Índice de precios

Inflación sigue fuera de la meta y no prevén que se modere en 2016

Lleva cinco años alejada del rango; en 2015 fue la más alta desde 2003.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El plan UTE Premia fue el factor clave que explica la caída de precios. Foto: D. Borrelli

La inflación cerró 2015 en 9,44% con un registro negativo de 0,55% en diciembre, logrando revertir el dato acumulado de los primeros once meses de 10,04%.

De esta forma, la suba de precios se volvió a ubicar fuera del rango meta establecido por el Banco Central (BCU) de entre 3% y 7%, objetivo que se incumplió en los últimos cinco años.

Además, la inflación del año pasado fue la más alta desde 2003. Ese año había sido de 10,19%.

Los analistas consultados por El País estimaron que en el presente año los precios mantendrán un alza anual en el entorno del 9%, aunque advirtieron sobre puntos claves como gasto público, la suba del dólar y salarios, que podrían incidir para que el dato esté más cercano al 10%.

Según el informe difundido ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el dato negativo del Índice de Precios del Consumo (IPC) en diciembre fue provocado casi exclusivamente por la caída de 6,15% en el rubro vivienda, que tuvo una incidencia negativa de 0,87% en el total. En ese rubro, se computa la reducción de tarifas de electricidad por el plan UTE Premia que se aplica desde diciembre de 2012.

Por otra parte, la inflación subyacente, que se obtiene a partir de excluir del análisis los componentes más volátiles de la canasta como tarifas públicas o frutas y verduras, ascendió a 10,11% en 2015, lo que representa el valor más alto desde 2008. Este mismo indicador en términos mensuales avanzó 0,45% en diciembre, lo que constituye el valor mínimo en todo el año pasado aunque fue superior al registrado en el último mes de 2014 (0,22%).

Durante diciembre de 2015, los rubros que sufrieron mayores incrementos de precios fueron salud y transporte, ambos con una incidencia de 0,06% en la variación mensual del IPC.

Esperable.

Para los analistas, tanto el dato de inflación de diciembre como la cifra anual se ubicaron dentro de un rango previsible.

El economista Santiago Rego de CPA Ferrere sostuvo que la baja en el IPC se debió exclusivamente a la reducción en las tarifas eléctricas e indicó que es "un evento puntual que se revertirá en enero".

Para el economista Pablo Moya de la consultora Oikos el aumento real de los precios en el año se ubicó en 10% a pesar de que "por temas técnicos se muestra una inflación por debajo" de los dos dígitos.

Por su parte, el economista Horacio Bafico apuntó que "en el último trimestre de 2015 se notó un esfuerzo del gobierno por controlar los precios a través del dólar y el acuerdo de precios" con las gremiales empresariales, algo que incidió para la desaceleración en la suba de los bienes transables.

Coincidió con Rego en que este panorama se revertirá en los primeros meses y añadió que "no sería de extrañar" que en el corto plazo la inflación anualizada supere el 10%.

Meta.

El objetivo trazado por el Banco Central de una inflación anual entre 3% y 7% se incumplió nuevamente por quinto año consecutivo. La última vez fue en 2010, cuando la suba de precios anualizada fue de 6,93%.

Bafico mencionó que este umbral "ni el propio gobierno lo toma como referencia" y añadió que la preocupación real de las autoridades es que la inflación no supere el 9%.

Moya expresó que las medidas implementadas por las autoridades "no están dando el resultado deseado".

A su vez, Rego expresó que las presiones inflacionarias hacen pensar que esta meta "no se va a cumplir este año ni el que viene". Además, Bafico puso en duda que pueda alcanzarse ese objetivo en el quinquenio.

Ante este panorama, Moya apuntó que se deberían impulsar "medidas de mayor rigurosidad" para combatir la inflación. Aunque dijo que "por los desajustes a nivel macro", como el alto déficit fiscal y la desaceleración económica, el gobierno se está quedando sin instrumentos.

Bafico sostuvo que las principales presiones inflacionarias en 2016 continuarán siendo el gasto público y los salarios. Mencionó que "será muy importante para el resultado final de la inflación" el resultado de las negociaciones salariales de los grandes grupos, como los trabajadores de comercio y servicios, y la construcción.

Por último, Rego pronóstico que una inflación alrededor de 9% y por debajo de la barrera del 10% "es funcional a una depreciación del tipo de cambio",

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)