prioridad a rentabilidad económico-social y posibilidad fiscal

Presupuesto: el gobierno analizará las inversiones

El freno a algunos proyectos previstos y cuya rentabilidad económica y social no es clara (como el Antel Arena y el nuevo edificio sede del Banco República), formará parte de un análisis integral del nivel de las inversiones estatales que se realizará en el armado del Presupuesto quinquenal, dijeron a El País fuentes del gobierno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente del BROU junto a los ministros Astori y Aguerre. Foto: Francisco Flores

Una fuente del Poder Ejecutivo señaló que los proyectos de inversión se analizarán "en función de las posibilidades fiscales", priorizando aquellos que tengan mayor rentabilidad económica y social, y con "mirada global, armonizando con compromisos" asumidos por el gobierno como son el Sistema Nacional de Cuidados, la educación y la infraestructura.

Esta semana fue el ministro de Economía, Danilo Astori el primero que puso en duda la construcción del complejo Antel Arena, cuando lo señaló como uno de los proyectos que se podría revisar.

Ayer, se sumó el anuncio del presidente del Banco República (BROU), Julio César Porteiro, respecto a la construcción de la nueva sede del banco que definió como "un proyecto suspendido".

"Los análisis que hicimos de este proyecto en particular nos condujeron a que no era conveniente desde el punto de vista económico y social iniciarlo en este momento", afirmó Porteiro durante su exposición en un almuerzo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM).

"Tenemos que analizar la situación financiera del banco, sus prioridades. Las utilidades el año pasado fueron US$ 170 millones, pero por ley tenemos políticas de dividendos establecidas, normas sobre cómo distribuir las ganancias. De esas utilidades totales del BROU solo quedan disponibles para decisión de la dirección un 20%. El 80% lo llevan los accionistas del banco" (el 50% va a Rentas Generales y el 30% al Fondes), afirmó el titular del República.

El jerarca recordó que la idea de la nueva sede se gestó por el 2006 y afirmó que ejecutarlo ahora "podía ser una aventura" porque en el período de tiempo transcurrido "muchas cosas pueden haber cambiado". El BROU encomendará la realización de nuevos estudios para determinar la viabilidad del proyecto a futuro.

En el gobierno pasado el criterio que primó no fue el de medir las inversiones por su rentabilidad económica y social, sino que se buscó aprovechar el escenario de bajas tasas internacionales para acceder a financiamiento barato que se volcó luego a diferentes obras de infraestructura.

Entre ellas sobresalieron las nuevas plantas de portland y la planta desulfurizadora de Ancap y el tendido de fibra óptica por parte de Antel, entre otras.

Ahora, en un escenario que se presenta más adverso para el crecimiento de la economía, el gobierno está decidido a poner la lupa y evaluar con mayor detenimiento los objetivos de cada una de las inversiones públicas que se pretenda ejecutar.

La construcción de un nuevo edificio del BROU en la Ciudad Vieja que demandaría una inversión de US$ 50 millones fue una aspiración del expresidente de la institución, Fernando Calloia, desde el primer gobierno de Tabaré Vázquez (2005-2010). Pero el mandatario le bajó el pulgar en su momento.

Luego, durante la presidencia de José Mujica, el proyecto siguió su curso e incluso Calloia llevó adelante un concurso con el asesoramiento de la Facultad de Arquitectura, con la que conformó una comisión para fijar las reglas del llamado a licitación.

Sin embargo, en 2013 Mujica volvió a detener la iniciativa por considerarla una obra no prioritaria y como parte de su política de restricción y redirección del gastos ante una desaceleración de la economía.

En esa oportunidad, Mujica acordó con Calloia que fuera el nuevo gobierno quien tomara la decisión de construir o no la nueva torre. Y por el momento las nuevas autoridades gubernamentales no parece afines a volcar dineros públicos para la concreción de esa obra.

