Con 33 mil toneladas de maíz en tránsito

Primer convoy a Palmira de novel naviera guaraní

La empresa naviera Imperial Shipping Paraguay presentó días pasados en Asunción dos poderosos remolcadores que se suman a otros dos que ya están operando en la Hidrovía Paraguay-Paraná. Aquellos y estos fueron traídos de Alemania como lo mejor, e incorporan una avanzada tecnología que los hace más eficientes en la prestación de sus servicios y en las condiciones de navegabilidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Convoy a Palmira de novel naviera guaraní. Foto: Archivo El País

En el acto de presentación, Fabián Sesto, director gerente de la firma, explicó que actualmente están transportando mineral de hierro, pero con la incorporación de los nuevos remolcadores también apuntan al transporte de granos y de otros productos que el país exporta.

El costo de los remolcadores está estimado en unos 12 millones de dólares cada uno, y tienen una capacidad de empujar 42.000 toneladas en aguas del río Paraguay o un convoy de 12 barcazas. Dichos remolcadores fueron acondicionados para adaptarse a las particularidades del río Paraguay y eso les permitirá navegar durante todo el año, pues son de bajo calado.

Convoy a Palmira de novel naviera guaraní. Foto: Archivo El País
Convoy a Palmira de novel naviera guaraní. Foto: Archivo El País

La matriz de la empresa inversora cuyo nombre es Imperial está en Alemania y su plan es expandir sus negocios en la región. A nivel local la empresa cuenta con 82 funcionarios, la mayor parte de ellos paraguayos. La inversión a nivel local ya ronda los 150 millones de dólares.

Cuenta, como dijimos, con cuatro remolcadores, y se unirá un quinto a la flota a fines de octubre cuando arribe a Nueva Palmira una nave que lo trae. Para el desembarco de este nuevo remolcador se ha previsto la utilización de las propias grúas del barco en forma conjunta, una operación bastante común.

A la fecha, la flota de barcazas de la empresa está integrada por unas 60 unidades, en gran parte construidas en los últimos meses en astilleros del Paraguay.

Las imágenes que publicamos corresponden a la primera etapa de la empresa en Asunción en la recepción de los primeros dos remolcadores y 12 barcazas traídas de Alemania que fueron desembarcadas también en la rada de Nueva Palmira. Como se ve, la nave que trajo las barcazas es del tipo semisumergible. Gran parte de esta información la recogimos del periódico asunceño Última Hora.

Crisis.

Como ya hemos mencionado, esta empresa ha estado transportando grandes volúmenes de mineral de hierro del Brasil a puertos argentinos de la hidrovía para alimentar sus industrias del acero, pero también para transbordar a otros destinos internacionales, principalmente China.

Pero, por lo que hemos sabido de las actividades en la hidrovía, los embarques de mineral principalmente con destino a China, han descendido a causa de las crisis internacional y consecuentemente ha pasado lo mismo con sus precios de mercado.

No es menos desconocido que también han caído los precios de los granos pero, al ser buenos alimentos, los embarques siguen activos. Como no podía ser de otra manera, junto con los precios de las materias primas, minerales y granos han bajado también los valores de los fletes de las embarcaciones, y tanto armadores como productores de materias primas están pasando por momentos preocupantes.

En las actuales circunstancias, la Imperial Shipping Paraguay ha comenzado a transportar granos; vale la pena destacar que el primer embarque realizado a Nueva Palmira ya lo hizo el pasado 20 de agosto, con el transporte de 33 mil toneladas de maíz paraguayo en tránsito con destino a ultramar.

Astilleros.

Por nuestra parte destacamos -y más de una vez nos hemos referido a ello- el notable incremento de la marina mercante paraguaya, que por esfuerzo propio y sabia administración se ha hecho de una respetable flota fluvial, y hoy es el país que cuenta con la tercera flota barcacera más grande del mundo.

Y más aún: una inteligente política de incentivos a la construcción naval consolidó al día de hoy una poderosa actividad que cuenta con varios astilleros que no sólo construyen para sus necesidades, sino que también exportan para países regionales, incluidos Colombia y Venezuela, y lo hacen con calidad, eficiencia, bajo costo y tiempos razonables.

Paraguay fue el primer país en Sudamérica en construir naves, incluso el “Comuneros” que a mediados del siglo XVI devolvió al gobernador Álvar Núñez Cabeza de Vaca preso a España. Hasta ahora tenemos entendido que la flota de Imperial Shipping Paraguay ha estado transportando con sus trenes de barcazas mineral de hierro procedente de Brasil por millones de toneladas con destino a los puertos de la Argentina.

Pero Paraguay está involucrado en un fuerte proceso de expansión agroindustrial y de seguro el volumen de granos exportables inevitablemente aumentará, así que habrá más embarques de granos y se necesitarán, por ende, más bodegas. Imperial Shipping Paraguay las tiene.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)