Se busca facilitar controles, pero otorga más margen de precio a usuarios

Presupuesto amplía valor a compras web en el exterior

En el proyecto de Presupuesto, el Ministerio de Economía (MEF) plantea modificaciones al régimen de encomiendas postales internacionales de entrega expresa. Con ellas pretende que las operaciones sean más sencillas para los usuarios, los operadores postales y la Dirección Nacional de Aduanas (DNA). Pero también las modificaciones, de ser aprobadas, otorgarían más margen de compra a quienes adquieren mercadería en el exterior a través de Internet.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Para facilitar controles, el Presupuesto prevé modificaciones. Foto: Shutterstock.

En una comparecencia ante la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de Diputados del martes 29, la directora de la Asesoría de Política Comercial del MEF, Inés Terra, se refirió al artículo 218 del proyecto de Presupuesto, modificativo de otros en leyes anteriores.

En la comisión Terra explicó que "lo que estamos proponiendo acá, en el caso de las encomiendas postales internacionales de entrega expresa, es volver a contar con la franquicia aduanera de US$ 200 a partir del valor de la factura o de la declaración de valor que se haga en la Aduana".

La jerarca añadió: "¿Cuál es la razón de esto? Si bien desde el punto de vista técnico aduanero, el valor en Aduana es el adecuado para valuar las mercaderías que ingresan en frontera, en el caso de las encomiendas postales esto se hace muy difícil por el hecho que son operaciones muy pequeñas y normalmente lo que se contrata es un servicio por el cual se traslada el producto desde el lugar de venta fuera del país hasta la casa del usuario. Entonces, como determinar el valor en Aduana ha generado disparidades muy grandes entre los agentes económicos en el tema del costeo y reclamos de su parte diciendo que hay competencia desleal entre ellos, nos pareció conveniente volver a un mecanismo más sencillo, más transparente y claro, que es el valor en factura para evaluar la franquicia, ya que resultaba más simple, tanto para el usuario, como para los operadores postales y para la propia Administración, a través del Correo o la Aduana".

El régimen de encomiendas postales internacionales de entrega expresa (entregadas por un courier en el domicilio del comprador) permite hasta cinco operaciones anuales con un valor de hasta US$ 200 cada una y con un máximo de 20 kilos por vez.

Para poder estar dentro de la franquicia que permite el ingreso de la mercadería al país sin el pago de tributos y costos de importación, esa compra además no puede tener fines comerciales y cumplir con otros requisitos.

El valor que no puede superar los US$ 200- está compuesto de lo que efectivamente vale la mercadería, más un costo de flete y seguro (valor CIF). Cada courier maneja sus precios de flete, pero ellos oscilan entre US$ 17 y US$ 20 por kilo.

Por eso, al momento de efectuar la compra, el usuario debe tomar en cuenta el peso de la mercadería y agregarle el costo del flete de manera de asegurarse que la operación no sobrepase los US$ 200 permitidos en la franquicia. De lo contrario, la compra quedará fuera del régimen y deberá pagar impuestos por la operación. Eso hace que en la práctica, por ejemplo, si el peso de la mercadería es de dos quilos, el monto de la compra no debería superar US$ 150 para no sobrepasar el valor máximo que la franquicia permite por vez.

Ahora, con los cambios propuestos por el MEF en el proyecto de Presupuesto, la compra podrá acercarse más hasta US$ 200, ya que para autorizar que la operación está dentro de la franquicia las autoridades aduaneras únicamente tomarán en cuenta el valor de la factura, sin incluir el valor del flete y el seguro. Por tanto, se amplía el margen de compra para el usuario al régimen de encomiendas postales internacionales.

"Es una forma de abrir un poco más la canilla. La intención no es cerrarla, al contrario", dijo un operador aduanero consultado al respecto por El País.

En otro orden, en la comisión Terra se refirió a quejas de los operadores postales sobre competencia desleal. Es que algunos courier otorgan más flexibilidad a los clientes al momento de cobrarles el flete de la compra, por acuerdos o simple política comercial. Por eso, los valores de los fletes no son los mismos en todas las empresas.

Pero algunas empresas de courier que tienen valores ya prefijados por sus casas matrices en el exterior no pueden tener esas flexibilidades y sienten que otras que sí lo hacen compiten deslealmente contra ellas.

"Lo que pretenden (con el proyecto) es igualar a todos los operadores de correo expreso; que todos operen con las mismas condiciones", añadió la fuente.

Controles.

Desde enero de este año la Aduana implementó más controles a las compras web en el exterior.

Allí se estableció que las encomiendas deben ser recibidas por la misma persona física que realizó la compra.

Además, la persona debe ser mayor de edad. El pago de la mercadería deberá realizarse exclusivamente mediante el uso de tarjeta de crédito o débito internacional.

Otro de los requisitos fue que el comprador debe mencionar al emisor de la tarjeta e indicar los cuatro últimos dígitos del número del plástico.

menos compras por el dólar

n Según datos de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) en agosto se registraron 20.349 compras en el exterior a través de la web, frente a 25.903 de agosto del año pasado con una caída de 21,4%. A su vez, en el acumulado entre enero y agosto se realizaron 138.561 operaciones contra 165.598 de los primeros ocho meses de 2014 con un descenso de 16,3%. Además, si se toma en cuenta los últimos tres meses (entre junio y agosto) fueron 56.536 compras contra 68.938 de ese mismo trimestre del año pasado. Esta vez, la baja fue de 18%. Habituales compradores en el exterior a través de Internet señalan que la duba que el dólar ha experimentado en los últimos meses es una de las explicaciones del descenso de las operaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)