¿Participó junto a GNLS para perjudicar a empresa uruguaya? 

Investigan si OAS fue socio en estafa

La acusación contra el consorcio GNLS (integrado en partes iguales por la firma belga GDF Suez y la japonesa Marubeni, encargado de la construcción y operación de la regasificadora) sobre presunta estafa a empresas uruguayas suma a un posible socio: la constructora brasileña OAS (que está acusada de corrupción en su país).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente de Gas Sayago no confirmó cuándo se retomará la construcción.

Según la denuncia penal presentada por la empresa uruguaya Costa Fortuna y que tramita la jueza de Crimen Organizado Adriana de los Santos, GNLS le generó un perjuicio cifrado en US$ 9.721.354 como mínimo y dejándola al borde de "la ruina económica".

La firma uruguaya realizó tareas de pilotaje para la obra de la regasificadora.

De acuerdo a la denuncia y a las consultas efectuadas por la empresa al catedrático en Derecho Penal, Gonzalo Fernández y al también catedrático en la materia Gastón Chaves (material al que accedió El País), si bien Costa Fortuna fue sub-contratada por OAS (que a su vez había sido contratada por GNLS), tanto la brasileña como el consorcio tenían injerencia en los trabajos de la firma uruguaya.

Por un lado, OAS nunca llegó a tener el Proyecto Ejecutivo de la obra de la regasificadora, y Costa Fortuna trabajó siempre en base a borradores, los que iban cambiando, en algunos casos sustancialmente, según la denuncia.

Tanto actuaban GNLS y OAS en conjunto que el consorcio pagó directamente a Costa Fortuna por avances de obra con transferencias bancarias por US$ 1.368.506,35 el 29 de diciembre de 2014 y por US$ 641.660 el 5 de febrero de 2015. Esos pagos, debería haberlos realizado OAS que fue quien contrató a Costa Fortuna y no GNLS.

El desenlace "abrupto" —según lo califica Fernández— se dio el 24 de febrero (19 días después del pago que hizo GNLS) cuando OAS envió a 150 trabajadores al seguro de desempleo, aduciendo que GNLS le había suspendido parte de la obra.

Luego de ello, el 17 de marzo, GNLS rescinde unilateralmente el contrato con OAS invocando "una excusa técnica falaz: una presunta divergencia técnica constructiva sobre presuntos enormes costos adiciones y/o dificultades adicionales en las obras" y "dificultades financieras que tuvo en Brasil la firma OAS", expresa el escrito.

De inmediato GNLS le ejecutó a OAS por vía extrajudicial una garantía bancaria por valor de US$ 126 millones y dejó de abonarle el último certificado de avance de obra por US$ 15 millones, destinado a cancelar pagos a subcontratistas.

El 2 de abril, OAS le rescinde en forma unilateral el contrato a Costa Fortuna y cuatro días después se presenta a concurso de acreedores.

Las sospechas surgen por varios aspectos. La denuncia plantea que "mientras que Costa Fortuna terminó severamente perjudicada, GNLS logró —en forma blindada y meteórica— un multimillonario provecho económico indebido, de más de US$ 140 millones, sorteando así apenas por escasos días al concurso voluntario judicial".

Según la consulta a Chaves, el catedrático indicó que "Costa Fortuna fue inducida, en su perjuicio, a continuar avances de obra" y que "dicha inducción a error fue generada de modo concluyente por GNLS, quien, mediante hecho propio, se hizo cargo del pago de avances de obra ya cumplidos en la relación de subcontrato de la consultante (Costa Fortuna) con OAS, creando en la consultante la certeza de seguridad en la continuidad de los trabajos", lo que después no ocurrió.

A su vez, Fernández expone que GNLS utilizó una "excusa baladí e inconsistente" para rescindirle el contrato a OAS y "con subrayada rapidez, sin oposición de la rescindida, —lo que aparenta una suerte de complicidad entre ambas— se hace de una garantía constituida". Agrega que "a cualquier ciudadano común" la causa para rescindir el contrato, "le suena a una maniobra para adueñarse de US$ 40 millones por lo menos" que surgen de la diferencia entre lo que GNLS obtuvo de OAS y lo que le pagó al Estado como multa por la terminación del contrato.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)