EL TIEMPO DE "TRUMPONOMICS"

El Nafta recibe espaldarazo fuerte de General Electric

Trump ha amenazado con sacar a EE.UU. del acuerdo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La firma emplea a más de 11.000 personas en México. Foto: AFP

El presidente ejecutivo de General Electric Co., Jeff Immelt, afirmó el viernes que México será una parte importante de su crecimiento futuro y dijo que la compañía es un impulsor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, conocido como Nafta por su sigla en inglés, que el mandatario estadounidense Donald Trump ha amenazado con abandonar.

El gigante está dispuesto a duplicar sus compras a proveedores mexicanos el próximo año, dijo un comunicado de la presidencia mexicana, una medida que podría irritar a Trump, que promociona una política de compras internas y ha criticado a las firmas estadounidenses que mueven operaciones a México.

Immelt no mencionó el interés de GE en incrementar las compras en México en un discurso en la norteña ciudad de Monterrey, pero dijo que el país es una parte importante de los planes de crecimiento futuro de la compañía.

"Somos optimistas con respecto a México", comentó durante la inauguración de una expansión de las operaciones de la firma en la capital del industrial estado de Nuevo León, al respaldar al Nafta.

A principios de mes, Immelt advirtió a la administración Trump de evitar las políticas proteccionistas, al tiempo que la invitaba a nivelar el campo de juego para las compañías estadounidenses con la reforma tributaria, el restablecimiento del financiamiento a las exportaciones y la mejora de los acuerdos comerciales.

General Electric, que desarrolla y fabrica productos para la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, emplea a más de 11,000 personas en México en 17 plantas de manufactura, cinco centros de servicio, un centro de ingeniería avanzada y un centro global de operaciones.

La compañía informó el jueves que fue elegida para dos proyectos de amplio alcance, que combinados suman 2GW de nueva potencia instalada para México, además de acuerdos multianuales y aplicaciones digitales con clientes clave.

La visita de Immelt coincide con los esfuerzos de México y Canadá para empujar a los líderes empresariales estadounidenses a defender al Nafta. Immelt se sienta en un consejo manufacturero designado por Trump que México ha identificado como un objetivo de cabildeo para proteger al Nafta.

Trump ha amenazado con abandonar el Nafta si no puede renegociarlo para asegurar mejores condiciones para Estados Unidos. También ha dicho que habría consecuencias para las empresas estadounidenses que mueven operaciones en el extranjero mientras se esfuerza por revivir la manufactura doméstica.

Reunión.

Durante el mismo acto en Monterrey, el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, reiteró que esperaba que las conversaciones para renegociar el acuerdo inicien a fines y de agosto y que deben ser de carácter trilateral.

Las declaraciones del secretario de Economía mexicano ocurrieron un día después de que el Senado estadounidense ratificara el nombramiento de Robert Lighthizer como Representante de Comercio, un puesto considerado clave para las negociaciones.

Guajardo y sus colegas de Hacienda, Gobernación y Relaciones Exteriores se reunirán la próxima semana en Washington con sus contrapartes.

"La semana que entra es una semana donde habrán de continuar los contactos al más alto nivel y además en una lógica de que la negociación y el diálogo, no solamente es en materia comercial, si no, es en todas las materias, bajo un principio de integralidad", dijo a el canciller mexicano Luis Videgaray. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)