RELACIÓN CON IDAS Y VUELTAS

MEF anuncia "novedades" en tarifas al campo este año

“Reducción de algunas” fue lo que transmitió el equipo económico a ARU.

La directiva de ARU recibió al equipo económico en la Expo Prado. Foto: A. Colmegna
La directiva de ARU recibió al equipo económico en la Expo Prado. Foto: A. Colmegna

Pese a los conocidos reclamos del agro al gobierno sobre competitividad y costos internos, la directiva de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) evitó ayer ir al choque con el equipo económico y priorizó el diálogo. Como respuesta, el ministro de Economía, Danilo Astori, les anunció que habrá "novedades antes de fin de año" sobre las tarifas de electricidad y combustible.

"No son reuniones para desenterrar situaciones puntuales o conflictos y dificultades que todos sabemos sufre el sector agropecuario. Igualmente se tocaron todos los temas y dijimos todo lo que teníamos para decir", explicó a El País tras el encuentro el presidente de la ARU, Pablo Zerbino.

El lunes la ARU había emitido un comunicado donde expresó que la pérdida de competitividad exige tomar "medidas urgentes" por parte del gobierno, porque si no "el deterioro continuará desmotivando la inversión (…), provocando una disminución de las áreas sembradas, marginando a productores y reduciendo considerablemente las fuentes de trabajo".

Pero al recibir ayer al equipo económico —además de Astori estuvieron presentes el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri; el director de la Asesoría Macroeconómica, Andrés Masoller; el coordinador de inclusión financiera, Martín Vallcorba y el presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara— en la Expo Prado, la ARU buscó mantener el canal de diálogo y escuchar los planteos de los jerarcas de gobierno.

"Las explicaciones fueron que el país está con un déficit fiscal importante en el que se está trabajando, que se esperan novedades antes de fin de año con la reducción de algunas tarifas, y que financieramente el país está fuerte, por lo que se irán atacando paulatinamente los problemas macroeconómicos para hacer más viable" la producción, detalló Zerbino. Añadió que ahora resta "esperar por las medidas y desear que tengan un resultado positivo".

En el mismo sentido de lo explicado a la ARU, Bergara manifestó ayer al programa Tiempo de Cambio de Radio Rural, que "es necesario bajar el déficit fiscal por la competitividad" y por ello "a veces se dificulta por ejemplo el proceso de reducción de tarifas, que también ayudaría" a reducir los costos internos. Son "conflictos en las decisiones de política económica" en el corto plazo, dijo.

El tema tarifas se mantiene en la discusión pública desde hace meses, y los reclamos de los sectores productivos no han disminuido con la decisión de Ancap de bajar 8% el precio del gasoil desde julio ni con la implementación del plan "Más por Menos" de UTE que reduce 50% el costo del consumo adicional de energía fuera del horario pico.

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla dijo ayer, al inaugurar el stand de UTE en la Expo Prado, que los cambios en la matriz energética "darán una oferta de oportunidad" con planes de rebajas para determinados clientes en años con buenas lluvias como el actual.

Zerbino: “No son reuniones para desenterrar conflictos” del sector.

Lechería

Pese al tono cordial, la situación de dificultad que atraviesan los productores lecheros y arroceros tuvo un capítulo aparte en la reunión. Astori señaló que se habló "sobre có-mo encarar ese mal momento, para tratar de acortarlo y que dos producciones muy importantes para el país se recuperen lo antes posible".

El ministro resaltó las medidas ya anunciadas para los lecheros —extensión del plazo de pago de las deudas contraídas con el Banco República por un año y la creación de un fideicomiso con $ 1,30 de los $ 2 que aumenta la leche al público para enfrentar el endeudamiento— e informó que para los arroceros se analiza una ayuda "no por la vía de un fideicomiso sino por una especie de postergación" de los créditos que contribuya a "un alivio financiero" para los productores.

Zerbino consideró que estas respuestas "son políticas a largo plazo, que es lo que necesita el sector porque no es necesario más crédito sino más plazo, porque (el problema radica en) la capacidad de repago a raíz de los márgenes tan estrechos de rentabilidad".

Por otra parte, Astori analizó acerca del futuro del sector agropecuario que "después de una época en que los resultados no fueron tan buenos, hoy varios de los precios (internacionales de exportación) fundamentales para Uruguay están mejorando", como la leche, el arroz y la soja, al tiempo que la carne se mantiene "en niveles muy buenos para el país". Zerbino matizó estos pronósticos favorables y agregó que en la actividad ganadera "si bien crecen los números y el volumen exportado, eso no se refleja en el bolsillo del productor".

El "BCU sostiene un dólar a $ 28 y pico"

El ministro de Economía, Danilo Astori, encendió la polémica la semana pasada al afirmar que en Uruguay no hay atraso cambiario, en contraste con la posición de analistas y diversos sectores productivos que reclaman un aumento del valor del dólar para alivianar los costos internos. Esa postura se basa en que el país no tiene una política de tipo de cambio fijo, sino que la divisa flota libremente y el Banco Central (BCU) interviene para evitar cambios bruscos o volatilidades.

Precisamente el presidente del BCU, Mario Bergara, explicó ayer que "hay un diagnóstico de preocupación con el tema cambiario", aunque aclaró que dicha situación es definida como "un desalineamiento del tipo de cambio de su valor de fundamentos" en el lenguaje del gobierno. Por ello ha existido "una intervención enorme del BCU en lo que va del año" —compró US$ 2.810 millones de forma directa e indirecta, un máximo en al menos 18 años— para sostener el tipo de cambio en los niveles actuales.

"Hay una presión circunstancial, de expectativa y de cambio de portafolios. Por eso entendemos que no hay que dejar expresarlo en el mercado, porque si no, por decir una caricatura, el dólar debería estar en vez de a $ 28 o $ 29, en $ 23", señaló Bergara. En esa línea, remarcó que la autoridad monetaria "no solo deja que el dólar suba sino que lo sube, porque el BCU es el que está sosteniendo un dólar a $ 28 y pico" con sus intervenciones en el mercado.

Consultado acerca del valor del dólar, el presidente de la Asociación Rural (ARU), Pablo Zerbino, dijo ayer a El País tras el almuerzo con el equipo económico que pese a la posición de Astori "las consecuencias de la política económica (del BCU) son las mismas que las de un atraso cambiario, porque tenemos un país caro en dólares con una inflación en dólares muy importante y eso quienes exportamos en divisas extranjeras lo vemos ya que cada día nos cuesta más".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)