HERENCIA

Hijas de grandes empresarios llevan adelante negocios propios y exitosos

La hija de Paul McCartney, la del fundador del fabricante de computadoras Lenovo, la del creador de la compañía de software Oracle, o la del inefable Donald Trump, han conseguido llevar adelante emprendimientos propios y hacerlos exitosos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Stella McCartney. Foto: AFP

Jean Liu, presidenta de la firma china rival de Uber, Didi Chuxing, es hija de Liu Chuanzhi, fundador de la compañía fabricante de computadores, tablets y smartphones Lenovo. La red de transportes de Jean Liu esta valorada en unos US$ 28 mil millones y hace tan solo un mes recibió una inversión de US$ 1.000 millones por parte de la firma de la manzana mordida Apple. Tal ha sido el éxito de la empresa de la hija del fundador de Lenovo que incluso se especula que para 2017 podría salir a bolsa.

Megan Ellison, hija del empresario estadounidense Larry Ellison, fundador de la empresa de software Oracle, ha alcanzado un gran éxito como productora cinematográfica independiente en Hollywood. A sus 30 años, Megan Ellison ya creó su propia productora llamada Annapurna Pictures y con su trabajo ha recibido dos nominaciones al Oscar.

La empresaria y modelo Ivanka Trump es hija del actual precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. Desde el año 2007 Ivanka apostó por formar su propio imperio con la creación de su línea de joyas y, desde entonces, ha incursionado en distintos negocios ligados a la moda con el lanzamiento de líneas de ropa y bolsos con su propia marca.

A sus 42 años, Dylan Lauren -hija del diseñador de ropa Ralph Lauren, dueño de la marca Polo Ralph Lauren- se ha transformado en una exitosa empresaria con su cadena de dulces Dylan's Candy Bar. La compañía de la empresaria estadounidense comenzó a operar en 2001 y actualmente se ha vuelto una de las firmas de confitería más importantes y populares de Estados Unidos, con clientes de la talla de Taylor Swift y David Beckham, entre otros.

Stella McCartney, hija del ex Beatle Paul McCartney, quien posee una fortuna valorada en unos US$ 1.100 millones, posicionándose como el artista más rico de Inglaterra, también quiso generar importantes riquezas, sin embargo, a través de su propio negocio. Por esta razón, la diseñadora de modas lanzó su propia compañía bautizada con su mismo nombre -la cual es propiedad del grupo francés Kering- y que actualmente posee presencia en 72 países, con una facturación de US$ 45,4 millones solo en Inglaterra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)