MARÍTIMAS

Pinos para China, un nuevo embarque

Harán prueba piloto en Fray Bentos por 18 mil toneladas y completarán en Montevideo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Esta semana se efectuó el cuarto embarque de tronco de pinos a China

Esta pasada semana se efectuó el cuarto embarque de troncos de pinos con destino a China. Se trata de una exportación de 35 mil toneladas que llevó el barco “Port Alice” consistente en más de 100 mil árboles cuyo diámetro mínimo es de 20 centímetros en una de las puntas, y su largo de 5,90 metros. Recordamos que en el primer embarque salieron 105 mil árboles, una cantidad que realmente no deja de sorprender.

Bueno, hablando de cantidades nos dicen los que saben, que si Uruguay no plantara más pinos a partir de hoy aún seguiría exportando los que tiene en sus actuales bosques durante los siguientes 40 años.

Tal es la cantidad de pinos que tenemos plantados, principalmente en los departamentos del norte del país, donde parece que los bosques tienen tal continuidad que asombra a cualquier observador. Incluso afirman que hay tramos de carreteras y caminos que transcurren en total oscuridad en pleno día por las sombras que producen los altos pinos a cada lado.

TRANSPORTE.

Como en el embarque anterior, se contó con el transporte ferroviario que trajo desde Tranqueras (Tacuarembó) al puerto, unas 800 toneladas de rolos en 27 vagones, operación que se continuó con camión hasta el costado de la nave. Pero el resto de las 35 mil toneladas se efectuó por camión desde los bosques hasta su depósito acopiador detrás del Cerro y luego de aquí al puerto en camión.

En una visita que hicimos a este depósito observamos que es aquí donde obligatoriamente se hace la fumigación de los troncos tras lo cual se procede a cubrir con lonas; pero también se fumiga en el barco.

Estos árboles de unos 17 años de antigüedad, son oriundos de tierras forestadas hace más de 20 años por dos conocidas empresas inversoras que son Weyerhaeuser y Cambium. Son ellos los dueños de la madera, quienes sembraron la variedad de pinos en diversos departamentos del norte, mejorando los estándares de calidad, los cuidaron, los protegieron de parásitos, los talaron, los cortaron a la medida (5,90 metros) y transportaron, según contrato, desde el bosque hasta el puerto.

La empresa exportadora, la que tiene el contacto con la empresa china, la que compra la madera es Muradir cuyo director, Francisco Rodríguez Morena, va a los bosques y elige luego de una observación global, la calidad de madera que le pide su cliente en China. Por último, tenemos al operador portuario, Pantzin S.A. que es quien carga el barco (del camión al costado del barco a bodega).

Tenemos entendido que la calidad de los pinos exportados es de primera, tanto para producir celulosa como para uso en la construccion y para la fabricación de muebles.

AFE.

Volviendo al tema del transporte, nos place la iniciativa, al menos en plan piloto, de contribuir con transporte ferroviario de esta madera entre Tranqueras y el puerto a fin de optimizar costos y tiempos de carga de los vagones. Así lo está haciendo la Corporación Logística Ferroviaria, un ente no estatal que gestiona la carga de madera para AFE que es su dueña. En cuanto a la velocidad del tren es la adecuada y según se nos informó en el puerto, parecería que en Francia los trenes de carga no superan los 40 kilómetros y en Estados Unidos andarian en esos límites. La velocidad es para los trenes de pasajeros.

HISTORIA.

Durante los años 60 distintos gobiernos implementaron políticas de forestación, pero cobró mayor ímpetu cuando asumió Sanguinetti que generó la famosa Ley Forestal en 1987, la que atrajo inversión local e internacional. Otro fuerte empujón lo dio el presidente Lacalle que introdujo atractivos en la inversión forestal. La forestación crecía a pasos agigantados, ya estaba la Shell, por supuesto Otegui, la Caja Bancaria, la Caja Notarial y la empresa española Eufores, y tras ellas cientos de empresas y cooperativas.

Por años estuvimos exportando troncos y chips de eucaliptos a Finlandia, Noruega, Estados Unidos, España, Italia, Vietnam, Japon; ahora estamos exportando troncos de pinos a China. La primera exportación de troncos de eucaliptos tuvo lugar el 25 de julio de 1988 en el barco “Searider” que fueron 18 mil toneladas para Finlandia en su puerto de Helsinki, un hecho comercial insólito para aquel tiempo.

DATOS.

Es bien sabido que la madera es un producto de muy bajo precio y recordamos que alguien nos dijo que desde el momento en que se corta el árbol hasta que se embarca, más del 70% de su valor son gastos que se distribuyen en 17 áreas que para nuestro beneficio quedan en el país y que es una especie de redistribución de la riqueza. Desde el momento en que se siembra hasta que llega a la bodega del barco, son costos en mano de obra e infraestructura que quedan en el país. El flete del transporte marítimo pasa a un armador extranjero.

FRAY BENTOS.

Nos informó Francisco Rodríguez Morena, que están explorando la posibilidad de enviar un barco granelero a cargar chips en el puerto de Fray Bentos hasta unas 18 mil toneladas considerando la actual profundidad del puerto y los canales del río Uruguay. A tales efectos están negociando con las autoridades portuarias y con los involucrados para lograr un área de acopio de los chips en las operativas de carga. “Cargaremos hasta donde lo permita la profundidad de los canales y completaremos la carga del barco en Montevideo. Esto lo haríamos no en el siguiente barco sino en el sexto. Estudiaremos los resultados”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)