Por otra parte, el expresidente también admitió esta semana que podría ser necesario buscar otra forma de financiación del Antel Arena, aunque prefirió no tomar una posición definitiva sobre el asunto. Mujica dijo que para el proyecto se pueden tomar muchos caminos: "No sé si revisarlo o buscar otra financiación o si usted no puede hacer 100 hace 40... pero veremos", afirmó.

"Muchas veces nos pasó que hubo proyectos hermosos que hubo que diferirlos y (actualmente en el país) hay proyectos importantes que hay que terminar como la regasificadora. Hay que ver hasta dónde se puede estirar la hoja", sostuvo el expresidente.

La inversión estimada para la construcción del Antel Arena que se levantará en el predio del ex Cilindro Municipal es de unos US$ 40 millones. El proyecto es una iniciativa de la expresidenta del ente Carolina Cosse, perteneciente al MPP y actual ministra de Industria.

Durante el anterior gobierno, Astori cuestionó el manejo discrecional del gasto en las empresas públicas, incluyendo en esa visión a Antel, que el año pasado tuvo un déficit de US$ 276 millones. En este sentido, el presidente Vázquez ya prohibió a las empresas públicas monopólicas que realicen publicidad y anunció la "regulación severa" del resto de la propaganda oficial.

Ahora, Astori desde el Ministerio de Economía ha dejado claro que el cuidado sobre la calidad del gasto público será el norte a seguir.

Depósitos y préstamos

El titular del BROU sostuvo que el 95% de los depósitos en Uruguay "está a la vista" y "es muy difícil financiar inversiones y otorgar créditos a largo plazo cuando el fondeo de los bancos es básicamente a corto plazo".

El jerarca del República añadió que la banca enfrenta también un "descalce de monedas". "El 70% de los depósitos que reciben los bancos son en dólares y cuando hay que prestar los bancos tienen que cuidar de no entregar dólares a empresas que generan ingresos en pesos", dijo.

Porteiro prevé que los bancos otorguen créditos por US$ 13.000: en 2015

El presidente del BROU, Julio César Porteiro, sostuvo ayer que de mantenerse la tendencia observada en los últimos 10 años, el volumen de crédito destinado al sistema no financiero privado en 2015 se ubicará entre US$ 13.100 millones y US$ 13.700 millones. Estas proyecciones contemplan un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2,8% para 2015.

No obstante, Porteiro indicó que hay otras variables importantes que pueden comenzar a "impactar" de forma positiva este año en el sistema bancario en general, como la ley de Inclusión Financiera. Esta ley prevé que además del BROU los bancos privados de plaza comiencen a ofrecer créditos de nómina.

En relación a la suba de tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Porteiro consideró que si se concreta el aumento no será antes del último cuatrimestre de este año. A su juicio, la suba "será gradual" y no a más de 1% para tasas que hoy están próximas a 0%.

Por otra parte, el presidente del BROU destacó el ritmo de crecimiento de la actividad bancaria a partir de 2009 y que según dijo fue por encima de la evolución del PIB. "Esto es muy relevante porque estamos hablando de un lapso de la historia económica del Uruguay que se distingue por haber sido uno de los tramos de mayor crecimiento", dijo Porteiro, con tasas promedio de crecimiento de 5,5%.

El jerarca hizo hincapié en que desde 2009 "la focalización de los bancos en la plaza uruguaya tuvo una orientación hacia nuevos segmentos, con un crecimiento significativo en los últimos cuatro o cinco años de otorgamiento de los préstamos al consumo".

Entre 2009 y 2014 el crédito a empresas registró una evolución anual de 14,5% y el crédito a familias tuvo un crecimiento de 21,4% anual.

Por otra parte, Porteiro, destacó que el volumen de crédito bruto vigente en la plaza financiera pasó de US$ 2.458 millones en 2005 a US$ 12.473 millones el año pasado, lo que marcó que en la última década el monto se quintuplicara.

"El sector financiero todavía tiene espacio para seguir creciendo, para seguir desarrollándose", sostuvo el ejecutivo.

Durante la presentación el jerarca recordó que el patrimonio del sistema bancario ascendió a US$ 2.653 millones en 2014, mientras que las ganancias ascendieron a US$ 298 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)