RESPUESTAS ANTE EL ANUNCIO

"Preocupación" en el sector por partida de Katoen Natie

Tras decisión de la empresa de desprenderse de operaciones portuarias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según Katoen, Argetina le generó perjuicios que le impiden cumplir. Foto: Marcelo Bonjour

El anuncio de la compañía belga Katoen Natie de que se desprendería de sus negocios portuarios en Uruguay generó olas. Desde diferentes filas se expresó preocupación por esta decisión y por cómo deja parado al país.

El negocio más importante de la firma a nivel local es Terminal Cuenca del Plata (TCP), la única terminal especializada de contenedores en el puerto de Montevideo. En este emprendimiento la europea posee el 80% del paquete accionario, mientras que el 20% restante está en manos de la Administración Nacional de Puertos (ANP). Así, Katoen Natie es socia del Estado uruguayo en su principal operación en el país, situación que se remonta a 2001, cuando obtuvo la concesión por 30 años.

También por este negocio mantiene un enfrentamiento de larga data con su competidor número uno, Montecon. En lo que se dio a llamar la "guerra del puerto", ambos operadores intercambiaron críticas y acusaciones durante años. Entre otros, Katoen Natie afirma que Montecon es favorecida por la ANP para operar en los muelles públicos. En tanto, Montecon responde que lo que busca su competidor es quedarse con todo el mercado. Si bien Katoen Natie no hizo referencia a esto en su comunicado a la hora de explicar el porqué de su partida, la disputa aparece mencionada por varias de las personas consultadas por este tema.

En la tarde del martes se divulgó el comunicado en el cual la empresa informaba de la decisión de dejar sus actividades portuarias en Uruguay. En la ANP no sabían que su socio pensaba jugar esta carta. De hecho, ese mismo día la belga comunicó a los dos directores que la ANP tiene en el directorio de TCP cuál era su intención. El mismo mensaje llegó a Miguel Ángel Toma, secretario de la Presidencia.

Ayer en la tarde representantes de Katoen Natie se reunieron con el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi. Más temprano habían mantenido un encuentro con dirigentes sindicales para dar su versión de los hechos.

"A nosotros nos sorprendió", dijo a El País el secretario general del Sindicato Único Portuario y Ramas Afines (Supra), Óscar López. Como entre ayer y hoy corrieron muchas versiones entre los trabajadores acerca de lo que podría pasar, la empresa citó a algunos dirigentes sindicales para dar de primera mano su versión. "Plantea que el trabajo acá no le da el valor agregado que necesita", sintetizó López. En esa instancia ayer, la firma sostuvo que "se iban a respetar los contratos de trabajo y los acuerdos sindicales", comentó López. Son alrededor de 500 las personas que hoy trabajan en TCP. "Hay mucha preocupación por las fuentes de trabajo", agregó el dirigente del Supra.

Por su parte, el presidente de la ANP, Alberto Díaz, dijo a El País que recién hoy podría "opinar con propiedad", puesto que estaba a la espera de que el ministro Rossi le comentara cómo había ido la reunión con la empresa. Consultado acerca de cuánto vale el 80% de las acciones de TCP para las que ahora Katoen Natie busca un comprador, Díaz señaló que se han manejado "especulaciones nomás".

El jerarca agregó que la empresa "estaba dando buenos dividendos, pero es muy prematuro" todavía para manejar cifras en ese sentido. Díaz dijo que tampoco han recibido por el momento consultas de potenciales interesados en adquirir el 80% de TCP que está en poder de Katoen Natie.

En tanto, una fuente del sector estimó que el valor de la participación de la belga puede ascender a no menos de US$ 300 millones.

Katoen Natie, por su parte, expresó que por el momento se limitará a lo que señaló en su comunicado del martes.

Reacciones.

El exdirector de la ANP por el Partido Nacional, José Pedro Pollak, dijo que "es una lástima que el Estado uruguayo no les haya dado (a Katoen Natie) la debida importancia, de la misma forma que le está dando a UPM, y que esta empresa se retire del país".

"Anda bien, trabaja bien, ha hecho inversiones muy importantes, es una terminal de última generación y sería una lástima que estos empresarios se vayan", resumió el exdirector por la oposición.

Por su parte, el presidente del Centro de Navegación, Alejandro González, apuntó que "es una situación difícil de digerir y al país no le hace bien". En declaraciones a radio Carve añadió que "nunca es bueno que una inversión decida irse del país, no es un buen final el que tuvo esto".

En tanto, el diputado Juan José Olaizola (Lista 404) —integrante de la Comisión de Transporte de la Cámara de Representantes— dijo que la ida de Katoen Natie de sus actividades portuarias es "preocupante" y una "mala señal" para el país. "Había tenido muchos desencuentros con la ANP y con el gobierno nacional, esto parecería ser el corolario de un largo período de desencuentros", planteó. Olaizola agregó que el tema se trató en la sesión de la Comisión de Transporte de ayer.

"Llama la atención que se retiran del negocio portuario y no de los otros negocios que tienen en Uruguay", añadió el diputado.

Si bien la actividad portuaria es la más importante en el país, la compañía belga mantiene una serie de negocios en diversas áreas. Entre otros, es accionista de la mayor zona franca del país, Zonamerica (en la que tiene el 49% de participación), así como también en la empresa de logística Costa Oriental. Asimismo, a través de una alianza con Frigorífico Modelo es propietaria de parte de Polo Oeste, un parque logístico y de servicios que se inauguró en abril de este año.

Licitación para servicio de frío.

Uno de los cruces entre Katoen Natie y la ANP se debió a la habilitación otorgada en 2015 a Montecon para la instalación en los muelles públicos de pasarelas con tomas eléctricas para la refrigeración de contenedores. Tras la queja de la firma belga se revocó el permiso y se llamó una licitación para la provisión del servicio de frío por un año, que fue ganada por Dervalix. Pero Katoen denunció semanas atrás que su competidora mantenía instaladas las pasarelas para refrigeración en los muelles públicos, lo que fue admitido por la ANP. En busca de una solución definitiva a los permisos precarios que otorga para las zonas de almacenaje del puerto de Montevideo, el directorio de ANP aprobó ayer dos pliegos para licitar los servicios de frío durante 2017.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)