Hay problemas en cooperación entre los trabajadores y los empresarios

"Los peores de la escuela" en eficiencia del mercado laboral

En la cooperación entre empresarios y trabajadores somos los peores de la escuela", concluyó ayer el presidente de la Unión de Exportadores (UEU), Álvaro Queijo, en un evento organizado por la ORT donde diferentes disertantes presentaron sus consideraciones sobre el último Informe de competitividad global presentado a principios de este mes por el Foro Económico Mundial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Empresarios dicen que hay problemas para tener opción de acordar sueldos. Foto: F. Flores

La eficiencia del mercado laboral es el rubro del ranking en que Uruguay se encuentra más rezagado, dentro de un posicionamiento general de mitad de tabla donde ocupa el lugar 73 entre 140 países. Este año mejoró siete lugares respecto a su posición en 2014. Pero en eficiencia del mercado laboral, Uruguay está ubicado en el puesto 128 del ranking 2015.

El socio de CPA Ferrere Bruno Gili (uno de los encargados de realizar la encuesta a nivel local para la conformación del informe global), comentó que en el relevamiento realizado a 88 empresarios se señalaron problemas al momento de contratar personal capacitado, en la capacidad de cooperación entre patrones y trabajadores y en la opción de fijar sueldos variables. Es por eso que en el rubro de eficiencia del mercado laboral Uruguay tiene la peor posición dentro del ranking en los últimos años, indicó Gili.

El experto señaló que de la encuesta se desprendió una falta de oferta laboral y capacitación para sectores más vinculados a la economía moderna y a la vez añadió que los consultados indicaron que existe poca flexibilidad a la hora de tener que determinar los salarios.

Complementando, Queijo sostuvo que se debe mejorar la cooperación entre los empresarios y los trabajadores ya que la situación actual "es un factor muy preocupante para las inversiones y para todo el desarrollo del país".

Añadió que el problema incumbe a las empresas, los trabajadores y al gobierno en un escenario donde, salvo contadas excepciones, no se alcanzan acuerdos.

"Eso se observa en la práctica; en un Consejo de Salarios que debería haber empezado con acuerdos y prácticamente no ha evolucionado", afirmó el exportador.

Entre junio y diciembre vencen 94 convenios colectivos que se cerraron en la anterior ronda de Consejos de Salarios según información del Ministerio de Trabajo. De ellos, 62 ya no están vigentes. Pero únicamente se alcanzó acuerdo en los convenios del sector de la salud privada.

Para la actual ronda salarial el Poder Ejecutivo categorizó tres grupos: uno que tiene dificultades, uno medio y otro más dinámico en su actividad.

La categorización del sector en el grupo correspondiente corre por cuenta de los empresarios y los sindicatos que negocian los nuevos ajustes salariales.

Los acuerdos serán de tres años de duración con ajustes salariales diferenciados para cada sector de actividad.

Al momento de presentar las pautas, el gobierno se refirió a lineamientos flexibles para negociar en la búsqueda que ellos no generarán mayor cortocircuito entre las partes y privilegiando el mantenimiento del empleo en un contexto menos favorable que en años anteriores. Sin embargo, los acuerdos han sido pocos hasta el momento.

Queijo no solo resaltó la conflictividad en el sector privado; también señaló con preocupación la que se observa en el gobierno central, particularmente en la enseñanza.

"Estamos en una etapa con dificultades, en una etapa en la cual estamos en repecho y entonces es importante que las cosas que se pueden empezar a solucionar. Hay que tratar de trabajar en ello. Capaz que con objetivos no tan a largo plazo", dijo el empresario.

Internacional.

En el informe presentado por Gili se recordó que Uruguay mantiene dos acuerdos comerciales: uno con el Mercosur y otro con México, mientras se indicó que, por ejemplo, Chile forma parte de 21 convenios internacionales.

