Hasta ahora los TLC vigentes del país asiático en América son con Chile y Perú

Líderes políticos y empresariales promueven acuerdos Corea-región

Líderes políticos y empresariales de Latinoamérica, el Caribe y Corea del Sur coincidieron en expandir las oportunidades comerciales y trabajar en pos de nuevos tratados de libre comercio con la región, donde ya hay vigentes dos con Chile y Perú.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Alberto Moreno, presidente del BID. Foto: EFE

Durante la Asamblea Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se celebra en Corea del Sur, el viceministro de Finanzas de Corea, Hyunghwan Joo, remarcó que aunque las relaciones entre ambas partes son sólidas y han registrado un crecimiento notable en los últimos años deben ampliarse.

"Los vínculos están muy concentrados en unos pocos sectores, como el automovilístico o manufacturero; y unos pocos países, como México, Brasil o Chile. Debemos expandir nuestra presencia a otros ámbitos", dijo Joo.

Uno de los aspectos donde se puede avanzar, apuntó al alto funcionario coreano, es la negociación de más tratados comerciales con la región.

Actualmente, están vigentes acuerdos con Chile y Perú, se espera que en 2015 empiece a funcionar el recientemente acordado con Colombia; y se encuentran bajo consideración tratados similares con México, Centroamérica y Mercosur.

Como asistente a uno de los paneles, el ministro de Comercio de Costa Rica, Alexander Mora, comentó que después de unos años de creciente integración comercial "el desafío de futuro es profundizar los lazos en un mundo cada vez más globalizado".

En este sentido, y además del pujante comercio bilateral que ha registrado una tasa de crecimiento anual del 17 % desde 1990; la otra clave es ahondar en las inversiones, especialmente las procedentes del país asiático, que han registrado más de US$ 10.300 millones desde 2003.

Precisamente, el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, fue el primero en resaltar las ventajas de las inversiones surcoreanas en la región.

"Su presencia no solo se traslada en puestos de trabajos manufactureros bien remunerados, también expande y moderniza nuestra capacidad industrial y permite que muchas pequeñas empresas se vuelvan parte de las dinámicas cadenas de valor global al producir algunos de los productos más complejos e innovadores", afirmó.

La cita empresarial se produce en el marco de la reunión anual del BID que se desarrolla del 26 al 29 de marzo en la ciudad surcoreana de Busán, la segunda del país; y en la que se ha hecho hincapié en la importancia de la implicación del sector privado.

Por un lado, los funcionarios de alto nivel conversaron durante todo el día sobre las lecciones aprendidas durante los últimos años con los obstáculos y oportunidades en torno a temas clave como energía, transporte, y herramientas financieras, entre otros.

En paralelo, el organismo coordinó varias rondas de encuentros cara a cara entre representantes de pequeñas y medianas empresas latinoamericanos y coreanos en el centro de convenciones BEXCO para dar a conocer sus productos y servicios.

Además, China y el BID firmaron un acuerdo marco para ampliación de la cooperación entre el país asiático y la institución financiera en áreas como comercio e inversiones, finanzas e intercambio de conocimientos.

El acuerdo "promete ampliar aún más" la colaboración que existe entre la institución y China, y que incluye un fondo de cofinanciamiento de 2.000 millones de dólares establecido en 2013.

Al Gore y los desafíos en la infraestructura.

La necesidad de promover las mejores prácticas en infraestructuras y finanzas para asegurar el futuro de Latinoamérica fue otro de los puntos abordados por los líderes políticos y empresariales. En su alocución el exvicepresidente estadounidense Al Gore destacó la necesidad que existe de construir infraestructuras más sostenibles en un mundo que sufre una crisis climática. Gore dijo que las consecuencias de la crisis climática "están aplastando muchas de nuestras infraestructuras, diseñadas para una era distinta". En tanto, el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, recordó los desafíos de la región. Destacó que "para 2030, la región tendrá seis megaciudades, ciudades con más de 10 millones de habitantes" y que si las infraestructuras son la base para "ciudades sostenibles, el acceso a las finanzas es la base para el crecimiento económico".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)