UN OBJETIVO ESQUIVO

El gobierno ve "difícil" bajar el déficit fiscal a 2,5% del PIB

Está en 3,8% y con combo de medidas se recaudarían este año US$ 460:

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Astori: "Si no baja el déficit, es abrir las puertas a mayor endeudamiento". Foto: Archivo

El gobierno ve que es "difícil" bajar el déficit fiscal —que actualmente está en 3,8% del Producto Interno Bruto (PIB)— pese a las medidas de "consolidación fiscal" que entraron a regir en enero. La "rigidez" de algunos gastos (pasividades por ejemplo) complican la reducción, dijeron a El País fuentes del gobierno.

Entre otras cosas, se busca mejorar los resultados de las empresas públicas y bajar las tasas de interés de las emisiones de deuda que realiza el gobierno y el Banco Central (BCU).

El ajuste o "consolidación fiscal" —como le gusta denominarlo al equipo económico— supuso aumentos en las tasas del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS), así como cambios al Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), todo lo cual el gobierno estima que le incrementará la recaudación en US$ 385 millones anuales.

Pero, como también se amplió la rebaja de dos a cuatro puntos del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para compras con tarjeta de débito, el neto que le quedará será de US$ 335 millones. Por otro lado, la postergación de gastos le supone unos US$ 125 millones. El combo suma US$ 460 millones, lo que equivale a 0,88% del PIB. El objetivo oficial es bajar el déficit a 2,5% del PIB a fin de 2019.

Restricción.

El ministro de Economía, Danilo Astori, se refirió ayer a cuál es la postura del gobierno frente al rojo de las cuentas públicas. "El país hoy tiene una restricción fiscal importante", dijo en diálogo con Telebuendía de Canal 4. Durante la entrevista, el secretaria de Estado hizo énfasis en la "cautela" y "prudencia" a la que esta situación empuja.

Astori dijo que la última cifra conocida de déficit es "alta", pero se apuró a agregar que también es "manejable" y "controlable". Esto "sobre todo porque el país la puede encarar con la serenidad que le da su solidez financiera", agregó el titular de Economía. De todas maneras, dijo que pese a que Uruguay posee "buenos porcentajes de liquidez", esta no está para "gastarla" sino para "cuidarla".

La liquidez, según indicó, es "la garantía de que el Uruguay tiene una situación fiscal manejable".

Asimismo, el ministro subrayó que el déficit se debe bajar porque, en caso contrario, "es abrir las puertas a un mayor endeudamiento del país". Sobre esto añadió que Uruguay no debe seguir endeudándose, "y mucho menos por razones de desequilibrio fiscal".

"Si nosotros no encaramos el tema del déficit para revertirlo, va a generar ese mayor endeudamiento, el endeudamiento genera una mayor carga de intereses, la mayor carga de intereses agrava el déficit fiscal, y entramos en un círculo vicioso que si se mantiene en el tiempo es cada vez más difícil de manejar", indicó el jerarca.

También hizo alusión a cómo los últimos datos que dan cuenta de una expansión de la economía por encima de las previsiones del gobierno —2016 cerró con un aumento del PIB de 1,5%, por arriba del 0,5% que se había manejado en la Rendición de Cuentas— no son una luz verde para incrementar el gasto. De cara a una nueva Rendición de Cuentas, este es uno de los frentes de batalla más importantes que se le abren al equipo económico, incluso a la interna del Frente Amplio.

"Uruguay hoy está retomando niveles de crecimiento progresivamente más altos (…) pero esto no es para tirar manteca al techo, esto no es para decir ahora podemos gastar más", señaló Astori.

En esta línea, aseguró que el país tiene mucha tela para cortar en materia de "calidad" del gasto. Dijo que se volvió costumbre mirar a este aspecto desde "una lógica incremental indiscutible" y no se ha prestado tanta atención a la "forma" en la que los recursos disponibles se han utilizado.

Meta.

El déficit —junto con la inflación— es uno de los desequilibrios macroeconómicos que más dolores de cabeza genera en la sede del MEF.

Más allá del discurso oficial que insiste con la prudencia y la especial atención que hay que dedicarle a este factor, la mayoría de los analistas suele ser escéptico frente a la meta de llegar al 2,5% de déficit para el final del quinquenio. Llegar a este objetivo es "muy poco probable", dijo el director del Departamento de Análisis de Coyuntura Económica y Proyecciones de OIKOS, Pablo Moya. El economista agregó que es posible que el déficit empiece a transitar un sendero a la baja, pero insistió que "ni cerca" alcanzará una reducción tan fuerte.

"Nunca estamos pensando un déficit menor a 3% (para el final del período)", expresó.

Por su parte, la directora del Área de Coyuntura del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Administración, Gabriela Mordecki, apuntó que el último dato de 3,8% mostró que los dos componentes (tanto ingresos como gastos) aumentaron, pero los segundos lo hicieron más que los primeros. En tanto, el resultado de las empresas públicas tampoco ayudó, puesto que no mostró una mejora.

La experta dijo que para alcanzar el 2,5% de meta para 2019 el crecimiento de la economía uruguaya debería ser "mucho mayor" que el registrado en los últimos años. Esta sería la manera, agregó, dado que no está sobre la mesa recortar el gasto sino no incrementarlo.

Proyección del PIB al alza.

Todavía el número no está definido, pero el ministro Astori adelantó ayer que las previsiones que manejan a esta altura indican que la economía uruguaya crecerá entre 2% y 3% este año. Esta es una corrección al alza respecto a lo que se había previsto en la última Rendición de Cuentas (1%) y en línea con lo que se había trazado en el Presupuesto en 2015 (2,7%).

En la entrevista con Telebuendía, el titular de Economía dijo que el desempeño de la actividad el año pasado (creció 1,5%) triplicó lo previsto por el MEF. "Esto va a tener un efecto de arrastre positivo para 2017, y ojalá para 2018", expresó. Asimismo, agregó que "es muy probable" que se corrijan al alza las metas que se habían marcado en la última Rendición de Cuentas para el resto del período.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)