BUSCANDO LA RECUPERACIÓN

El núcleo de la producción industrial se hunde en abril

Analistas y gremial del sector difieren sobre cuando empezará a recuperarse.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En varios rubros del sector metalúrgico se acabó la producción uruguaya. Foto: N.Pereyra.

La producción industrial sin refinería, tuvo en abril la mayor caída desde abril de 2009, al bajar 10,49% frente a igual mes del año pasado, aunque esa baja está influida por la parada anual de la pastera Montes del Plata. Las perspectivas para el sector no son alentadoras para este año y podría haber cierta recuperación en 2017, a juicio de analistas. Los industriales esperan una mejoría en el segundo semestre.

El Índice de Volumen Físico de la Industria Manufacturera (IVFIM) cayó 7,37% en abril frente a igual mes del año pasado, según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Al excluir la producción de Ancap, la caída fue de 10,49%. Este último dato tiene el efecto negativo de la parada anual de la planta de celulosa de Montes del Plata y el efecto positivo de que compara contra abril de 2015 que tuvo menos días de producción ya que estuvo allí la Semana de Turismo.

En el núcleo industrial, esto es la producción sin contar la refinería de Ancap y las plantas de UPM, Montes del Plata y Pepsi en zona franca, la actividad cayó 7,3% en abril frente al mismo mes del año pasado, indicó un informe del Centro de Investigaciones Económicas (Cinve). Esas empresas se excluyen del análisis, porque por su tamaño pueden mover para un lado u otro el desempeño de todo el sector.

En el primer cuatrimestre, la producción industrial (sin refinería) se contrajo 2,96% y (con refinería) 0,7%.

La senior manager de Asesoramiento Financiero de Deloitte, Florencia Carriquiry dijo a El País que el núcleo de la industria "viene enfrentando una tendencia a la baja de su producción desde finales de 2014 y esa contracción es además bastante generalizada (en particular, en abril menos del 30% del total de ramas relevadas crecieron en la comparación interanual)".

Para Gabriela Mordecki del Instituto de Economía, "esto se vincula tanto a sectores que venden al mercado interno como al externo. La demanda interna está deprimida, y con el mercado laboral deteriorándose y la inflación elevada, seguramente habrá menor recuperación de los salarios reales, por lo que es de esperar que la demanda interna continúe estancada o incluso podría contraerse. Pero el mayor impacto sobre la industria viene del lado de la menor demanda externa, ya que los principales mercados de la industria son Argentina y Brasil, que se encuentran en situación muy complicada y no se ve una recuperación para este año".

El socio de Vixion Consultores Aldo Lema dijo a El País que "dentro del panorama negativo de la actividad, en el primer trimestre se habían observado algunas señales, entre ellas cierta atenuación en el ajuste de la industria. Esto parecía un fenómeno transitorio que las cifras de abril parecen confirmar".

Según el Cinve, "la evolución tendencial, que al aislar elementos de carácter irregular y estacional, brinda señales más estables, indica señales mixtas respecto al crecimiento tendencial de la industria: mientras que la variación de dicho componente para la industria sin refinería fue virtualmente nula en abril (crecimiento de 0,3%), no sucede lo mismo al considerar el núcleo industrial, que registra una caída tendencial de 1,2% en el mismo mes".

Según Lema como "el núcleo industrial retomó la tendencia de contracción interanual", eso constituye "una mala señal adicional para la actividad económica del segundo trimestre, ya golpeada por los temporales y otros desarrollos".

Perspectiva.

Hacia adelante, la producción del núcleo industrial "puede tener alguna baja adicional en los próximos meses y recién comenzaría a mostrar cierta recuperación en el transcurso de 2017", dijo Carriquiry.

"Ahora, esa recuperación prevista descansa en el supuesto de que el dólar retoma una tendencia alcista, que permite ir bajando costos domésticos y recomponiendo competitividad (nuestro pronóstico cambiario es de un dólar cerrando este año en $ 35 y ubicándose en $ 41 al cierre de 2017)", puntualizó. "De lo contrario, vemos un riesgo relevante de que la recesión industrial se profundice y prolongue por un lapso más importante", añadió.

Según el Cinve, "la evolución negativa de las cuatro agrupaciones industriales (comercio intra-rama, exportadoras, sustitutivas de importación y bajo comercio) indican que el deterioro (en abril) fue generalizado en toda la industria, que aún no muestra señales de recuperación".

El presidente de la Cámara de Industrias (CIU), Washington Corallo dijo a El País que "quizás en el segundo semestre haya un atisbo de mejoría. Es positivo que algunas materias primas básicas están recuperando sus precios".

En ese sentido, afirmó que es clave "la sustentabilidad de las empresas, hacer esfuerzos posibles para que las uruguayas y no uruguayas no pierdan y tengan que cerrar; mejorar el concepto de la productividad del país; la cultura del trabajo que va ligada al concepto de productividad y ausentismo y la posibilidad que de alguna manera en épocas de crisis se puedan lograr políticas anti cíclicas". Para Corallo "no podemos dejar que los aparatos productivos se caigan, que se pierdan puestos de trabajo".

El presidente de la CIU dijo que "es positivo hasta ahora que no se tomen medidas con los costos de los combustibles que influyen en el comercio interno y externo. Si este año se lograra mantener el precio podría ayudar a la recuperación".

En 12 meses también cae

Al considerar los últimos 12 meses cerrados a abril, la actividad industrial —sin incluir la refinería de Ancap—, cayó 0,4%, constituyéndose en la primer baja en 19 meses en este comparativo y la mayor desde los 12 meses cerrados a junio del 2014. En la medición 12 meses hacia atrás, el crecimiento industrial acumulaba nueve desaceleraciones consecutivas hasta marzo, por lo que la caída no sorprende. "Por otro lado, a nivel de indicadores laborales, tanto el Índice de Personal Ocupado (IPO) como el Índice de Horas Trabajadas (IHT) registraron caídas de 6,5% respecto a abril de 2015, lo que representa una continuación de la trayectoria descendiente que vienen experimentando estos indicadores desde hace más de un año", afirmó el Cinve.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)