Para economistas deben incorporar las nuevas restricciones

Negociación salarial y presupuestal en la mira

Para algunos economistas la negociación salarial y la discusión del Presupuesto serán las claves para ver si Uruguay puede adaptarse a un ciclo económico externo más complicado que se visualiza desde el año pasado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mercedes Comas.

En un desayuno de trabajo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), la economista de PwC, Mercedes Comas afirmó que "el próximo será uno de los Presupuestos más observado por todos, pero también importa la negociación colectiva".

En ese sentido, Comas señaló que en materia de ajustes salariales en el período 2008-2014, "Uruguay se despegó de sus socios comerciales de la región, con quienes compite en varios mercados". Según la analista, el ajuste anual promedio de los salarios medidos en dólares fue de 13% en Uruguay, de 10% en Argentina y de 7% en Brasil en el lapso considerado.

Para esta ronda salarial Comas planteó: "¿Hay que discutir sólo salarios y beneficios? ¿No se debería incluir planes de desarrollo, capacitación, etc.?". También planteó que deberían introducirse "ajustes variables" en función de la situación de cada sector, algo que fue "mínimo" en las últimas tres rondas.

Comas dijo que hay que eliminar ese concepto por el que se llega a la negociación con posiciones extremas: el "no" por el lado empresarial y el "dame todo lo que se pueda" por el lado sindical.

Pero, el gobierno deberá también adaptar el Presupuesto quinquenal a este nuevo escenario. "El Presupuesto deberá incorporar una restricción fiscal, o se puede dañar la credibilidad de las finanzas públicas", dijo el economista de CPA Ferrere, Alfonso Capurro.

El Presupuesto deberá "incorporar la restricción fiscal imperante, definir el timing de la corrección fiscal (necesaria para asegurar la sostenibilidad de la deuda) y encontrar espacio fiscal para iniciativas programáticas" que definió el gobierno, indicó Capurro.

Para el economista, si se quiere mantener la relación deuda neta sobre el Producto Interno Bruto (PIB), "se requiere un superávit primario de 0,5% a 1% del PIB".

Por su parte, el director del Centro Economía, Sociedad y Empresa del IEEM Ignacio Munyo puntualizó que para Uruguay es clave "diferenciarse" ante el viento en contra del exterior y eso puede hacerse "con buenos resultados macro" en déficit fiscal e inflación.

De todas maneras, dijo que "si este año hay que elegir entre (mejorar) inflación o déficit, elegimos inflación, porque pesa más para las calificadoras".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)