LA INTEGRACIÓN REGIONAL EN CRISIS

Mercosur "perdido" si no logra acuerdos

Situación “preocupante” del bloque e indicios positivos en la economía, dijo el ministro Danilo Astori.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ministro disertó ayer en el almuerzo de ADM. Foto: Fernando Ponzetto

Es preocupante la situación del Mercosur", reconoció ayer el ministro de Economía, Danilo Astori, y señaló que el bloque no solo no funciona a nivel de integración comercial sino que tiene "problemas institucionales graves".

Tras las diferencias entre los países miembros del Mercosur por la transferencia de la presidencia pro tempore —en propiedad de Uruguay— a Venezuela y la imposibilidad de reunir a los cancilleres para solucionar el tema, Astori expresó que "un proyecto de integración que nació con mucha ambición institucional hoy está demostrando una enorme debilidad".

Al disertar ayer en un almuerzo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) y ser consultado por los empresarios sobre la situación del Mercosur, el jerarca dijo que no quería dar "una respuesta por compromiso". En esa línea indicó que desconfía "que a corto plazo pueda haber una salida" a la crisis institucional y añadió: "No quiero anunciar que nos vamos a reunir y solucionar nuestros problemas porque no lo sé".

Tras esto, remarcó que si los integrantes del bloque "no buscan el camino para salir de la región y hacer acuerdos con países y bloques de otra parte del mundo, yo creo que el Mercosur estará perdido para siempre".

Indicios.

Durante la presentación titulada "El desafío de mantener el rumbo", el ministro de Economía enumeró señales positivas que brinda el mercado interno y los países vecinos para retomar la senda de crecimiento. "Hay indicios que van a venir tiempos mejores", sostuvo pese a que admitió que hay circunstancias actuales de volatilidad internacional que "hacen que el barco se mueva".

Reconoció que el país sufre "un notorio enlentecimiento del crecimiento" confirmado por el dato del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre —bajó 0,5% contra igual período de 2015—, pero aseguró que Uruguay "sigue diferenciándose positivamente de la región y esa es una de nuestras fortalezas".

También marcó "indicios importantes" de recuperación de los países vecinos, destacando la reducción del riesgo crediticio en Argentina y la mejora de las proyecciones económicas junto con una reversión en la apreciación del real en Brasil.

Al analizar la baja que experimenta el comercio mundial, Astori explicó que en mayor medida esto se debe a la caída de los precios internacionales y no a la reducción del volumen físico de las transacciones. Aunque dijo que en los mercados aparecen "resultados positivos para Uruguay" como la recuperación de los precios de la soja y el arroz.

Otra señal alentadora que mencionó, ahora del mercado interno, fue la reversión en la caída de las importaciones, que es "un indicio de recuperación sobre todo si las importaciones de bienes de capital (equipamiento y maquinaria) juegan un papel importante" como está pasando. El jerarca afirmó que esta tendencia "repercute en el mundo del trabajo" en referencia a la baja en la cantidad de personas en seguro de paro.

Déficit.

Astori señaló que "era necesaria la consolidación fiscal" (el paquete de medidas de aumento de impuestos y postergación de gastos que envió el gobierno en la Rendición de Cuentas), ya que "si no hiciéramos nada", el déficit "seguiría creciendo" —se ubicó en 3,7% del PIB en 12 meses a mayo—, pero con el ajuste fiscal se logrará cumplir el objetivo de finalizar el período con un déficit de 2,5% del PIB.

Interrogado sobre si el resultado fiscal podría afectar el grado inversor, Astori aseguró que "no está en peligro" aunque dijo que "es razonable" que ante el escenario actual las calificadoras hayan cambiado a negativa la perspectiva de la deuda uruguaya.

A su vez, el ministro de Economía explicó que tanto la disminución del gasto como el aumento de impuestos "son políticas procíclicas", es decir que acentúan la caída de la actividad que vive el país, por lo que se deben contrarrestar con la inversión que sostuvo es "la única política anticíclica".

Al respecto, informó que el programa de infraestructura del gobierno para el quinquenio —que dijo tiene mayor énfasis en energía y vialidad— alcanzará un avance de 37% hacia final de año. Además, indicó que Uruguay mantiene un "promedio anual muy alto" de promoción de inversiones mediante beneficios fiscales.

También expresó que el proceso de "coordinación y ordenamiento de las inversiones y la reducción de costos operativos" de las empresas públicas que viene realizando el Ministerio de Economía junto a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) viene dando resultados positivos.

Señaló que las compañías estatales eran "la principal explicación del déficit fiscal" al inicio del período de gobierno y eso se revirtió.

Al cierre de la presentación, Astori manifestó: "Hay razones para confiar en Uruguay. Manteniendo el rumbo, que es el desafío actual, se volverá al crecimiento y los indicios están a la vista".

DOS ASPECTOS INTERCONECTADOS.

Optimismo para bajar la inflación.

Astori expresó que "uno de los desequilibrios macroeconómicos más importantes de Uruguay son las presiones inflacionarias", pero señaló que "hay noticias positivas" en este rubro. Explicó que el "corazón" del aumento de precios, la denominada inflación subyacente —que elimina los componentes más volátiles—, está bajando y lleva tres meses consecutivos en descenso. También detalló que parte importante del aumento de precios fue producto de las frutas y verduras, afectadas por el factor climático, y del valor de los cigarrillos, que subió por las políticas antitabaco del gobierno. "Esos factores circunstanciales tienen influencia decisiva (en la suba de la inflación) y lo tendrán en la baja del factor inflacionario" cuando reviertan su incidencia, subrayó el ministro de Economía.

Dólar: Fed ayuda a "tranquilidad".

"Sobre el dólar no va a haber sorpresas, el Banco Central mantendrá su política de flexibilidad cambiaria que elimina ajustes bruscos al alza o a la baja", manifestó Astori. A su vez, analizó que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos seguirá manejando con cautela la suba de tasas de interés, lo que contribuirá a la tranquilidad del tipo de cambio. Sostuvo que este panorama seguirá "al menos hasta después de las elecciones" en el país norteamericano. Por otra parte, Astori destacó la reciente emisión de deuda que realizó el gobierno por US$ 1.147 millones y la definió "como la mejor salida de la historia al mercado en moneda extranjera". También resaltó la confianza de los inversores en la colocación de títulos a nivel domestico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)