Se registró un menor nivel de cargas tanto uruguayas como transbordos

Nueva Palmira cerró 2014 con descenso de actividad de 4%

La actividad en el Puerto de Nueva Palmira presentó en 2014 una caída de 4% con descensos tanto en las exportaciones uruguayas como en las cargas de transbordos, ambas medidas en toneladas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Puerto en retroceso. Foto: Archivo El País

Según un informe anual del Instituto Nacional de Logística (Inalog), durante el año pasado las cargas uruguayas en la terminal coloniense cayeron 3% y las hub un 5%.

En la comparación interanual las cargas uruguayas de celulosa aumentaron 8%, las de trigo 44% y las de malta de cebada 1%. En contrapartida, las cargas de soja bajaron 8%, las de cebada 26%, las de maíz 87%, las de fertilizantes 66% y las exportaciones de combustible descendieron 37%.

En el caso de los transbordos, crecieron los de harina de soja 20%, de cemento y clinker 35% y también aumentó 43%, los tránsitos del rubro otros productos varios.

Las caídas se vieron en las cargas hub de soja con una baja de 14%, maíz y fertilizantes un 30%, pellets de soja un 44%, trigo 66%, mientras que los transbordos de vehículos descendieron 67%.

La disminución de los movimientos de tránsitos se fundamenta en decisiones adoptadas por la Subsecretaría de Puerto y Vías Navegables de Argentina.

El 7 de noviembre de 2013, esa dependencia limitó el tamaño de los convoyes de barcazas que transitan por la hidrovía rumbo a la terminal coloniense (además de prohibir los transbordos de mercadería de su país en el Puerto de Montevideo). Meses después, en marzo del año pasado, clausuró un embarcadero en la isla La Paloma frente a Colonia- donde barcazas esperaban amarradas su turno para atracar en la terminal de Nueva Palmira.

Ambas medidas, mermaron la llegada de mercadería en tránsito hasta el puerto coloniense.

Las resoluciones adoptadas por la autoridad marítima kirchnerista tuvieron como objetivo captar cargas en tránsito en sus puertos y frenar el crecimiento, tanto de Nueva Palmira como de Montevideo, que ofrecían mejores costos que las terminales argentinas.

También hubo una cuestión de fondo que crispó las relaciones políticas entre los gobiernos de José Mujica y Cristina Fernández.

En octubre de 2013, el mandatario uruguayo autorizó un primer aumento de producción a la pastera UPM, en Fray Bentos. Esa decisión molestó al gobierno de Fernández que planeó una contraofensiva. Y donde finalmente se eligió golpear fue en la actividad portuaria uruguaya.

Otros puertos.

Según el Inalog, se registró un fuerte aumento en la operativa de carga y descarga en Fray Bentos con una suba de 286%. Eso se debió al transbordo en unidades de transferencia acuática de mineral de hierro y de soja paraguaya, como así también a las exportaciones de cebada uruguaya y la descarga de madera para la producción de UPM.

En Colonia, por su parte, la operativa creció 12% a impulso de buenos movimientos de exportación, importación y tránsitos. Por último, en Paysandú el crecimiento fue de 4%, fundamentalmente por las exportaciones de trigo y soja.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)