“No habrá un cambio drástico en el manejo económico”

Inflación en nivel acorde a lo esperado por Economía

Aunque el dato de inflación más importante para el gobierno es el acumulado anual, la evolución mensual de los precios es un indicador que también se monitorea con atención para la planificación y ejecución de la política económica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mario Bergara. Foto: Ariel Colmegna

En este sentido, el ministro de Economía, Mario Bergara, sostuvo ayer a El País que la evolución de los precios en enero estuvo de acuerdo a lo esperado.

El último dato marcó que la suba de precios fue la segunda más alta para ese mes en dos décadas, pese a lo cual la inflación en los últimos 12 meses volvió a reducirse a 8,02%, un punto por fuera de la meta establecida por el gobierno (entre 3% y 7%).

Consultado respecto a si la evolución del dólar puede ejercer una presión adicional sobre la inflación, el jerarca se limitó a decir que el fortalecimiento de la moneda norteamericana "es un dato de la realidad".

En el gobierno se confía que con la política monetaria contractiva se va a poder mantener la inflación en el 8% o converger al objetivo de 7%. Bergara que pasará a ocupar la presidencia del Banco Central en el nuevo gobierno agregó que "no habrá ningún cambio drástico" en el manejo económico.

Por su parte, la oferta de dinero en términos nominales, representada por el M1 ampliado, aumentó 6,5% en el promedio del primer mes de 2015 frente a enero del año pasado, según se desprende de cifras divulgadas ayer el Banco Central. Este resultado marca una leve aceleración en el crecimiento del agregado monetario, y evidencia un claro contraste frente a enero del año pasado, cuando el aumento interanual había sido 13,3%.

El crecimiento del mes, se ubicó levemente por debajo del rango meta indicativo fijado por el Comité de Política Monetaria de diciembre, para el crecimiento del agregado en el promedio del primer trimestre del año, fijado en 7%-9%.

Cabe recordar, que el crecimiento interanual promedio para el último trimestre del año pasado había sido de 7,1%, cerrando por debajo del rango meta indicativo para ese trimestre, que era 8%-10%, y en línea con la política monetaria contractiva que el Banco Central lleva adelante desde junio de 2013.

El indicador, compuesto por el dinero en poder del público más los depósitos a la vista y las cajas de ahorro del público en el sistema bancario, alcanzó al cierre del primer mes del año, los $ 162.588 millones, frente a los $ 151.081 millones con que había cerrado el mismo mes del año 2014.

Por otra parte, la emisión tuvo una variación interanual de 6,7%, y se situó en $ 58.646 millones, mientras que el M1, —circulante en poder del público más depósitos a la vista— se incrementó 4,8% en el promedio del mes y totalizó los $ 115.146 millones. Estos incrementos nominales fueron inferiores a la inflación en los 12 meses a enero (8,02%), por lo que se evidencia que se dio un caída real en la oferta de dinero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)