FLUJO DE CAPITALES

Inversión extranjera en América Latina tuvo su menor nivel en 5 años

La Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina alcanzó su nivel más bajo en cinco años, totalizando US$ 179.100 millones en 2015, con una caída de 9,1% por menores inversiones en minería e hidrocarburos y la crisis de Brasil, informó la Cepal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Cepal presentó las perspectivas de crecimiento para 2014. Foto: EFE

Para 2016, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) "proyecta que la IED se mantendrá en niveles inferiores a los alcanzados en los últimos años, en línea con las perspectivas económicas", y se espera que disminuyan otro 8%, dijo un comunicado del organismo de las Naciones Unidas con sede en Santiago.

El descenso en América Latina y el Caribe contrasta, no obstante, con el dinamismo observado a nivel global durante el año pasado, cuando los flujos mundiales de IED aumentaron 36%, llegando a un monto estimado de US$ 1,7 billones, empujados por una intensa ola de fusiones y adquisiciones, en particular en Estados Unidos.

La disminución regional "se explica por la caída de la inversión en sectores vinculados a los recursos naturales, principalmente minería e hidrocarburos, y la desaceleración del crecimiento económico, sobre todo en Brasil", cuya economía cayó un 3,8% en 2015, explicó Cepal.

Las proyecciones para la mayor economía regional tampoco son auspiciosas para este año, cuando se espera que se contraiga en un rango similar al de 2015, arrastrando al conjunto de las economías regionales, que se proyectan se contraerán en 2016 por segundo año consecutivo, para caer 0,6%.

Pese a la baja general de los flujos de inversión extranjera, los resultados por países fueron dispares en la región.

En Brasil la IED se redujo 23% a US$ 75.075 millones, aunque el país se mantuvo como el principal receptor de estos flujos en la región (acumulando 42% del monto total).

Para México, el segundo mayor receptor, las entradas de inversiones aumentaron 18%, alcanzando US$ 30.285 millones, uno de sus niveles más altos en siete años, focalizadas en la industria automotriz y las telecomunicaciones.

En cuanto a los inversores, en 2015, Estados Unidos se posicionó nuevamente como el principal inversor de la región, con un 25,9% de la IED, seguido de Países Bajos (15,9%) y España (11,8%).

La salidas de IED desde la región por su parte disminuyeron sustancialmente a 47.362 millones de dólares en 2015, un 15% menos que el año anterior.

Considerando el stock de inversión de estas compañías, Brasil y México son los países con más capital invertido fuera de sus fronteras, aunque solo se considera el año 2015. Chile se posicionó como el principal inversionista en el exterior de América Latina, concluye la Cepal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)