CIERRE

"Nos mintieron", dice el sindicato sobre cierre de Sherwin-Williams

Trabajadores fueron notificados por mensaje de texto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ocupan fábrica de Sherwin Williams. Foto: Fernando Ponzetto.

Faltaban 10 minutos para que empezara la reunión entre el sindicato y los representantes de la empresa Sherwin-Williams en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) el viernes pasado cuando personal de una firma de seguridad privada se trasladó hasta la planta de la fabricante de pintura, a pasos de la Avenida Garzón, para "evacuar" al personal. Algunos de los empleados de la compañía estadounidense —que empezó su actividad industrial en el país en 2007 tras la compra de Pinturas Industriales— estaban en la línea de producción, otros en "asamblea permanente" en la puerta del lugar.

A esa misma hora, en la Ciudad Vieja los representantes de los trabajadores oían que la casa matriz había decidido cerrar su operación en Uruguay. Como consecuencia, 57 personas quedaron sin trabajo. Antes del encuentro en la Dinatra, asegura el sindicato, la compañía había negado que bajar la cortina fuera una de las opciones sobre la mesa. "Hasta último momento nos mintieron totalmente" dado que la decisión de cierre ya estaba tomada, dijo ayer a El País el dirigente sindical Juan Bocca.

Además, Bocca criticó la forma en que los responsables de la empresa comunicaron la decisión a los trabajadores: mediante mensaje de texto.

La directora de Energía del Ministerio de Industria (MIEM), Olga Otegui, y el subsecretario de esa cartera, Guillermo Moncecchi, recibieron ayer a una delegación de empleados de la firma. La compañía, indicó Bocca, no había informado al MIEM.

Los trabajadores ya comenzaron a evaluar alternativas. El armado de una cooperativa fue una de las posibilidades barajadas, "pero la empresa está totalmente cerrada a negociar", dijo Bocca.

"Evaluación".

El País consultó a Sherwin- Williams acerca de varios de los puntos planteados por el sindicato —la "evacuación" del viernes, si había negado o no el cierre a los trabajadores y la forma en la que estos se enteraron de su despido—, pero al cierre de esta edición no se había obtenido respuesta a ninguna de esas preguntas.

En cambio, la compañía envió un comunicado —que ya había hecho circular días atrás—, en el que indica que "a partir de una evaluación de sus operaciones de fabricación en todo el mundo, y tras la adquisición de Valspar Corporation, decidió cerrar su planta industrial en Uruguay al tiempo que apuesta a mantener y desarrollar su actividad comercial a través de sus tiendas propias y su red de distribución".

Lo que hasta el momento se fabricaba en la planta uruguaya —para "abastecer principalmente a sus empresas subsidiarias de la región", detalla el comunicado— pasará a producirse ahora a través de otras plantas de la región.

"La empresa lamenta la situación de los trabajadores afectados por este cierre, reconoce los años de dedicación y trabajo conjunto y se compromete a brindarles un progra-ma de asesoramiento laboral desarrollado para apoyarlos en su reinserción laboral", agrega el texto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)