UTE

Nueva etapa y más obreros para ciclo combinado de UTE

Se inicia el montaje de equipos en la central de San José.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Entres: el PI requiere saber cómo se nombra a los gerentes.

El pasado jueves se firmó un convenio colectivo en el Ministerio de Trabajo entre el sindicato de la construcción (Sunca), la empresa Hyundai y las subcontratistas que se encargan de la obra de la planta de ciclo combinado de UTE en Punta del Tigre (San José).

Allí se establecieron condiciones para el ingreso de unos 400 nuevos trabajadores para comenzar con el montaje electromagnético de la planta, tras el avance en la obra civil.

El dirigente del Sunca, Richard Ferreira, informó a El País que actualmente son unos 800 obreros los que trabajan en la construcción de la central. Para los futuros ingresos se tomará en cuenta a personal femenino, a menores que se encuentran en el Instituto del Niño y del Adolescente (INAU) y a exreclusos que forman parte del Patronato de Encarcelados y Liberados.

Entre otros puntos, en el convenio firmado se incluyó una cláusula de paz laboral reciproca luego de que la obra tuviera varios retrasos por inconvenientes entre el sindicato y la empresa contratista. El último de los enfrentamientos ocurrió en octubre del año pasado, cuando el Sunca paralizó la obra durante varios días por el despido de cuatro delegados sindicales.

En declaraciones reproducidas en la web de Presidencia, el director de UTE, Walter Sosa, manifestó que el nuevo convenio "permitirá generar un clima de trabajo favorable para la culminación de esta obra".

Además, destacó que la planta de ciclo combinado es "de suma importancia para el abatimiento de costos de generación y la disminución de gases que contaminan la atmósfera". Este proyecto junto con la planta regasificadora en Puntas de Sayago (que está paralizada) fueron los buques insignia del proceso de diversificación de la matriz energética que encaró el gobierno.

Plazos.

A fines de 2012 y tras una serie de inconvenientes para la adjudicación de la obra (fue anulada una licitación), UTE encomendó a la firma coreana Hyundai la construcción de la planta.

Pero hubo retrasos en la obra, que tenía prevista una primera entrega en mayo de 2015 que aún no se concretó. Por esto, la empresa estatal ya cobró US$ 10 millones a Hyundai en forma de multa.

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, dijo entrevistado por El País en diciembre que la obra "va estar terminando en 2018, con un atraso importante de más de un año".

Según los nuevos plazos negociados entre la firma coreana y UTE, antes que finalice este año estará operativa la primera de las turbinas, en el inicio de 2017 quedará instalada la segunda turbina y hacia 2018 la última.

Esas fechas fueron ratificadas por Sosa tras la firma del acuerdo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)