EL TIEMPO, LAS VERDURAS Y LOS PRECIOS

Inflación en 11% y habrá que acostumbrarse dicen analistas

En 5 meses, suba de precios es de 6,6% la más alta en ese lapso desde 1997.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El alto precio de las verduras en mayo impulsó la inflación a 11%. Foto: A. Colmegna

La suba de precios se ubicó en 11% en los últimos 12 meses a mayo y es la más alta desde octubre de 2003. Además, la inflación de los primeros cinco meses del año de 6,66% es la más alta desde 1997. A pesar que la aceleración se debió a un fuerte incremento en el precio de las verduras por factores climáticos y se espera una disminución en los próximos meses, la previsión es que la inflación continúe en niveles altos y cierre el año por encima de 10%.

La inflación de mayo fue de 0,97%, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) impulsada por una fuerte incidencia del rubro alimentos y bebidas no alcohólicas. Dentro de ese renglón, el aumento más marcado se verificó en las verduras con un incremento de 18,88%.

Eso llevó a que la inflación en los 12 meses cerrados a mayo alcanzara a 11%, con lo que ya van cuatro meses con la inflación anualizada en dos dígitos. A su vez, el 6.66% en cinco meses ubica a la suba de precios muy cerca del techo de la meta (de 3% a 7%) del Banco Central para todo el año.

Por otra parte, luego de una racha de dos reducciones consecutivas, la inflación subyacente volvió a incrementarse en mayo 0,07 puntos porcentuales respecto a abril, totalizando un aumento de precios en el quinto mes del año de 0,58%. En el año móvil cerrado a mayo, el crecimiento de los precios menos volátiles de la canasta ascendió a 10,84%, lo que significó un incremento de 0,15 puntos porcentuales respecto a lo que fuera el mismo cálculo para abril.

A su vez, en los primeros meses del año la inflación subyacente totalizó un crecimiento de 5,17%, con lo cual se observa que la velocidad con que están creciendo los precios en este año está siendo bastante superior a la del 2015. En ese período del año pasado habían crecido 4,48%.

La economista de Deloitte, Florencia Carriquiry indicó a El País que la suba de precios fue bastante superior a la esperada en el mes, aunque se explicó en el incremento de las verduras. Sin ese impacto, la inflación subyacente fue de 0,5%, registro que se acercaba bastante al pronóstico de los analistas para mayo.

Aunque se espera que los precios de las verduras tengan una corrección a la baja y eso se note en la suba general de precios, igualmente la previsión de Deloitte para el cierre del año ubica a la inflación en 10,5%.

Por su parte, Guzmán Etcheverry del Centro de Economía, Sociedad y Empresa del IEEM señaló a El País que si "quita el efecto que tuvo la extraordinaria suba en el precio de las verduras (la variación a 12 meses aumentó de 6,4% a 26,3%), se ve que la inflación hubiera sido muy similar a los valores observados en los últimos meses".

Añadió que debido al estancamiento en el nivel de actividad y a la evolución del tipo de cambio (que el IEEM proyecta que se mantendrá estable en los próximos meses), la previsión es que "la inflación comenzara a ceder en el segundo semestre, ubicándose a partir de julio por debajo del 10%".

El economista de CPA Ferrere, Germán Deagosto expresó a El País que el dato "sorprendió un poco", aunque claramente fue impulsado por el "shock transitorio" de la suba de precios de las verduras.

Y si bien el dato del 11% anualizado fue impulsado por ese efecto transitorio, recordó que la inflación subyacente ya lleva seis meses por encima de los dos dígitos, lo que configura un escenario de inflación alta.

Ante eso, la previsión continúa ubicándola por encima del 10%.

En ese escenario de persistente suba de precios, Carriquiry indicó que una de las formas de contener la inflación es a través del manejo de las tarifas públicas, con correcciones a la baja. "Pero actualmente no parece que haya margen", dijo la economista.

Tampoco, en el actual contexto, señaló como probables de aplicación otras "medidas ortodoxas" de la política monetaria. Por tanto, Carriquiry expresó que habrá que acostumbrarse a "convivir con una inflación alta".

Por su parte, el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) manifestó que el último dato representó una "innovación al alza sobre el sistema de precios, lo cual potencialmente podría provocar una corrección al alza sobre las proyecciones para 2016 y 2017".

Añadió que "de todas formas, debido a que esta innovación se concentró prácticamente en su totalidad en el comportamiento del componente más errático de la canasta de consumo (y siendo previsible su reversión en el corto plazo) su efecto sobre las predicciones globales de inflación sería acotado".

El Cinve señaló que "ante shocks sobre el nivel de precios como los observados en mayo, el análisis de la inflación tendencial cobra particular interés. Ésta, al excluir los elementos más erráticos de la canasta (carnes frescas, frutas y verduras, precios energéticos y tarifas públicas) representa una señal más estable de las presiones inflacionarias".

Recordó que la inflación subyacente fue de 10,8%, manteniéndose prácticamente en el nivel de abril.

"Por tanto, más allá del excepcional incremento evidenciado por el indicador agregado, el indicador depurado de elementos erráticos muestra que las presiones inflacionarias si bien persisten, se encuentran estables", concluyó.

Los aumentos de la verdura.

Dentro del rubro "alimentos y bebidas no alcohólicas" se incluye a a las legumbres y hortalizas. Según la información del INE, en mayo el aumento más fuerte en este grupo se verificó en el precio de los zapallitos con 101,74%. Además, se observaron fuertes subas en el valor de la acelga (+45,51%), las lechugas (+29,4%), los tomates (+17,42%), las zanahorias (+42,25%) y los morrones (+86,94%). Al observar esas subas, el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) puntualizó que el último dato de mayo "estaría estrechamente ligado a los recientes eventos climáticos, por lo que sería razonable una reversión en el corto plazo. Aunque de todas formas, la erraticidad característica del componente agrega incertidumbre al respecto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)