RANKING

Hong Kong es la ciudad más cara del mundo para los expatriados

La urbe asiática es la más prohibitiva para los extranjeros que se mudan por trabajo, habiendo desplazado a Luanda, según la clasificación de Mercer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hong Kong se lleva la medalla de oro de las más caras. Foto: Reuters

Hong Kong le roba el podio a Luanda como ciudad más cara del mundo para los expatriados, es decir, personal cualificado que se trasladan temporalmente a otro país porque así lo requiere una empresa. La capital de Angola baja al segundo lugar tras ocupar en 2015 el peldaño más alto de la clasificación que la consultora Mercer elabora cada año sobre el coste de la vida.

Esta lista, que incluye 209 urbes repartidas por los cincos continentes, tiene el objetivo de ayudar a las empresas a fijar sueldos y compensaciones en función del lugar al que envíen sus empleados a trabajar. Sus resultados se extrapolan a partir del costo comparativo de más de 200 artículos en cada ciudad, como alojamiento, transporte, comida o ropa. Madrid, un año más, resulta ser más cara que Barcelona, aunque ambas ciudades se encarecieron en 2016 y pasaron, respectivamente, del lugar 115 al 105 y de la posición 124 a la 110.

Entre las diez urbes más prohibitivas del globo, solo dos son europeas, y ambas están en Suiza. Se trata de Zúrich, que repite en tercera posición, y Ginebra, que de la quinta posición del año pasado desciende a la octava. Las demás se reparten entre Asia, que acapara la mitad de la top ten, y África. Ninguna localidad estadounidense ni de Oriente Próximo aparece entre las primeras clasificadas.

Singapur se confirma en cuarto lugar, seguida por Tokio, que escala seis posiciones con respecto al año pasado, cuando se situó en el undécimo lugar —ahora ocupado por Nueva York—. Kinsasa, capital de la República Democrática del Congo, remonta siete posiciones con respecto a 2015 y se ubica en sexto lugar; Shanghai baja del sexto lugar al séptimo, y Yamena, en Chad, avanza un peldaño, del décimo al noveno lugar. La lista de las 10 ciudades más caras para expatriados la completa otra ubre asiática: Pekín, que baja tres puestos, de la séptima a la décima posición.

En el extremo opuesto triunfan las ciudades africanas: la urbe más barata es Windhoek, en Namibia, seguida por la sudafricana Ciudad del Cabo. En el puesto 207 se confirma un año más la capital de Kirguistán, Biskek. Le siguen Blantrye, en Malawi —que baja 20 posiciones con respecto al año pasado—, y Johannesburgo, que del lugar 191 cae al 205. En el puesto 204 se encuestra la capital de Bielorusia, Minsk, y en el 203 Túnez . Empatadas, Karachi (Pakistán) y Gaborone (Botswana) se ubican en el lugar 201, mientras Lusaka, en Zambia, cierra la lista de las 10 ciudades más baratas del estudio de Mercer.

Podio europeo

Zúrich se confirma como la ciudad más cara de Europa, seguida por Ginebra. También la tercera urbe más costosa del Viejo Continente está en este país: Berna, que en 2015 ocupaba la novena posición, baja este año a la trigésima, a causa del debilitamiento del franco frente al dólar, aclara el informe. Una suerte parecida, con resultados más extremos, le ha tocado a Oslo y Moscú, que se han desplomado 21 y 17 puestos respectivamente, hasta ubicarse en las posiciones 59 y 67. Londres, por su parte, descendió del lugar 12 al 17.

Entre las grandes capitales europeas, París (44), Milán (50), Viena (54) y Roma (58) casi no han subido variaciones. En Alemania, Múnich (77), Frankfurt (88), Dusseldorf (107) y Berlín (100) se han encarecido.

Así como el fortalecimiento del dólar ha implicado que algunas ciudades del continente europeo descendieran en la clasificación, las urbes estadounidenses han escalado posiciones. Nueva York avanzó cinco puestos, hasta el onceavo lugar, seguida por San Francisco (26) y Los Ángeles (27), que subieron nueve peldaños en comparación con 2015. El mayor avance, sin embargo, lo experimentó Seattle: saltó 23 puestos hasta hacerse con el lugar 83.

Buenos Aires la más cara de América.

Buenos Aires, en el lugar 41, es la ciudad más cara de Latinoamérica, aunque haya descendido 22 puestos con respecto a 2015, los mismos que ha avanzado San Juan, que ha llegado hasta la posición 67 y se ha consagrado como la segunda urbe más costosa del subcontinente. También en este caso se han notado los efectos del debilitamiento de las monedas locales frente al dólar: en particular, Sao Paulo (128) y Río de Janeiro (156) se han desplomado 88 y 89 puestos, y han pasado respectivamente de la posición 40 a la 128 y de la 67 a la 156. Lima (141) ha descendido 19 lugares, Bogotá (190) ha caído 42 y Ciudad de México 37, hasta la posición 169. Managua (192), en Nicaragua, es el lugar menos caro de la región —Caracas ha sido excluida de la clasificación debido a los diferentes tipo de cambio aplicados, apunta la consultora—.

El resto.

Tel Aviv, aunque baje una posición con respecto al año pasado —del lugar 18 al 19—, se confirma como la ciudad más cara de Medio Oriente. Le siguen Dubai (21), Abu Dabi (25) y Beirut (50). En el otro extremo se ubica Jeddah, en Arabia Saudí. La consultora explica que muchas ciudades de esta área geográfica han escalado posiciones debido a la caída de otras y a un fuerte aumento de los alquileres, sobre todo en Abu Dabi y Jeddah.

Aunque ya no ocupa el primer lugar del ranking a nivel mundial, Luanda (2), en Angola, sigue siendo la ciudad más cara de África. Le siguen Kinsasa y Yamena. Lagos, en Nigeria, está en el lugar 13, tras avanzar siete posiciones respecto al año pasado. En el otro extremo se ubica Windhoek, en Namibia, como ciudad mas económica de África y del mundo.

Asia arrasa: además de Hong Kong, considerada la más cara para expatriados, Singapur, Tokio —que ha escalado posiciones gracias al fortalcimiento del yen frente al dólar—, Shanghái y Beijing copan la top ten de la lista de Mercer. Entre la posición 10 y la 20 hay otras tres ciudades de extremo oriente: Shenzhen (China), Seúl y Guangzhou. Bombay, en el lugar 82, es la ciudad más cara de India, seguida por Nueva Delhi (130), mientras Kolkata es la más barata del país y ocupa el lugar 194.

Las ciudades australianas, por su parte, han experimentado algunas de los descensos más importantes este año ya que su moneda se ha depreciado frente al dólar. Brisbane (96) y Camberra (98) han descendido 30 y 33 posiciones respectivamente, mientras que Sídney, la ciudad más cara de la región, ha sufrido una caída moderada y ha pasado del lugar 31 al 42

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)