Precio del dólar en Latinoamérica

Prevén estabilidad en precios de los principales alimentos

Sin grandes subas en los próximos meses; posible baja de carne y yerba.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hubo menor producción de manzanas en 2015 por problemas climáticos. Foto: Archivo.

Los precios de los principales productos alimenticios no sufrirán grandes variantes en los primeros meses del año. Los técnicos consultados por El País señalaron que se espera una baja en la carne, el mantenimiento del precio de los productos importados pese a la suba del dólar y estabilidad en el valor de frutas y verduras, con la excepción de aumentos en el precio de la manzana y la pera.

El presidente de la Asociación de Importadores Mayoristas de Almacén, Fernando Melissari, dijo que más allá de la suba del dólar en Uruguay no espera aumentos importantes de los productos, especialmente los adquiridos en los países vecinos. "La devaluación de Brasil y de Argentina supone que los precios en origen van a bajar en dólares y eso va a ser positivo. Esto va a compensar un poco la suba del tipo de cambio acá", resumió.

Indicó que las excepciones a esta tendencia general podrían venir "por algún producto puntual que tenga una mala o buena cosecha y eso modifique el precio".

Melissari sostuvo que las medidas impuestas por el nuevo gobierno de Argentina -relacionadas a las exportaciones y el dólar- beneficiarán a Uruguay. También expresó que la devaluación del real en Brasil ayudó a la reducción de precios de los alimentos y mencionó a la yerba como uno de los artículos que podría sufrir una reducción de costos en 2016.

El presidente de la gremial de importadores aseguró que estos cambios van a generar el ingreso de mayor cantidad de productos desde los países vecinos. Sin embargo, advirtió que en contrapartida podría existir un incremento del contrabando de alimentos en las zonas fronterizas, un fenómeno contra "el que es difícil pelear" y provoca "temor" entre los empresarios.

Carnes.

El presidente de la Unión de Vendedores de Carne, Hebert Falero, expresó que en los próximos meses "es muy posible que la carne vacuna mantenga el precio o baje, porque viene la zafra y empieza a entrar ganado". Agregó que habitualmente, "al haber mucha oferta, la industria tira los precios abajo", aunque aclaró que la reducción será dentro de los parámetros habituales.

Estimó que la rebaja de precios podría producirse en febrero y probablemente oscile entre 5% y 10%.

Sobre el resto de las carnes, Falero indicó que el precio del pollo seguirá estable aunque hay rumores de una posible baja después de las fiestas. Mientras, la carne de cerdo mantendrá su costo actual porque el mercado "está muy competitivo" por el ingreso del producto desde Brasil.

Verduras.

Los precios de las frutas y verdura se estructuran básicamente por oferta y demanda. Por eso, los productos con buena cosecha tendrán valores relativamente estables y los que sufran alguna dificultad en el proceso de producción tenderán a subir, explicó el técnico del Mercado Modelo Pablo Pacheco.

Entre las hortalizas de hoja (lechuga, acelga, espinaca) se estima que "haya niveles de oferta adecuados y los precios estén en valores promedio o incluso por debajo", señaló Pacheco. La concreción de una buena cosecha de estos alimentos depende de que no ocurran "fenómenos meteorológicos extremos" en la zafra, indicó.

A su vez, las hortalizas de fruto (tomates, morrones, zapallitos, berenjenas, pepino) vienen de 2015 con precios por debajo del promedio habitual y la producción en la zona sur marcha bien, "por lo que sería esperable que se mantengan" los bajos valores.

Para las hortalizas secas (boniato, cebolla, zapallo) lo más razonable es que los precios se mantengan o bajen en algunos casos, dijo Pacheco, ya que estos meses son de oferta abundante. El técnico pronosticó una reducción en el valor del boniato y el calabacín y una suba en el costo del zapallo cabutiá. También se espera en el primer trimestre del año una suba del precio de la zanahoria, algo "que se da todos los años por un comportamiento del tipo de cultivo".

Frutas.

El técnico del Mercado Modelo señaló que entre las frutas "están los rubros más complejos" para predecir el comportamiento de precios, aunque ya se puede asegurar que la pera y la manzana tendrán subas debido a problemas de producción (ver aparte).

Los cítricos tienen su zafra en marzo y desde ese momento los niveles de producción son estables, porque es el único grupo de frutas que Uruguay exporta. Sin embargo, el técnico del Mercado Modelo señaló que en verano, es decir previo a la zafra, puede haber un alza en el valor de la naranja y el limón "porque empieza a faltar fruta".

Por último, Pacheco afirmó que las frutas típicas de verano como durazno, sandía y melón, mantendrán costos estables en este inicio de año.

Suba de peras y manzanas tras mala producción.

Pablo Pacheco del Mercado Modelo dijo que la pera tuvo "un rendimiento muy pobre" en la cosecha de verano e informó que hubo establecimientos que produjeron cinco veces menos en comparación con anteriores años. "Habrá muy poca oferta y el precio estará alto al menos que ingresen productos importados" desde Argentina o Chile. En especial se vio afectado el tipo de pera Williams, que es la más consumida durante el verano en Uruguay.

A su vez, el técnico del Mercado Modelo indicó que el caso de la manzana "es más grave" que la pera, porque pese a que la producción no se vio tan afectada es un producto mucho más consumido. "Ya sabemos que habrá una reducción de la oferta en especial de manzana roja, que seguramente impacte todo el año y presione los precios al alza desde febrero o marzo", sostuvo. Este proceso contrarrestará la tendencia de los dos últimos años con precios del producto por debajo de los valores habituales debido a la abundante oferta.

El acuerdo terminará al final de este mes.

A finales de octubre del año pasado el Ministerio de Economía y las principales gremiales empresariales definieron un acuerdo de precios que entró a regir en noviembre con vigencia hasta el 31 de enero. La medida permitió el congelamiento de precios de unas 40 familias de productos y un total aproximado de 1.800 artículos.

Anteriormente, entre agosto y setiembre de 2015 había regido otro acuerdo de precios que abarcó una menor cantidad de productos.

El titular de la Asociación de Importadores Mayoristas de Almacén, Fernando Melissari, dijo que el acuerdo de precios "se mantiene tal cual se pactó" y descartó que pueda continuar luego de la fecha límite. Estimó que al finalizar el congelamiento habrá alguna corrección de los valores de parte de las empresas por la suba del dólar en el mercado local.

De todos modos, consideró que tras la devaluación en Argentina y Brasil habrá un mayor ingreso de productos al mercado local, aumentando la competencia y evitando un aumento generalizado de los precios.

Sostuvo que algunos sectores ajustarán al alza sus listas de precios luego del 15 de enero como está estipulado en el acuerdo, pero señaló que también puede haber alguna baja en los valores. "El 2016 no va a ser un año de subas, sino que va a ser muy competitivo y con eso se va a favorecer al consumidor final", expresó Melissari.

A través de instrumentos como el acuerdo con las gremiales el gobierno intentó frenar durante el año pasado la suba de precios, aunque el último dato de inflación anual correspondiente a noviembre se ubicó en 10,04%. El Índice de Precios del Consumo (IPC) no superaba la barrera de los dos dígitos desde diciembre de 2003.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)