CONGRESO LATINOAMERICANO DE ENERGÍA EÓLICA

Predecir el futuro es clave para exportar electricidad

ADME trabaja en pronósticos sobre recursos renovables.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Viento: para Chaer la aleatoridad del recurso debe aprovecharse. Foto. R. Figueredo

El gerente de la Administración del Mercado Eléctrico del Uruguay (ADME), Ruben Chaer, dijo que "la capacidad de ofertar paquetes de energía a países vecinos pasa por la capacidad que tengamos de poder predecir el comportamiento de los recursos (de generación renovables) en las próximas 72 horas".

Sostuvo que la aleatoriedad de las fuentes de generación como el viento, deben ser "filtradas y aprovechadas" para hacer negocios. "Nuestro mayor desafío hoy es poder decir que va a pasar en uno, dos o tres días (con la generación de energía con fuentes renovables) para poder aprovecharlo", agregó.

Ayer al disertar en el II Congreso Latinoamericano de Energía Eólica, Chaer informó que ADME se encuentra desarrollando "un proyecto de pronósticos" sobre el comportamiento de los recursos de producción de energía como forma de "optimización y programación" del sistema.

Destacó que al predecir esto, ADME podrá saber "el costo marginal" de las siguientes horas de producción. "Con una anticipación de 72 horas, tenemos gran capacidad de sacar provecho y brindar tarifas en tiempo real o mejorar la capacidad de exportar hacia otros mercados", indicó el gerente del organismo.

Respecto a la primera utilidad mencionada por Chaer, el lunes al participar de una conferencia en el mismo evento, el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, detalló que hace dos meses se está implementado un plan piloto con algunas industrias catalogadas como grandes consumidores de energía. Se aplica un "consumo diferencial" ofreciendo electricidad más barata a una determinada hora del día siguiente.

"Esto es gestión de la demanda y por los resultados vistos hasta ahora, lo vamos a seguir utilizando", añadió el jerarca. También señaló que se trata de una forma de apoyar a la producción local,.

Actualmente, la generación eléctrica en Uruguay se divide en tres fuentes: térmica, hidráulica y energías renovables.

Los últimos datos publicados por ADME, correspondientes al miércoles pasado, marcan que se produjeron un total de 52.947 megavatios (MW) con 10.863 MW provenientes de las centrales térmicas —La Tablada, Batlle y Ordóñez y Punta del Tigre—, 24.336 MW de las represas hidráulicas —Terra, Baygorria, Palmar y Salto Grande— y 17.744 MW de las fuentes renovables —eólica, solar y otros generadores—.

Desde hace algunos días, UTE decidió prender las centrales de generación térmica —las fuentes de producción de energía más cara— para vender el excedente hacia Argentina, luego de un pedido del gobierno de Mauricio Macri por los problemas de abastecimiento.

Aparte de esto, la empresa eléctrica estatal uruguaya firmó en noviembre del año pasado un acuerdo con su par brasileña Eletrobras para realizar intercambios de energía cuando haya condiciones convenientes.

Por otra parte, ayer en el cierre del evento organizado por la Asociación Uruguaya de Energía Eólica (AUDEE), su presidente Fernando Schaich apuntó que entre las varias iniciativas que surgieron hay una "para empujar entre todos: el etiquetado renovable".

Informó que la idea es que "le llegue un producto (elaborado en Uruguay) a alguien en un supermercado de Estados Unidos o Europa que diga esto fue hecho con un X por ciento —esperamos que sea un número alto— de energía eléctrica renovable o de fuentes eólicas". Agregó que la propuesta es "una forma muy sencilla para posicionar en el mundo" a Uruguay.

Respecto al rol de AUDEE, Schaich señaló que continuará siendo "un engranaje entre el Estado y el sector privado" para avanzar en la integración de la generación de energía eólica en el sistema uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)