PASIVIDADES

Jubilaciones: tablas unisex generan "subsidio" a mujeres

Cambia cómo se calculan estas prestaciones; hasta hoy varían por sexo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jubilados. foto:Archivo EL PAÍS

A fines del año pasado el Banco Central (BCU) puso en consulta pública una batería de cambios en relación a cómo se pasarán a calcular las jubilaciones de los uruguayos que se retiren bajo el régimen mixto (AFAP más Banco de Previsión Social, BPS) a partir del próximo año.

Como este sistema echó a rodar en 1996, todavía la mayoría de las personas que dejaron de trabajar no cobran esta prestación de esta manera. Pero eso empezará a cambiar en los próximos años, lo que motivó las modificaciones que el regulador puso arriba de la mesa en 2016.

La presentación de estas modificaciones meses atrás provocó la adhesión de algunos actores y la crítica de otros (ver nota aparte).

Ahora, un decreto reciente volvió a generar un debate alrededor de las transformaciones que el BCU maneja para el cálculo jubilatorio. El decreto de los ministerios de Economía y Trabajo —con fecha 15 de agosto— establece que las tablas de mortalidad, uno de los componentes que determina las jubilaciones de los uruguayos por el pilar de AFAP, pasen a ser unisex.

Mientras que el decreto original de 1996 hablaba de "la expectativa de vida del afiliado, de acuerdo a las tablas completas de mortalidad por sexo" que fijara el BCU, ahora se indica que será "de acuerdo a las tablas completas de mortalidad por edad, sin distinción de sexo".

Algunos entienden que así se mejorará la equidad del sistema, puesto que se erradicará una "discriminación" hacia las mujeres por vivir más que los hombres. En Uruguay los hombres viven en promedio 73 años y las mujeres 81, según los últimos datos disponibles de la Organización Mundial de la Salud (dados a conocer en 2014 pero con información relativa a 2012). Esta diferencia, dicen, hace que ellas, a igual ahorro en el pilar individual, deban dividirlo en una mayor cantidad de meses, lo que reduce el monto de la prestación que reciben una vez jubiladas.

En la vereda de enfrente, se señaló que las tablas unisex van en contra del espíritu del régimen jubilatorio que Uruguay estableció en 1996.

Visiones.

Consultado por El País acerca de este nuevo decreto, el presidente de la Asociación Nacional de AFAP (Anafap, que nuclea a las privadas), Sebastián Peaguda, dijo que es una manera de implementar "algo que por política pública puede ser atendible, el desequilibrio de tener a una mujer con una pensión menor que la del hombre cuando la mujer tiene la misma edad y el mismo saldo acumulado."

Sin embargo, añadió, que "todas las transferencias que hacés de un lado para el otro quedan escondidas detrás de todos los supuestos" que se tienen en cuenta para la construcción de esas tablas.

Para Peaguda, se podría llegar al mismo objetivo con una "transferencia directa". Sería "hacer explícito lo que de todas maneras estás haciendo implícito", dijo.

Además, apuntó que esta "compensación" hará que el hombre tenga una "jubilación menor a lo que podría ser si se considerara su propia expectativa de vida".

Peaguda —quien también se desempeña como gerente general de AFAP SURA— señaló que existen otras "inequidades", incluso a la interna de un mismo género. Los hombres de altos ingresos, ejemplificó, tienden a tener una expectativa de vida mayor a la de sus pares de bajos recursos (lo mismo pasa con las mujeres). Hasta ahora, "hay una transferencia del de bajos recursos al de altos recursos", porque el primero "financia" con su menor expectativa de vida la prestación del segundo, dijo.

Por su parte, Hugo Bai, integrante de la representación de los trabajadores en el BPS, sostuvo que si bien este cambio de forma aislada es "positivo", siguen cuestionando el sistema de ahorro individual, entre otros, por las "muy altas comisiones que se cobran".

Bai también recordó que todavía se desconoce la totalidad de la propuesta para el cálculo de jubilaciones bajo el régimen mixto.

Pese a esto, señaló que el anuncio sobre las tablas de mortalidad es bienvenido, dado que "es discriminatorio que si hombres y mujeres aportaron y ahorraron lo mismo y tienen la misma edad las mujeres cobren una jubilación menor por su mayor esperanza de vida".

El economista admitió que "considerándolo desde un punto de vista individual", este cambio implica un "subsidio" de hombres a mujeres. "Pero entendemos que es un subsidio deseable en el marco de un sistema de seguridad social que debe perseguir fines como los de la solidaridad, la redistribución del ingreso y el combate a la pobreza", expresó.

Cambios propuestos: luces y sombras

Dentro del grupo que valoró como positivos algunos de los cambios que presentó el BCU a fines del año pasado se ubicaron las AFAP y las compañías aseguradoras. A grandes rasgos, ambas han manifestado que generarían un escenario mejor al actual.

Hasta ahora, la única empresa de seguros que participa en el mercado de las rentas vitalicias (aquellas que pagan las aseguradoras en función del ahorro previsional acumulado en las AFAP) es el Banco de Seguros del Estado (BSE). Las privadas, en tanto, afirman que las condiciones hoy no son atractivas y se retiraron del mercado hace años. Este es uno de los puntos que el BCU quiere revertir: abrir la cancha para que más jugadores pasen a ofrecer este producto sobre el que hoy el BSE tiene un monopolio de hecho.

En tanto, el Pit-Cnt y el BPS han expresado su rechazo a varias de las modificaciones propuestas.

La central obrera —valiéndose de un informe del Instituto Cuesta Duarte— afirmó que, de prosperar, estos cambios harían descender las jubilaciones. El trabajo califica como el "cambio más importante" al hecho de que ya no se fija una renta mínima que las aseguradoras deben pagar —como sucede hoy— sino que se "propone que se utilicen como referencia para que cada aseguradora fije un margen bruto".

En tanto, un estudio de la Asesoría General en Seguridad Social del BPS y aprobado por unanimidad en una reunión del directorio de febrero sostuvo que algunos de los cambios propuestas van contra lo dispuesto por el decreto que regula el régimen previsional mixto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)