EN EL CAMINO DE LA TRANSPARENCIA FISCAL

MEF va por cambiar lógica "inaceptable" de trámites

Ferreri dijo que generan “problemas” para facilitar negocios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cambio: "Salto cualitativo" en trámites públicos, prometió Ferreri. Foto: Ariel Colmegna

En un país donde cada vaca tiene un chip, el trámite para la exportación se realiza con formularios que deben ser llenados en una máquina de escribir, es inaceptable", expresó ayer el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri. Tras repasar los logros del gobierno en varios frentes, el jerarca utilizó esta situación como ejemplo de que Uruguay mantiene "problemas en la facilitación de negocios".

Al exponer en un desayuno de Somos Uruguay, Ferreri dijo sentirse "orgulloso de lo que hicimos, pero no es suficiente" y señaló que el país necesita "un salto cualitativo" vinculado a una mayor agilidad y eficiencia de los trámites públicos.

"Lo primero es reconocer que tenemos problemas", manifestó y mencionó la ubicación de Uruguay en varias categorías del ranking Doing Business del Banco Mundial —que mide la facilidad para hacer negocios—: puesto 153 en agilidad del comercio transfronterizo, 160 en permisos de construcción y 100 en los registros de propiedad.

Sostuvo que la meta del gobierno es implementar cambios para alcanzar el podio a nivel de Latinoamérica en este tipo de clasificaciones. "No por el ranking en sí mismo, sino porque le vamos a simplificar la vida a los ciudadanos", aclaró.

Explicó que en la agenda del gobierno está "trabajar por procesos y no por trámites en cada oficina pública", y también eliminar "un montón de procesos" administrativos que enlentecen la concreción de negocios.

La presentación de Ferreri se tituló "La transparencia fiscal: ¿abismo o plataforma?". Se centró en la adopción durante los últimos años de normas anti evasión promovidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), decisión que el jerarca definió como "pragmática" porque "un país chico y abierto al mundo no puede quedar fuera del 80% del PIB mundial (porcentaje que suman los países miembros de la OCDE)".

Destacó la confianza internacional que genera Uruguay al sumarse a este proceso global de transparencia, lo que señaló redunda en mayor inversión y provoca "un círculo virtuoso" que favorece a la economía y la sociedad. Tras exponer las cifras crecientes de inversión durante la última década —en promedio se multiplicó por 10—, Ferreri subrayó que estas políticas no afectaron los números de crecimiento ni la radicación de emprendimientos en el país.

En respuesta a quienes cuestionan que el gobierno busque ser el mejor alumno de la OCDE, Ferreri evaluó que "venimos corriendo en el pelotón" ya que Uruguay fue el país número 101 en adherir a la Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal y el número 103 en comprometerse con el estándar de intercambio automático. "Las opiniones hay que sustentarlas con datos y difícilmente seamos los mejores de la clase", indicó.

Las quejas del público y la ironía con Suárez

Las preguntas del público al subsecretario de Economía no fueron amistosas. Le consultaron si no hay una contradicción entre la adopción de normas globales de transparencia y la política de apertura comercial, recordando el rechazo de algunos acuerdos. Luego hubo quejas contra los impuestos, los sueldos en empresas satélites del Estado —como ALUR y República AFAP— y las fortalezas institucionales mencionadas por Ferreri en su discurso. La última pregunta fue: "¿Hay algún límite en las ganas del gobierno de ser el mejor alumno de la OCDE o estamos dispuestos a entregar a Luis Suárez para ser miembros?". Ferreri dijo que se está "en el pelotón".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)