VÍNCULOS CON EL VECINO

Prevén fuerte ingreso al blanqueo por ley uruguaya

En Argentina creen que la ley que da “golpe casi mortal al secreto bancario” será un incentivo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Macri: confía que argentinos repatrien parte del capital que tienen en exterior. Foto: Reuters

La reciente sanción de la ley que entierra el secreto bancario uruguayo contribuirá al ingreso de importantes fondos y propiedades al blanqueo argentino.

Así lo indicaron a La Nación fuentes oficiales y especialistas del sector privado, que apostaron a que en esta última etapa del blanqueo se exteriorizará una gran cantidad de inmuebles de los argentinos en Punta del Este y en Miami.

"Se calcula que más de la mitad de los inmuebles de Punta del Este son de argentinos, en forma directa o a través de sociedades, así que esperamos una importante afluencia para el blanqueo. Y esta nueva ley uruguaya empujará a tomar esa decisión", explicó una calificada fuente oficial.

Un 22% de los fondos ingresados al blanqueo al 31 de diciembre llegó desde Uruguay, según la información de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Eso representa unos US$ 5.748,82 millones en cuentas bancarias uruguayas. El hecho de haber ingresado al blanqueo, no quiere decir que ese dinero deba repatriarse a Argentina.

Cabe recordar que la Argentina y Uruguay tienen firma- do un acuerdo de intercambio bilateral de información tributaria.

La ley de Transparencia Fiscal, sancionada la semana pasada por el congreso uruguayo, estipula que a fin de cada año, los bancos uruguayos deberán aportar a la Dirección General Impositiva (DGI), sin necesidad de intervención judicial, los saldos y el promedio anual de las cuentas de no residentes, que el organismo intercambiará con otros fiscos a partir de 2018, respecto del ejercicio 2017.

En principio, para los residentes se trata de cuentas de más de US$ 50.000. En el ca- so de los no residentes regirá para los saldos mayores a US$ 250.000 (personas jurídicas) y US$ 1 millón (personas físicas). Aunque para el segundo año, ese límite desaparecerá en el caso de los no residentes y se evaluará cuál es en el caso de los residentes.

La legislación surge del compromiso uruguayo a comenzar en 2018 el intercambio automático de información tributaria auspiciado por la OCDE y el presidente del Banco Central, Mario Bergara, dijo que la normativa "da un golpe casi mortal" al secreto bancario.

En octubre pasado el jefe de la AFIP, Alberto Abad, estuvo en Montevideo, y sus colaboradores participaron en una reunión con más de 500 personas muy interesadas en el proceso de blanqueo; además, las inmobiliarias uruguayas le están pidiendo colaboración al organismo tributario argentino para las tasaciones de los inmuebles. Para ingresar en el blanqueo una propiedad en el exterior, el contribuyente debe contar con dos valuaciones diferentes.

"Es un nuevo marco para los contribuyentes argentinos, por lo que mucha gente más entrará al blanqueo. No les quedará otra alternativa, al igual que pasó con el blanqueo de Brasil", dijo a La Nación el tributarista Bruno Peixoto, socio de BP tax advisory.

Pero Peixoto dijo que el movimiento no se limitará a las cuentas financieras, porque "la ley antilavado uruguaya establece que quien quiera vender una propiedad deberá hacerlo a través de un banco, por lo que esa suma será reportada también a la DGI".

El tributarista argentino Iván Sasovsky afirmó que "la ley uruguaya no solo flexibiliza el secreto bancario sino que también grava a las empresas que están en paraísos fiscales, lo cual es toda una novedad porque mucha gente tenía empresas con sociedades en paraísos fiscales".

Para Sasovsky, "pese a que muchas entidades en Montevideo pusieron trabas para transferir fondos a la Argentina, hubo un importante ingreso de divisas para el blanqueo y habrá mucho más ahora con la etapa de inmuebles, porque hay muchas propiedades a nombre de argentinos".

En cambio, el socio del PwC Andrés Edelstein y el abogado Diego Fraga afirmaron que la sanción de la norma no cambiará demasiado el resultado del blanqueo, que captó US$ 97.842 millones hasta fines del año pasado y que seguirá abierto hasta fines de marzo. El 14% estaba en Argentina, US$ 13.715 millones y 86% se refugiaba en el exterior, US$ 84.127 millones

Fraga dijo: "No creo que cambie mucho el resultado del blanqueo porque el que quiere esconder su dinero lo va a hacer. Pero igualmente, mucha gente blanqueó inmuebles y cuentas desde Uruguay".

Edelstein agregó: "La dinámica del blanqueo está jugado, así que no creo que esta ley influya mucho. De todos modos, van a entrar muchos inmuebles de Uruguay y de Miami, porque la cantidad de tasaciones que se pidieron es increíble".

La AFIP había detectado en septiembre pasado, 1.563 propiedades de argentinos en Uruguay que no estaban declaradas. La AFIP no dio datos acerca de cuántas de esas ingresaron al blanqueo.

Del 86% blanqueado en el exterior, el 31% fueron cuentas bancarias, (US$ 26.131 millones; 44,9% inversiones, (US$ 37.748 millones); 17,5% participaciones en sociedades (US$ 14.687 millones) y el 4,2% (US$ 3.965 millones) corresponde a 20.008 inmuebles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)