Al respecto, el presidente de la UEU expresó que cuando se compara a Uruguay con sus competidores regionales puede verificarse que se está en una posición mejor que Argentina y Venezuela y "cabeza a cabeza" con Brasil. "Pero eso no debería considerarse ningún logro. Con la características que el país tiene debe apostar a mucho más en particular en el tema de acuerdos; tenemos que hacer un esfuerzo porque estamos entrando en distintos mercados con una carga mucho mayor que nuestros competidores", sostuvo Queijo.

En ese sentido recordó los acuerdos comerciales que Australia y Nueva Zelanda tienen con China o el que la Unión Europea (UE) negocia con Estados Unidos.

"Nosotros pagamos muchos recargos, perdemos muchas oportunidades, hemos estado estacando en los últimos años. El mundo avanzó, todos los acuerdos que se negocian y no podemos estar más estando estancados, porque eso implica retroceder", agregó.

Innovación.

En las consideraciones realizadas por Gili se mencionó un capítulo sobre la relevancia de la innovación. Allí se indicó que "para avanzar agregando valor en las etapas productivas, debemos poner foco de en la sofisticación empresarial y la innovación".

Se añadió que "para alcanzar este objetivo, serán elementos fundamentales, el desarrollo de cadenas de valor, clusters y proveedores sectoriales. Además se deberán buscar alternativas para mejorar la capacidad de innovar y fomentar la Inversión en investigación, desarrollo e innovación y la presencia de científicos e ingenieros en el país".

Se recordó que en septiembre de este año el Foro Económico Mundial publicó el Informe "Superando las brechas de capacidad e innovación para impulsar la productividad de América Latina 2015", con recomendaciones para mejorar la Innovación en la región.

Esas recomendaciones fueron fortalecer las condiciones marco, mejorar la eficiencia de la inversión, construir colaboraciones público privadas más fuertes, aumentar el nivel de inversión o fomentar la cooperación intrarregional.

Además de Gili y Queijo, participaron del evento Isidoro Hodara por la ORT, el presidente de la Agencia Nacional de Desarrollo Económico (ANDE), Álvaro Ons, el director ejecutivo del Instituto Uruguay XXI, Antonio Carámbula y el presidente de la Cámara Mercantil, Eduardo Díaz.

El sistema de competitividad


El presidente de la Agencia Nacional de Desarrollo Económico (ANDE), Álvaro Ons, destacó que la próxima creación del Sistema Nacional de Competitividad será una herramienta que contribuirá con varios aspectos a los que se refirieron los disertantes que en la víspera hicieron consideraciones sobre el último Informe de competitividad elaborado por el Foro Económico Mundial. El proyecto de ley de ese nuevo organismo (impulsado por el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García) espera aprobación parlamentaria y prevé la coordinación y acciones conjuntas de diferentes oficinas, como la ANDE, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, el Instituto Uruguay XXI o la Corporación Nacional para el Desarrollo, en la búsqueda de mejoras en la competitividad local.

SABER MÁS

Así lo vieron ellos


BRUNO GILI - SOCIO DE CPA FERRERE

El contador señaló que actualmente Uruguay cuenta con infraestructura tecnológica para hacerle frente a nuevos desafíos aunque falta mano de obra especializada para desarrollarla. "Si tenemos la red, pero no tenemos ingenieros, analistas o modelos de negocios que se adapten, nos está faltando algo. Está la infraestructura, pero falta suficiente capital humano", aseguró Gili.

ANTONIO CARÁMBULA - DIRECTOR DEL INSTITUTO URUGUAY XXI

El jerarca aprovechó su presentación para recordar los incentivos y beneficios que el organismo otorga a pequeños y medianos empresarios exportadores, como el programa Fodime de cofinanciación de consultorías y estudios de mercado para internacionalización o diversificación de exportaciones o el ProExport para pymes exportadoras o con potencial para hacerlo.

ÁLVARO QUEIJO - PRESIDENTE DE UNIÓN DE EXPORTADORES

El empresario sostuvo que la cooperación entre patrones y trabajadores es mala, algo que se observa en la actual ronda de Consejos de Salarios donde no se han producido avances significativos. Señaló que, salvo excepciones, son pocos los acuerdos que se alcanzan entre las partes, algo que deberá modificarse ya que se está "en una etapa de dificultades y repechos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)