La firma sostiene que paros del Sunca provocan pérdidas

Hyundai advierte por suba de costos en obra de UTE

El sindicato de la construcción realiza paros sorpresivos en las obras de la central de ciclo combinado de UTE a cargo de la multinacional Hyundai en San José desde el miércoles 30 de septiembre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Central: Problemas en la obra de ciclo combinado en UTE. Foto: D. Borrelli.

El Sunca justifica las medidas en el despido de cuatro delegados sindicales y el anuncio del envío al seguro de paro de un grupo de trabajadores. Sin embargo, la empresa afirma que no despidió trabajadores porque no tiene obreros contratados directamente. Además, alerta por el aumento de costos y la pérdida de material que los paros le ocasionan en la obra.

"Hyundai no tiene mano de obra contratada. Los cuatro trabajadores despedidos pertenecen a dos empresas que trabajan en la obra. Y en ambos casos hay razones que justifican las determinaciones de estas empresas", dijo una fuente de la empresa a El País.

Explicó que dos de los trabajadores (que también son delegados del sindicato) fueron despedidos por la empresa para la que trabajan por haber ingresado a la obra sin autorización, desoyendo una orden del personal de seguridad.

Los otros dos delegados, según información de Hyundai, se encontraban contratados a prueba por otra constructora que decidió discontinuar la relación laboral con ellos y les avisó en tiempo y forma.

La empresa sostiene que el Sunca le reclama a ella y a las otras dos constructoras el reintegro de los trabajadores; realiza paros sorpresivos y también exige que se les pague a los trabajadores los jornales perdidos por las medidas.

La fuente añadió que "si se hace paro mientras se está vertiendo el hormigón, hay que tirar el material por una cuestión de calidad, y volver a empezar. Y eso está sucediendo constantemente. Eso incide sobre los costos. Es material que se desperdicia y a la vez hay equipos que deben permanecer en la obra más tiempo del proyectado, con lo que eso supone en materia de costos de espera".

El miércoles 30, en asamblea, los trabajadores decidieron comenzar a aplicar los paros por el despido de los delegados y la negativa a ser retomados.

"Las medidas son por tiempo indeterminado, por la negativa de la empresa a avanzar en una negociación. Si esos avances se producen, las medidas se pueden suspender, mientras tanto no", dijo ese día a El País el dirigente del Sunca Richard Ferreira.

En medio de la ríspida relación laboral las obras ya llevan más de diez meses de retraso, y por esa razón UTE ya le aplicó una multa de US$ 10 millones a Hyundai, además de exigirle que se comprometa a terminar la construcción de la central de ciclo combinado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)