INFORMA SU PARTIDA

Katoen vende participación en Uruguay; ANP no sabía

Firma belga, enfrentada con su rival Montecon, anunció proceso de salida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Katoen: tiene con TCP la única terminal especializada del puerto. Foto: M. Bonjour

El operador portuario Katoen Natie anunció ayer su intención de deshacerse de sus negocios en Uruguay. Desde hace años la empresa mantiene una disputa pública con su principal rival en el puerto de Montevideo, Montecon, pero a la hora de indicar el porqué de su decisión no hizo mención alguna a este asunto.

El principal negocio de la compañía de origen belga en Uruguay es Terminal Cuenca del Plata (TCP) que posee una terminal especializada de contenedores en el puerto de Montevideo, de la cual tiene el 80%. El restante 20% del paquete accionario está en manos de la Administración Nacional de Puertos (ANP).

Katoen Natie consiguió la concesión en 2001, por un plazo de 30 años. "Desde entonces, Katoen Natie y su socia, la Administración Nacional de Puertos, han hecho inversiones relevantes en la terminal para incrementar capacidad y eficiencia", afirma la empresa europea en un comunicado. El texto también señala que "luego de un comienzo espectacular durante sus primeros 16 años de existencia, TCP está posicionada para seguir creciendo".

¿Cómo explica la compañía la decisión de dejar sus negocios en Uruguay? "Considerando la competencia en prioridades por capital y la naturaleza diferente de las áreas clave de TCP y Katoen Natie, la empresa ha tomado la decisión de desprenderse de sus actividades portuarias en Uruguay y reinvertir lo ganado en proyectos estratégicos", indica el comunicado. Para salir de sus negocios en Uruguay, designó al banco estadounidense "Goldman Sachs International como consejero en el proceso de venta".

Agrega que está muy "orgullosa" debido al "desarrollo exitoso" de su operación local hasta el día de hoy.

"Bajo nuevos propietarios, TCP tendrá una fuerte posición para beneficiarse del crecimiento futuro y de las oportunidades en la región, incluyendo un importante espacio para la expansión de las instalaciones de la terminal", sostiene el texto divulgado en la tarde de ayer.

"El fuerte marco legal uruguayo y la estabilidad política del país han permitido que se siguiera invirtiendo en la terminal para transformar a TCP en una de las terminales de contenedores líderes en el Sur", agrega el comunicado.

El País se comunicó con jerarcas de la empresa para profundizar acerca del motivo detrás de su ida del país, pero se excusaron de brindar más detalles. Agregaron, en cambio, que hablarían hoy.

La firma belga mantiene un enfrentamiento de larga data con el otro operador portuario de peso de la terminal capitalina, Montecon, y a lo largo de los años esta pelea ha tenido varios capítulos que salieron a la luz pública, con acusaciones en una y otra dirección.

Entre otros, Katoen Natie afirma que Montecon es favorecida por la ANP para operar en los muelles públicos. En tanto, Montecon retruca diciendo que lo que busca su competidor es quedarse con todo el mercado.

A mediados de febrero de este año el gerente de relaciones institucionales de Katoen Natie en Uruguay, Fernando Correa, había señalado que es-ta situación que describía la compañía ponía "en riesgo el negocio".

En el comunicado, la firma belga indica que además de TCP su decisión de desprenderse de los negocios locales también afecta a "todas las empresas (…) activas en el negocio de operaciones portuarias". En este grupo están Seaport Terminals Montevideo S.A. y Nelsury S.A.

Reacción.

En la ANP —socios de Katoen Natie en TCP— se enteraron de la decisión de la compañía belga por los medios de comunicación. "Me enteré por la prensa, no hubo ninguna comunicación", afirmó ayer en la tarde a El País el vicepresidente de la ANP, Juan José Domínguez.

El jerarca añadió que el 20% de las acciones de la ANP hace que sus votos no sean "decisivos". "Ni alcanzan para hacer cambiar una decisión que supongo deben tener muy pensada", añadió.

Consultado acerca de si la decisión de la firma belga se debía a la "guerra" que mantiene con Montecon y la ANP, Domínguez contestó negativamente. "Simplemente a ellos el negocio no les cierra como esperaban, no han cumplido con la base mínima de movimiento de contenedores, están en deuda ahí y de pronto tienen otros negocios porque son una organización fuerte comercialmente en el mundo y tendrán otras alternativas", señaló.

"Hay reuniones ya anunciadas (con directivos de Katoen Natie) la próxima semana y ahí vamos a tener alguna novedad más directa", remató el jerarca de la ANP.

En caída movimiento de contenedores.

La participación de Terminal Cuenca del Plata (TCP) en el total de contenedores movilizados en el puerto de Montevideo viene en descenso en los últimos años. Según datos oficiales de la Administración Nacional de Puertos (ANP), hasta marzo la empresa despachó 52.749 contenedores a un promedio de 17.583 por mes. Con ello acumula el 40% del movimiento en la terminal capitalina con una notoria diferencia con su competidora Montecon, que tiene el 60% restante de la operativa.

Estos números hicieron que tiempo atrás el gerente de Relaciones Institucionales de Katoen Natie, Fernando Correa, manifestará que "probablemente en julio de 2017 (cuando cierra el ejercicio actual) por primera vez no se cumplan" los volúmenes de carga exigidos en el contrato de concesión de la terminal especializada en el puerto de Montevideo. Por esto, marcó un "riesgo de expropiación indirecta" dado que la ANP "favorece" a Montecon en sus decisiones, según la visión de la empresa belga.

El año pasado TCP había despachado un total de 249.999 contenedores, lo que representó el 46% de la carga que pasó por la terminal durante 2016 y también quedó por debajo de su competidora, que abarcó el 53% de la actividad. En 2015 en cambio, sí había sido TCP la operadora portuaria con mayor movimiento de contenedores con el 52,3% del total (260.209 contenedores) superando a Montecon que había tenido el 47% de la operativa. Algo similar ocurrió en 2014, cuando la empresa concesionaria de la terminal especializada acaparó el 50,4% de la actividad (238.667 contenedores) y Montecon el 49%.

Entre ambas empresas acumulan prácticamente la totalidad del negocio del despacho de contenedores. Muestra de ello es que en los primeros tres meses de 2017 hubo únicamente 658 contenedores movilizados por otras dos empresas (Pantzin y Planir).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)