Desde hoy, esos trabajadores podrán elegir recibir su salario en bancos

La oferta para 750.000 que cambian el cobro del sueldo

Desde hoy, unas 750.000 personas (según estimaciones del gobierno) tendrán la posibilidad de cambiar la forma de cobrar el sueldo. A partir de mayor de 2017, ya será obligatorio hacerlo a través de una cuenta bancaria o emisor de dinero electrónico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La ley garantiza cinco extracciones en efectivo por cajero automático gratis, algunos ofrecen más.

Lo mismo ocurrirá para nuevas pasividades (los que empiecen a cobrarlas por primera vez del 1° de noviembre en adelante), honorarios profesionales y prestaciones sociales.

Esta nueva forma de cobro de salarios, pasividades, honorarios y prestaciones, junto a la rebaja del IVA, ha empezado a cambiar también la manera en la que los uruguayos realizan sus pagos (ver aparte).

Desde hoy el trabajador que no cobra su salario por medios electrónicos, podrá exigirle a su empleador hacerlo y este deberá aceptarlo. El trabajador deberá elegir un banco o un emisor de dinero electrónico y deberá hacer el trámite El plazo que tendrá el trabajador para optar es de nueve meses, es decir hasta el 30 de junio de 2016.

En los casos en que el trabajador no haya optado por un medio de pago, desde el 1° de julio de 2016 y hasta el 30 de septiembre de 2016, será el empleador el que podrá elegir. Por acuerdo entre ambos, podrán postergar la nueva forma de cobro hasta mayo de 2017 cuando será obligatorio.

A su vez, quienes hoy cobran por bancos, podrán cambiarse a partir de octubre de 2016. Cada un año, se podrá cambiar de institución.

El coordinador de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía, Martín Vallcorba dijo ayer que "el foco del sistema financiero pasará desde las empresas hacia los usuarios". Es que hasta ahora, eran las empresas las que acordaban con un banco para pagar los sueldos y en muchos casos, recibían beneficios a cambios. Ahora, la ley de Inclusión Financiera prevé que sea el trabajador el que decida en qué banco quiere cobrar su sueldo.

"La ley de inclusión financiera sacudió el statu quo y generó desafíos y oportunidades", afirmó Vallcorba.

Si bien al principio dijeron que era una "amenaza", los bancos ven en esta nueva forma de cobro de sueldos una oportunidad de negocio.

Los bancos en general, están ofreciendo "cuentas sueldo" con mayores beneficios a los mínimos que le exige la ley. La normativa establece que la cuenta no tendrá costo de apertura ni obligación de saldos mínimos, también será gratuita la extracción de dinero hasta cinco veces por mes y la realización de hasta ocho transferencias bancarias (en este caso siempre que sean menores a 2.000 Unidades Indexadas: $ 6.367 actualmente). Además de brindar una tarjeta de débito que sirve para comprar directamente (también para retirar efectivo del cajero) y beneficiarse de la rebaja de 3 puntos de IVA.

En el caso del HSBC, "desde hace ya varios meses" contamos con "un producto llamado Cuenta Sueldos que cumple con los requerimientos de la ley y presenta beneficios para quienes acrediten su sueldo en dicha cuenta", dijo a El País el gerente de banca retail, Alberto Mello. En este caso, ofrece hasta ocho extracciones por cajero automático gratis en vez de cinco, pago de facturas en banca por Internet, cuenta bi-monetaria (en pesos y dólares) y la posibilidad de obtener tarjetas de crédito sin costo por un año.

En el caso del Banco República (BROU), además de los mínimos que establece la ley (aunque permite retirar más dinero —$ 30.000— en cajeros ubicados dentro de las dependencias, tendrá una apuesta para que los clientes tengan un producto de ahorro, dijo una fuente del BROU a El País.

La idea es "facilitarle a ahorrar", añadió. El presidente del banco, Julio Porteiro había adelantado a El País que aquellos que cobran sueldos o jubilaciones a través del BROU y tienen alguna capacidad de ahorro podrán autorizar a que automáticamente entre 5% o 10% pase a una caja de ahorro en pesos que le genere una remuneración. La misma será "competitiva", indicó la fuente y ejemplificó: "el banco le proporciona una alcancía".

También a los que cobren el sueldo a través del banco y quieran sacar un "crédito social" le bonificarán la tasa de interés. Por otro lado, ofrece la posibilidad de depositar y consultar saldos en locales de Red Pagos y Abitab.

El Scotiabank creó "Club Sueldo" intentando "ver la oportunidad en el desafío de proveer ese servicio gratuitamente. Y, por supuesto, luego intentaremos rentabilizar la relación ofreciendo más y mejores productos y servicios", dijo a El País una fuente de la institución. La cuenta es bi-monetaria y también ofrece préstamos y tarjetas.

Una de las claves, es el acuerdo con Tienda Inglesa, por el que la tarjeta de débito del banco permite acumular puntos y que lo llevó a liderar entre los privados en plásticos.

En tanto, el BBVA ya está ofreciendo desde noviembre las cuentas gratuitas para aquellos trabajadores que decidan cobrar en él, "y hemos hecho extensivos los beneficios de la regulación a todos los clientes que hoy ya cobran sus salarios con nosotros", dijo a El País el director de Desarrollo de Negocio y Transformación Digital del banco, Juan Carlos Alonso.

El banco modificó su banca por Internet BBVAnet para poder operar igual que en una sucursal. "También ajustamos nuestra oferta de valor para alcanzar a los segmentos que se incorporan al mercado", agregó.

Compras con débito, $ 3.500:

El asesor del Ministerio de Economía y Finanzas, Martín Vallcorba presentó ayer en las Jornadas de Derecho Bancocentralista nuevos datos sobre cómo ha cambiado la forma de pagar de los uruguayos. En julio de este año se alcanzó el récord de operaciones con tarjeta de débito con más de 3 millones cuando previo a la rebaja del IVA (desde agosto de 2014 fue 4 puntos y desde agosto de este año es 3 puntos) no alcanzaban a 800.000. A su vez, el monto alcanzó a $ 3.500 millones en julio de 2015, frente a unos $ 750.000 en julio de 2014. A su vez, las terminales de POS (Point of Sale, el aparato por el que pasa la tarjeta) pasaron de 25.299 a fin de 2013 a 40.428 al cierre de junio de 2015. "En muy pocos meses se procesaron transformaciones profundas", dijo Vallcorba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)