MERCADOS NORTEAMERICANOS

Obama puede respirar tranquilo tras acordar presupuesto con el Congreso

La mayoría republicana del Congreso estadounidense y la Casa Blanca alcanzaron un compromiso presupuestario que, si es aprobado, alejaría el riesgo de un default por el resto de la presidencia de Barack Obama.

El acuerdo, revelado la noche del lunes, fue negociado discretamente durante semanas entre los líderes republicanos de ambas cámaras, John Boehner y Mitch McConnell, y los jefes demócratas Nancy Pelosi y Harry Reid, con la Casa Blanca.

Ahora el acuerdo debe ser aprobado por la Cámara de Representantes y el Senado en los próximos días.
El texto fija los presupuestos para los años fiscales 2016 y 2017 y autoriza al Tesoro a continuar tomando deuda en el mercado hasta el 15 de marzo de 2017, asegurando a Obama que no enfrentará una crisis presupuestaria hasta su partida en enero de 2017.

Los mercados esperaban que se llegara a una acuerdo justo en antes la fecha límite del próximo martes, pero el nuevo texto descarta con una semana de anticipación cualquier riesgo inminente de default.
"Nadie tuvo todo lo que quería, pero el acuerdo durará dos años y nos evitará pasar de crisis en crisis", comentó el vicepresidente estadounidense Joe Biden.

El portavoz de la Casa Blanca Eric Schultz subrayó que Obama estuvo implicado personalmente en las negociaciones con los jefes de las filas parlamentarias demócratas y republicanas.
El compromiso pone un inesperado punto final a cinco años de diálogo de sordos entre Obama, armado de su derecho a veto, y los republicanos determinados a reducir los gastos del Estado Federal.
El déficit púbico estadounidense cayó en 2015 a su nivel más bajo en ocho años, a 2,5% del PIB.

El presidente del consejo de economistas de Obama, Jason Furman, saludó el acuerdo este martes y lo definió como "un gran paso adelante para nuestra economía".

La estrategia de la cuerda floja empleada por los republicanos, bajo presión de su facción ultra-conservadora, llevó a Estados Unidos al borde del default en 2011 y en 2013, cuando el Congreso aceptó en el último minuto aumentar el límite legal de la deuda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)