileñas a raíz de la devaluación del real.

En Paysandú, el presidente del Centro Comercial departamental, Carlos Ledesma, calificó como "muy complejo y de mucho cuidado", al actual momento de la economía en el interior del país.

"Coincidimos en que estamos viviendo una situación muy particular por lo que pretendemos que nuestras propuestas sean escuchadas por quienes tienen que tomar decisiones. Queremos que el país siga creciendo, no decaiga y siga otorgando bienestar a su población" expresó Ledesma a El País.

El comerciante entiende que es necesario "extremar medidas para que el impacto sea lo menos dañino al sector empresarial que es quien después derrama su producido en la sociedad. Se han perdido mercados producto de la diferencia de precios desfavorable con varios países y para ganar competitividad hay que encontrar maneras de que los costos del Estado puedan ser menores".

Reclamó que las empresas y comercios cuenten con mecanismos de estímulo para asumir los costos de leyes sociales y combatir el informalismo.

A su vez, el presidente de la Confederación Empresarial del Uruguay (CEDU), Miguel Feris, indicó que "hace bastante tiempo venimos pidiendo cambios. Comenzamos con Argentina y ahora se sumó el problema de Brasil. En el Interior, donde la mayoría somos pequeños empresarios, la situación se nos viene complicando día tras día".

Advirtió que en julio, en las ciudades fronterizas con Brasil, "estaban desapareciendo dos comerciantes por semana y hoy las empresas familiares, que son la base de la sociedad, están desapareciendo con muchísima mayor velocidad, algo que nos tiene muy preocupados; si esto no se atiende en tiempo y forma el efecto arrastre será mayor".

El fin de semana la CEDU emitió un comunicado donde señaló su preocupación por la viabilidad de los comerciantes fronterizos. Añadió que esos comercios no pueden ser competitivos cuando la diferencia cambiaria ya supera el 30%.

El presidente del Banco Central, Mario Bergara dijo ayer que la intervención en el tipo de cambio se hará para "preservar equilibrios macroeconómicos" y no de sectores puntuales.

Producción en Paysandú: Daniel Rojas

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)