Astori dijo que se corre el riesgo de generar “profecías autocumplidas”

El gobierno libra una "batalla" contra analistas por expectativas

El gobierno libra una "batalla" contra los analistas para ver quién tiene mayor incidencia en las expectativas de la población sobre la economía. Dentro del equipo económico hay profunda molestia con algunos economistas por las proyecciones y análisis que realizan, los cuales son más pesimistas que los del gobierno y en algunos casos no escatiman en calificativos para criticar el manejo de las políticas o herramientas que les proponen.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Astori disertó ayer ante políticos, empresarios y economistas. Foto: Ariel Colmegna.

"El gobierno está librando una batalla por las expectativas, expectativas coherentes con el programa por el que votó la ciudadanía y estamos muy tranquilos porque en esa batalla participamos con un arma fundamental que es la confianza y la autoestima colectivo de los uruguayos", sostuvo ayer el ministro de Economía, Danilo Astori en un desayuno de Somos Uruguay en el Sheraton.

Y ahondó: "Hay una batalla por las expectativas en las que el gobierno procura obtener aquellas que resulten de acuerdo con sus objetivos y otros agentes procuran objetivos diferentes".

Criticó las proyecciones de largo plazo que plantean los economistas (por ejemplo en dólar y en inflación), y sostuvo: "No hay que jugar con expectativas de largo plazo que no encuentran fundamento en la evolución diaria de la economía uruguaya. No hay diferencia entre análisis técnico y político porque toda apreciación técnica que influya sobre expectativas de la sociedad tiene efecto político. No partidario. Político, que quiere decir sobre las relaciones entre los seres humanos, los resultados y el acceso a los frutos de crecimiento", remarcó ayer Astori.

El ministro dijo que sus palabras no implicaban una "censura directa o indirecta a quienes analizan la realidad", pero planteó que estos "juegan un papel importante y preocupante" al generar "predicciones que no reparan en que los lapsos en juego son muy cortos" para el manejo de "instrumentos de política económica". Así dijo que los análisis que realizan los economistas "contribuyen a generar expectativas que corren el riesgo de generar profecías autocumplidas".

Durante su disertación, Astori dijo que "Uruguay no está en crisis, no está en recesión y la economía no está planchada".

Según datos del Banco Central (BCU), el PIB del trimestre abril -junio cayó 1,8% frente al anterior. Según la entidad se debió a efectos de la sequía. "No hay que magnificar ni extralimitar los juicios al respecto ignorando factores. Es por eso que mantenemos nuestras proyecciones de crecimiento incluidas en el Presupuesto" que reflejan un "promedio cuidadoso de 2,7% en el período de gobierno", dijo el ministro de Economía.

En el primer semestre del año Uruguay recibió US$ 1.250 millones en inversión extranjera, un 13% más que en el último de 2014 cuando ya no se veía el impacto de Montes del Plata. "¿Este es un país planchado, un país que recibe US$ 1.250 millones del exterior en seis meses?", se preguntó.

La semana pasada había sido el presidente del BCU, Mario Bergara, el que envió su mensaje a los analistas. "Aparecieron nuevos manuales de economía últimamente que dicen que uno debe concentrarse en el dólar y olvidarse de la inflación. Y la inflación la bajamos en base a piquitos de oro (mediante a comunicar). Me pregunto si somos tan tontos de no darnos cuenta que con piquitos de oro podemos bajar la inflación, por qué no lo hicimos antes".

"Alentar la desatención al proceso inflacionario no va en interés del sector privado y arriesga los logros de estabilidad macroeconómica. No le vemos la belleza y al final son una profecía autocumplida", había agregado Bergara.

Ante esas reflexiones, varios economistas reaccionaron. Javier De Haedo, por ejemplo, expresó en Twitter: "Los analistas no sólo comentamos el pasado sino que proponemos caminos a seguir. Muchos coincidimos en que se debe seguir otro camino".

Las tres dificultades internas de la economía.

Pese a remarcar que la economía crecerá y que el país no está en crisis, el ministro de Economía, Danilo Astori, no se mostró omiso a las dificultades que se observan. Dijo que la economía "está viviendo un proceso de desaceleración evidente". También afirmó que existen "presiones inflacionarias preocupantes" y que pese al último registro que reveló una desaceleración "hay que luchar sin tregua". La tercer dificultad, afirmó, es el resultado fiscal "insostenible". "Muchas veces me marcan que dije que es manejable y que lo dije en la campaña. Es verdad, el detalle es cómo lo manejamos y hay que hacerlo para que se siga reduciendo", sostuvo Astori.

¿Por qué las expectativas son tan importantes?

Las expectativas económicas refieren a cómo cada persona ve a la sociedad en la que vive, su trabajo, su empresa y la marcha de ciertas variables y define conductas tomando decisiones en función de ellas. De esta forma si las personas perciben que el escenario a futuro es negativo van a incorporar esa información a sus expectativas y adoptarán mayor cautela, por ejemplo al definir si hacen una compra. En consecuencia, eso puede afectar la actividad general de la economía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)