INFLACIÓN ABAJO DE 10%

Con una mano del dólar, la inflación baja de dos dígitos

Desde los 12 meses a febrero venía en 10% o más; analistas prevén siga así.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Banco Central lanzó ayer los balances de los bancos centrales. Foto: archivo El País

Por primera vez desde enero, la inflación anualizada se ubicó por debajo de los dos dígitos. La baja del dólar ayudó (fue de 3,21% en agosto, la mayor en cuatro años, y la sexta consecutiva) y los analistas estiman que la suba de precios será inferior a 10% en el cierre de 2016. Además, el alza del Índice de Precios del Consumo (IPC) de agosto fue el más bajo para ese mes desde 2011.

La inflación anualizada a agosto cerró en 9,38% y cortó así una racha de seis meses por encima de los dos dígitos. Según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) la suba del IPC del octavo mes del año fue de 0,57% y acumuló 8,12% en ocho meses.

A su vez, la inflación de 9,38% en 12 meses a agosto, fue la menor en esa medición desde octubre de 2015 (cuando había sido 9,15%) y fue la tercera desaceleración consecutiva de la suba de precios anualizada. Había llegado a 11% a mayo, con bajas luego a 10,94% a junio y 10,05% a julio.

Al observar el dato de agosto y la continua desaceleración de la suba de precios podría estimarse que lo peor de la presión inflacionaria ya pasó.

El economista de CPA Ferrere, Santiago Rego indicó a El País que tener una inflación en 11% era transitorio, tanto como el shock generado por una fuerte aumento en el valor de las verduras que se verificó unos meses atrás lo que impulsó la suba general de precios.

"Veníamos viendo que iba a estar por debajo de los dos dígitos; eras esperar un dato más (por el de agosto) para que ocurriera", dijo.

Informó que en agosto la inflación tendencial (la que excluye elementos más volátiles como frutas y verduras y tarifas) se ubicó en 9,3% y desde los últimos seis meses se venía moderando.

"Nuestra previsión es que esto no es puntual y que la inflación va a continuar por debajo de 10%. Previo al dato de agosto teníamos una inflación en 9,7% para el resto del año y parte del año próximo, en gran parte por esta especie de pausa del dólar a nivel local que es un poco más exacerbada que a nivel global", indicó el economista de CPA Ferrere.

La gerente senior de Asesoramiento Económico Financiero de Deloitte, Florencia Carriquiry, dijo a El País que "claramente la baja del dólar de estos meses está reduciendo fuertemente las presiones inflacionarias, sobre todo a nivel del componente transable de la canasta (aquellos productos y servicios que se comercian con el exterior) que pasó de una inflación de más de 10% al inicio del año a 6,3% en los últimos 12 meses".

Carriquiry indicó que "si asumimos que el dólar se mantiene relativamente bajo en los próximos meses, la inflación seguirá bajando seguramente en lo que resta del año".

Por tanto, con un pronóstico de dólar cerrando a $ 30 este año y a $ 34 el próximo, la previsión de inflación de Deloitte se ubica en 8,6% para ambos años.

"No obstante, vale advertir que la inflación podría bajar algo más (aunque de forma transitoria) en la primera parte del año próximo, incluso acercándose al techo del rango objetivo de 7% en algunos meses, en la medida en que los precios de las frutas y verduras bajen (revirtiendo subas extraordinarias de este año) y en la medida en que salga de la medición anual el impacto de la suba del Imesi al tabaco de comienzos de 2016", sostuvo la economista.

Por su parte, el economista de Vixion Consultores, Aldo lema indicó a El País que "la cifra confirmó cierta moderación de las presiones inflacionarias, en parte por algo de atenuación salarial, pero sobre todo por la apreciación del peso de los últimos meses. La duda no es si hubo moderación, sino su permanencia".

"Si es transitoria o más duradera, dependerá fundamentalmente de ambos factores", añadió.

Lema expresó que la inflación interanual continúa perfilada a cerrar 2016 entre 9% y 10% aunque "más cerca del piso que del techo del rango".

En tanto, el economista de KPMG, Marcelo Sibille dijo a El País que en la medida que el tipo de cambio permanezca estable en los niveles actuales y "asumiendo que no va a haber ajuste de tarifas hasta fin de año parece factible que la inflación pueda cerrar el año en un dígito".

Por ese motivo, señaló que la proyección previa al dato de agosto de KPMG de una suba de precios de 10% para 2016 será revisada a la baja.

El Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) manifestó ayer que la inflación de agosto de 0,57% fue superior a su proyección de 0,47% y también a la mediana de las expectativas relevadas por el Banco Central (BCU) de 0,40%.

El Cinve indicó que "al haberse observado un dato inflacionario alineado con nuestras proyecciones, no se esperan correcciones importantes".

La consultora coincidió en que la apreciación del peso explicó, en gran medida, la moderación inflacionaria observada en agosto.

"Como sucedió en meses anteriores, la presión ejercida por el tipo de cambio sobre el nivel de precios contribuyó a la caída de la inflación tanto global como tendencial en términos interanuales", manifestó la consultora.

Añadió que "la inflación de bienes transables se ubicó en 0,20%, mayor a la de los últimos dos meses pese a observarse una apreciación más significativa que en éstos, de forma que la inflación transable registró un valor de 7,63% en términos interanuales".

Por último, informó que "la inflación no transable también mostró un descenso, ubicándose en agosto en 10,75% en términos interanuales".

Mayor incidencia de alimentos.

La mayor incidencia en la suba de precios de agosto correspondió al rubro alimentos y bebidas no alcohólicas con 0,20%. Dentro de los alimentos, se verificó un aumento de 0,88% del pan y los cereales y un incremento de 7,34% en las frutas.

En el caso de las legumbres y hortalizas se verificó una baja de precio de 1,56. Además, aumentaron 1,84% el agua mineral, los refrescos, los jugos de frutas y de legumbres. La segunda incidencia fue compartida por las divisiones muebles, artículos y productos para el hogar y la salud con 0,09%. En el primer caso se verificó en agosto un incremento de 1,53%, mientras que en el segundo el aumento fue de 1,18%. En caso contrario, se observó una incidencia negativa de los rubros transporte y recreación y cultura, de 0,05% y 0,01%, respectivamente, según los datos del INE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)