Constructora Belfi quedó fuera de regasificadora cuando se licitó proyecto

Posible sustituta de OAS ya fue cuestionada para obra

La constructora chilena Belfi es la principal interesada en hacerse cargo de las obras del muelle para la regasificadora. La empresa había participado de la licitación de la planta acompañando el proyecto de la empresa noruega Höegh, que fue descartado finalmente por diferentes aspectos. En ese proceso la obra se le adjudicó a GDF - Suez. Belfi también desarrolló obras para una planta de regasificación de GDF-Suez en Chile.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El buque regasificador definitivo se está construyendo en Corea del Sur y llegará en 2016.

Ante la inminente salida de la constructora brasileña OAS de las obras en la planta ubicada en Puntas de Sayago, GNLS (consorcio local de GDF-Suez y la japonesa Marubeni) ya negocia con otras empresas para que se hagan cargo del proyecto. Según supo El País, la chilena Belfi es la que corre con mayor ventaja. Los chilenos cuentan con el apoyo de un grupo español (Duro Felguero). Esta última empresa ya habría mantenido contactos con autoridades uruguayas, mostrándole su interés en el desarrollo de la regasificadora.

Además de Belfi, GNLS negocia con otros dos grupos constructores: uno belga y otro holandés. GNLS avanza en la rescisión del contrato con OAS por diferencias técnicas en el desarrollo de una parte de las obras de la regasificadora. OAS no tomó en cuenta algunos aspectos del Río de la Plata a la hora de construir el muelle donde operará el barco regasificador y eso la llevó a tener problemas con sus pilares.

A raíz de esto se generaron diferencias entre OAS y GNLS sobre cómo resolver esa dificultad. Ante ese inconveniente es que GNLS comenzó a contactarse con interesados y es Belfi la constructora que, en principio, cuenta con ventaja para hacerse cargo de las obras del muelle. Además, otra negociación podría desarrollarse para los trabajos del gasoducto, también realizados hasta ahora por OAS.

Ante los inconvenientes surgidos, la constructora brasileña decidió enviar a 150 trabajadores al seguro de paro, medida resistida por el sindicato de la construcción (Sunca) que decidió ocupar parte de las obras y realizar paros perlados en otra (ver recuadro).

Belfi era la empresa elegida por la noruega Höegh para la construcción de la planta en Puntas de Sayago. Sin embargo, la propuesta de Höegh no conformó al gobierno y quedó descartada. En el informe de adjudicación de la licitación realizado por Gas Sayago el 15 de mayo de 2013 (al cual accedió El País) se señala a Höegh como un "consorcio que presenta propuestas inconsistentes. La estabilidad y durabilidad de la rompeolas no parecen aceptables".

En otro punto, cuando se efectúa una evaluación técnica de las propuestas se indicó que "un énfasis especial se ha dado a la evaluación civil propuesta, por su fuerte incidencia en la inversión y su potencial valor residual. Se han analizado las ofertas desde el punto de vista de la robustez, del concepto y su ejecución, resultando en la siguiente valoración relativa al máximo posible. Suez 76%, Enagás 48%, Samsung 48% y Höegh 24%". Con esa evaluación, la propuesta de Höegh (acompañada por Belfi como constructora) quedó descartada.

Belfi ya realizó proyectos en Uruguay. En conjunto con Techint construyó la terminal portuaria de la pastera Montes del Plata en Punta Pereira. Fuentes al tanto de esa construcción aseguraron a El País que la empresa tuvo problemas con la construcción del puerto por desconocer algunas condiciones marítimas uruguayas. Además, durante el proceso de las obras se produjo un accidente y falleció un buzo de la Armada Nacional que había sido contratado para realizar algunas tareas. En Chile, Belfi construyó un muelle de descarga para una planta de regasificación. En ese proyecto GDF Suez cuenta con el 63%, mientras que la Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco) tiene el 37% restante. Esa planta funciona desde 2010 y Belfi participó de las obras.

Resistencia.

Por otra parte, algunas posiciones contrarias al proyecto por diferentes aspectos vuelven a manifestarse. El viernes se realizó una reunión entre pescadores artesanales que no fueron resarcidos económicamente por Gas Sayago por la pérdida de su fuente laboral (que desarrollaban en la cercanía del proyecto regasificador) y la Coordinadora de Vecinos de Montevideo Oeste (grupo que se opone al emprendimiento alegando problemas de seguridad y medio ambiente). Allí resolvieron que comenzarán a realizar movilizaciones conjuntas. Los pescadores también tienen previsto enviar una carta al Sunca en apoyo a las medidas que el sindicato realiza adentro del predio de Puntas de Sayago.

Gas Sayago: conflicto "bastante complejo"

n Los trabajos en la obra civil de la planta regasificadora están paralizados desde hace 14 días debido a las medidas sindicales dispuestas por el Sunca.

Cada día que pasa con las obras detenidas son un problema para GNLS tomando en cuenta las pesadas multas a las que deberá hacer frente. La multa por cada día de atraso en el pre inicio de la obra —previsto para julio— es de US$ 474.969,86. OAS ya viene atrasado y no llegará a julio.

El presidente de Gas Sayago, César Briozzo, dijo a El País que el conflicto se sigue con atención y definió la situación como "bastante compleja". En referencia al retraso en esta para de la obra —incluye un muelle y escolleras— el funcionario sostuvo que "no está cuantificado".

Consultado respeto a si ya se realizó algún tipo de intimación a GNLS, el funcionario explicó que estas deben realizarse a partir de que un servicio previsto para determinada fecha no se cumpla. En este sentido, agregó que el primer hito que se considera es el pre-inicio de obra fijado para julio cuando esta prevista la llegada del "buque puente". Luego, llegará el barco definitivo que se está construyendo en Corea del Sur. El Sunca pone como condición para retomar los trabajos que se retome a los 150 trabajadores enviados a seguro de paro.

La obra civil de la planta incluye una escollera de 1,5 kilómetros, dos muelles para el amarre de la unidad regasificadora y el atraque de los barcos que transportan gas en estado licuado.

Otra parte que ha comenzado a ser afectada es la construcción del gasoducto, debido a la aplicación de paros sorpresivos en apoyo a los trabajadores del muelle y las escolleras. Aquí las obras también están a cargo de la brasileña OAS que es contratada por Gas Sayago. Briozzo sostuvo que hasta el momento la firma —que atraviesa por una complicada situación financiera— no ha manifestado intenciones de abandonar el proyecto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)