MARÍTIMAS

Histórico: primera operación de top-off

Vino con soja de N. Palmira, completó en Montevideo y salió a más de 12 metros de calado

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En primer plano vemos al “Unity N”, un panamax de 229 metros. Foto: Archivo

Deberíamos celebrar dos acontecimientos trascendentes para el puerto de Montevideo que, convirtiéndose en un verdadero mojón, nos va a prestigiar internacionalmente y nos abre el camino a mayores negocios.

Pues bien, este pasado fin de semana, por primera vez en su historia, un barco granelero panamax salió completo del puerto de Montevideo calando a popa y a proa 12.05 metros, según nos informaron los prácticos, aunque la ANP nos aseguró que fueron 12.10 metros, lo cual sería aún mejor.

Fue el barco granelero panamax “Unity N” que, saliendo desde la terminal granelera de Montevideo completamente cargado, recorrió los 42 kilómetros de nuestro canal de acceso al puerto, dragado a una profundidad de 12.60 metros; estamos hablando de 40 pies, y en pocas horas estuvo navegando en el océano Atlántico rumbo a China con 57.512 toneladas de soja.

Datos.

No sólo fue la primera vez que el puerto de Montevideo realiza (y desde ahora en adelante) operaciones de top-off, sino que nos complementamos con Nueva Palmira, porque este barco cargó allí 40.244 toneladas de soja uruguaya y vino a Montevideo por el resto del embarque.

Esta hábil operación nos pone en ventaja frente a las opciones de Bahía Blanca y los puertos del Brasil porque al completar la carga en Montevideo, se hace una operación más económica, y sobre todo el barco no tiene que esperar turno fondeado por varios días como suele ocurrir.

El “Unity N” salió de Nueva Palmira calando 9.58 metros, aunque nos han dicho 9.44, y al no tener paso por el Martín García porque está aterrado con un calado de apenas 27 pies, debió dar toda la vuelta por el Mitre, La Plata y entrar a Montevideo, y aún así fue más conveniente para el barco y el exportador completar bodegas en Montevideo por las razones antedichas.

Méritos.

Esta operación que para nosotros es histórica y nos pone en carrera frente a otras terminales de la región, se logró -hay que decirlo- gracias a una apuesta comercial y de inversión, un verdadero desafío de la TGM (Terminal Granelera Montevideo) con el invalorable apoyo de la ANP, en una visión coincidente de un país de futuro. Un esfuerzo aggiornado a los requerimientos y las necesidades del mundo, llevando las profundidades del canal de acceso a 12,60 metros y un corredor desde la escollera a dicha terminal de 12 metros, haciendo posible lo que años atrás parecía imposible.

Creatividad.

Sin duda este fue un proyecto de creatividad privada. Siempre nos preguntamos qué cualidades debe tener un empresario, y encontramos que debe ser un hombre capaz de ver nuevos proyectos, de unir el capital, el trabajo y la tecnología para producir algo. Si le va mal arriesga su dinero pero se actualiza, se reestructura, se transforma y comienza de nuevo. El empresario nació para crear riqueza, para gestionar cambios. Y lo del puerto de Montevideo es el cambio.

Prácticos.

Los prácticos del puerto son partícipes también, y con mucha satisfacción, por la concreción de este proyecto que tomó acción la semana pasada con el primer buque que hace top-off en el puerto de Montevideo.

Esta primera experiencia supuso para la Sociedad de Prácticos del Puerto de Montevideo una exigencia mayor a la habitual, ya que se navegó en toda la extensión del canal de acceso al puerto de Montevideo (hasta el km 42) con márgenes de seguridad mínimos, bajo la quilla de 0,60 metros, en cuya primera operación fueron sumamente cuidadosos para culminarla con éxito. Hasta ahora no ha salido del puerto de Montevideo ningún barco calando más de 11,80 metros.

De manera que TGM cuenta en el puerto de Montevideo con un plan conjunto de todos los técnicos necesarios de apoyo en estas operaciones de top-off que abren el espectro de negocios a mejores horizontes. También se demuestra que existe la posibilidad de que las cargas de la industria nacional puedan realizarse en cualquier puerto del país complementándose, de ser necesario, en el puerto de Montevideo.

Puerto único.

Por todo lo expuesto, insistimos en que el puerto de Montevideo va a ser el único puerto en el Río de la Plata con la posibilidad de cargar buques a más de 12 metros, manteniendo una competitividad en costos muy por debajo de los de la región, incluyendo los concernientes al practicaje, los cuales se encuentran -según nos informan- en una relación de 6 a 1 tomando en cuenta que este tipo de buques recalan en Bahía Blanca.

El barco.

El barco granelero con el cual inauguramos el servicio top-off es el “Unity N”, de bandera de las Islas Marshall, tipo panamax de 229 metros de eslora y 32,20 de manga, y 43.506 toneladas de registro bruto agenciado por la empresa River Maritime de Fernando Insiburo, que cargó en el puerto de Nueva Palmira 40.244 toneladas de soja (Cargill Uruguay), y en Montevideo 17.268 con destino a China.

Comparativos.

Como anotamos antes, el “Unity N” salió del puerto de Nueva Palmira calando 9.44 metros (dato de los prácticos), y tuvo que optar por el Paraná Bravo y el canal Emilio Mitre, dado que el Martín García no admite hoy aquel calado que, como se informó, anda por los 27 o 28 pies, aunque el mayor problema no es su falta de profundidad sino su ancho. Aún dando toda la vuelta que dio, el barco generó economías bien visibles completando en Montevideo la carga por las causas que ya apuntamos. Que el puerto de Montevideo tiene costos operativos y de otra índole por debajo de los de Argentina y Brasil no es nada nuevo, lo informan desde prestigiosos periodistas argentinos y lo repiten en la Bolsa de Rosario desde hace años. Y los de estos países son más caros por razones de la naturaleza.

Por esto último, cuando un barco zarpa de Nueva Palmira hacia la Argentina se genera un sobrecosto por servicios de prácticos en el río Paraná (aproximadamente cuatro veces superior al costo de los servicios de prácticos de río uruguayos vía Martín García). Además de los sobrecostos generados por peajes y combustibles, las horas de tránsito adicionales que se generan es grande, porque lo es la Argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)