JERARCA SIN PELOS EN LA LENGUA

Gobierno argentino cree que blanqueo ayudará a Uruguay

El presidente del estatal Banco Nación, Carlos Melconian lo ejemplificó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Melconian: el economista argentino no perdió si histrionismo. Foto: F. Ponzetto

El presidente del Banco Nación argentino, Carlos Melconian, previó que el sinceramiento de capitales en su país tendrá un impacto positivo en el nivel de actividad con un consiguiente derrame hacia Uruguay y reconoció que es una de las apuestas fuertes del gobierno de Mauricio Macri. El ahora banquero oficial se mostró consciente en que la recuperación aún está por llegar, pero confiado en que su país dejará atrás el mal desempeño que tuvo la administración kirchnerista.

"Este presidente que tenemos ahora es normal, tiene sentido común y quiere ir a un país normal lo que tarde o temprano va a llegar. Lo que más se me facilita de esta reunión es que no tengo que entrar en la gansada del segundo semestre. Allá (por su país) te están contando los días para ver si empezó el segundo semestre. La economía no se mide así. Este presidente tiene un mundo en la cabeza que es normal", comenzó diciendo ayer el economista en una conferencia organizada por la Cámara Inmobiliaria del Uruguay (CIU) titulada "Argentina: las nuevas reglas de juego y su impacto en Uruguay".

Con ese cambio de mentalidad, entonces, aseguró que "todas las cosas derivadas de la anormalidad kirchnerista que acá venían bien, sonaron".

Recordó que Argentina viene de cuatro años de estancamiento económica y si el país "en estos seis meses no mejora, serían cuatro años y medio de estancamiento, no seis meses. Esto tiene cuatro años".

Dentro de los desequilibrios de la anterior administración enumeró a nueve años de inflación, déficit fiscal del 5% del Producto Interno Bruto (PIB), un Banco Central sin reservas, atraso cambiario, tarifario y los subsidios. Sobre este último punto indicó que "los subsidios al transporte, gas y y luz son todo el agujero argentino; seis puntos del PIB que el kirchnerismo los financió con emisión monetaria. Hay doble tarea, bajar esos seis puntos y tener un financiamiento genuino".

Como parte de esa mala conducción añadió que en Argentina había "tarifas 1.000% contra la inflación congelada, tipo de cambio a 9 pesos cuando valía 15 pesos y salario aumentando por arriba de la inflación los últimos cuatro años. Eso no es distribución del ingreso a favor del pobre. Eso es preparar la bomba para que explote". Por eso, marcó que "ese es el debate transparente que hay que dar. Nosotros no tenemos ningún miedo de explicarlo así. No somos la derecha. Somos blanqueadores de que lo posible es posible y lo imposible no".

Como otra referencia señaló que "así como con Kirchner vos todos los días esperabas una maldad, con este hombre (por Macri) tenés que esperar algo distinto". Y allí mostró al kirchnerismo con otro ejemplo: "Los que se fueron ni saludaban. Hoy cuando llegás a tu laburo, decís buenos días y casi se infartan las secretarias".

Blanqueo.

Luego, Melconian se refirió al sinceramiento de capitales en su país. Recordó que había tres maneras de ingresar en el plan. Ellas son pagar un impuesto por los capitales que están sin declarar fuera del país; adquirir bonos con vencimiento a tres y siete años para evitar el pago de la tasa por el capital no blanqueado o participar en fondos de inversión.

Señaló que la perspectiva en Argentina es que la opción más elegida sea la de declarar el dinero en el exterior y pagar la tasa de 10%. "Esa opción es la más conveniente para acá (por Uruguay) o la que menos va a joder", sostuvo. Informó que en realidad aún no se sabe cuál será el resultado en números del blanqueo, que podría ser de US$ 10.000 millones a US$ 60.000 millones. Expresó que si una persona declara activos y los deja en el exterior "ese dinero ya es blanco y tenés una plata latente, entonces te la vas a gastar en algún lado".

Recordó que Uruguay "ha sido receptor de capitales negros de Argentina en algún momento, pero es mucho más fácil hacer una operación cuando se está dentro de la ley que cuando se está afuera. La exteriorización es lo más conveniente para Uruguay".

Y añadió "¿si exteriorizo algo que tengo en Uruguay termino llevándomelo a Argentina o se queda en Uruguay y se invierte en bienes? La plata está acá, y acá blanca está tentada". En otro ejemplo señaló que "si la tenés en Argentina y la exteriorizas, algún tirito acá viene".

Entonces, concluyó que "el tema es cómo te empieza a picar el traste una vez que la blanqueaste. Una vez que la tenés disponible estás más proactivo, porque cuando la tenés escondida hasta tenés miedo de ir a ver dónde está. Tenés que ver que no te filmen", manifestó.

Melconian auguró que el blanqueo va a tener un impacto en el nivel de actividad argentino. "Puede haber derivaciones en la macroeconomía argentina con el sinceramiento con conexión con Uruguay", dijo. Y en ese escenario "si reactiva Argentina, reactiva el núcleo uruguayo de exportaciones. Siempre es mejor una Argentina reactivada que en recesión. Si se aprecia el peso argentino, se hace una Argentina más cara y allí Uruguay exporta más. Y en una Argentina más cara donde se aprecia el tipo de cambio, Uruguay se hace más barato"", planteó.

Señaló ser "consciente de que todavía faltan números" para que se produzca la reactivación. "La idea del presidente es la vuelta de Argentina al mundo y el intento de normalización de la macroeconomía", finalizó.

La anécdota del "cepo sojero".

Melconian mencionó que antes de su llegada, el Banco Nación no otorgaba créditos al sector sojero. Contó que ya asumido en el cargo "me llama el presidente (Macri) y me pregunta, ¿es verdad que tienen el crédito prohibido a los chacareros? Sí, le contesté. Bueno, eliminá esa resolución, me dijo. Le dije: es peor porque no hay resolución, era una orden". Allí, Melconian añadió: "vos agarrás al gerente general (del banco) y le decís: ¿dónde está la resolución del cepo sojero? Él gerente dice: no, no había. Venían acá (del gobierno) y te cagaban a pedos" (sic). Entonces, el jerarca recordó que "eliminé el cepo sojero, por indicación del presidente, sin emitir una medida. Llamé a conferencia de prensa y dije: queda eliminado el cepo sojero".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)