Las nuevas franjas del IRPF

El mínimo no imponible del IRPF subirá a $ 23.380

El gobierno decidió que las franjas del impuesto aumenten por inflación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Con el dato actualizado de inflación de 9,4%, el Ejecutivo determinó el aumento del BPC .

El mínimo no imponible del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) subirá este año de $ 21.364 a $ 23.380, ya que el Poder Ejecutivo decidió aumentar la Base de Prestaciones y Contribuciones (BPC) por inflación. Esta base también determina las franjas de ingresos que definen cuánto se aporta por ese impuesto y los montos a deducir por hijos a cargo o por cuota hipotecaria.

Si bien el decreto que autoriza esta tradicional suba aún no fue firmado por los ministerios de Trabajo y Economía, fuentes oficiales confirmaron ayer a El País que este año el aumento de la BPC volverá a hacerse "por el 100%" de la suba anual del Índice de Precios del Consumo (IPC), que en 2015 fue de 9,44%, según se dio a conocer ayer (ver artículo en página A11).

El ajuste de la BPC puede realizarse tanto por la evolución del IPC como por el Índice Medio de Salarios (IMS). En cualquiera de los dos indicadores empleado, el Poder Ejecutivo tiene discrecionalidad para ajustar más/menos un 20%. Desde el 2012, el gobierno ajusta en forma idéntica a la evolución del IPC.

La BPC se elevará entonces desde el 1° de enero de este año de $ 3.052 a $ 3.340. Como consecuencia, el mínimo no imponible de IRPF (que equivale a siete BPC al mes), aumentará de $ 21.364 a $ 23.380. Los ingresos laborales nominales menores a ese valor estarán exonerados de IRPF. Ese es el estimativo mensual que suelen considerar los asalariados, aunque el IRPF es un impuesto de carácter anual y para su cálculo deben considerarse las rentas del trabajo generadas todo el año.

El Poder Ejecutivo está facultado desde 2012 a realizar una suba adicional del mínimo no imponible, que hasta el momento no ha utilizado. La ley 18.910 lo habilitó a incrementar de siete a ocho BPC mensuales el mínimo del IRPF y el del IASS de ocho a nueve BPC.

Pero a inicios de 2013 el equipo económico del gobierno prefirió no hacer esa suba (que implicaría una renuncia en la recaudación) al entender que la situación fiscal era "bastante delicada". En los años subsiguientes, echar mano a esta facultad tampoco estuvo en la agenda y este año no será la excepción, indicaron las fuentes consultadas. El déficit fiscal se mantiene en niveles elevados. Los últimos datos oficiales disponibles (correspondientes a los 12 meses cerrados en noviembre) reflejaron un "rojo" en las cuentas públicas de 3,6% del Producto Interno Bruto (PIB).

El IRPF es un impuesto progresional que grava con distintas tasas (incrementales) a diferentes tramos de ingreso laboral expresados en BPC, por lo que también suben desde el 1° de enero (ver tabla).

Por ejemplo, la franja que va de $ 23.281 a $ 33.400 (que abarca al grueso de los asalariados que pagan el impuesto) estará gravada con un 10%. En el otro extremo, a los salarios mayores a $ 384.100 se le aplicarán todas las tasas y el tramo de ingreso que supere ese monto llegará a pagar un 30%.

Núcleo y deducciones.

El mínimo no imponible de IRPF también sube para quienes tributan por núcleo familiar. Si los dos integrantes de la pareja perciben más de un salario mínimo nacional por mes, tendrán como umbral el equivalente a 14 BPC mensuales, que serán $ 46.760 (hasta el año pasado, eran $ 42.728). En tanto, si solo uno de ellos percibe un salario mínimo o más, el mínimo no imponible pasa de $ 24.416 a $ 26.720.

Una de las deducciones que pueden hacerse al impuesto es por hijos a cargo, que aumentará de $ 3.306 a $ 3.618 por cada menor. En el caso de hijos a cargo con discapacidad (sin importar la edad), el beneficio subirá de $ 6.613 a $ 7.237.

También subirá el tope a la deducción que puede hacerse por pagos de cuotas hipotecarias. Esto aplica siempre que el valor de la vivienda no supere las 794.000 Unidades Indexadas ($ 2.575.974 a hoy, unos US$ 85.328). La normativa especifica que el monto total deducible no puede superar las 36 BPC anuales, que serán $ 120.240 (o $ 10.020 por mes).

La suba de la BPC a su vez incide en otros aportes, como el que hacen los egresados de la Universidad de la República y de nivel terciario de la UTU al Fondo de Solidaridad (tras cinco años de haberse recibido). Si la carrera es menor a cuatro años, deberán pagar $ 1.670. Para las de cuatro años, se aportarán $ 3.340 y las de cinco o más pagarán $ 5.567. El Fondo se destina a becas para estudiantes universitarios. El beneficio máximo que reciben (dos BPC mensuales, cobradas de forma bimestral) también subirá, de $ 6.104 a $ 6.680.

El mínimo del IASS aumenta a $ 26.720.

El mínimo no imponible del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) también se ajustará por la suba de la BPC. A partir del 1° de enero, aumentará de $ 24.416 a $ 26.720 (ocho BPC mensuales). Las pasividades que se ubiquen por debajo de ese umbral, estarán exoneradas del pago.

Al igual que con el IRPF, cambiarán las franjas de ingreso que determinan cuánto se paga. El tramo de pasividad que va de $ 26.721 a $ 50.100, estará gravado con una tasa de 10%, a la franja que va de $ 50.101 a $ 167.000 se le aplicará un 20% y el tramo de la pasividad que supere ese monto deberá abonar un 25%.

Por otra parte, también se ajusta la jubilación mínima, lo que beneficia a unos 110.000 pasivos. Esa prestación fue aumentada en julio de 2,5 a 2,625 BPC (mes en el que el Ministerio de Trabajo decide elevarla), lo que equivalía a $ 8.012. A partir de enero, al decretar el ajuste de 9,44% en la BPC, esta prestación se ubicará en $ 8.768.

Las jubilaciones en general también se verán incrementadas este año por la suba del Índice Medio de Salarios Nominales (IMSN), que en enero-noviembre acumuló una suba de 9,7%. El alza será provisoria y se reajustará cuando se conozca el IMSN de todo 2015.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)